viernes, 29 de diciembre de 2017

Al-Ghazali - La incoherencia de los filósofos (Libro I: Refutación a la eternidad del mundo).

El título podría sonar confuso, pero aún más lo es con su otro nombre que es ''Destrucción de los filósofos'' ¿Qué significa esto? ¿Acaso Al-Ghazali siendo filósofo refutaba a los mismos filósofos? Por cierto que no hay nada más contrario a este hecho, pues pareciera carecer de sentido. No obstante, debemos tener en cuenta que Al-Ghazali, mucho más que un filósofo que describe las leyes de la lógica o de la moral por medio del Corán, es por sobre todo un teólogo al servicio de Allah. No nos extrañemos en ver que el teólog esté en contra de los pensadores y filósofos precedentes.

Referencias:

(1) Un problema que Cicerón encontraba fundamental y San Agustín encontraba irrelevante, ya que no se puede hablar de tiempo antes de la existencia del mismo. 
(2) Se sigue el rigorismo de Parménides.


La incoherencia de los filosofos


Problema I
Refutación a la creencia de que el mundo es eterno

Detalles de la teoría

Los filósofos discuten sobre muchas cosas con respecto al mundo, pero en lo que acuerdan es que el mundo es eterno. Si es eterno, entonces el mundo a existido conjuntamente con Dios, puesto que él también es eterno. 

Platón sostenía que el mundo fue creado con el tiempo, pero es una incoherencia decir que al mismo tiempo que el mundo fue creado, fue también creado el tiempo puesto que los dos son eternos. Y si son eternos, no deberían tener comienzo. 

Primer argumento

La procesión de un ser temporal desde un ser eterno es absolutamente imposible. Si esto fuera así, entonces tendríamos que preguntarnos en qué momento fue a emerger el mundo. Por lo tanto, una buena pregunta sería ¿por qué el mundo no se originó antes de su orígen?

Una respuesta a esto (la más cercana) sería decir que Dios tuvo la voluntad para crear este mundo. Sin embargo, bien podríamos decir ¿cuándo surgió esta voluntad? es una pregunta irrelevante, pues Dios no necesita del tiempo y por lo tanto, nada que esté en el es dependiente del tiempo. No obstante, la pregunta original sigue estando ¿cuándo se originó el mundo? ¿fue con voluntad o sin voluntad?

Lo eterno no puede tener un cambio porque este cambio lo haría temporal lo cual es absurdo. Por lo tanto, como el mundo siempre ha existido y hay prueba (testimonial) de esto, entonces se deduce que el mundo es eterno. Este es el mejor argumento de los filósofos. 


Argumentos y objeciones de los filósofos

Planteamiento de los filósofos

La primer objeción surge al plantear que el mundo es algo cambiante, y por ser así debe ser entonces el efecto de algo o el producto de algo. De esto se sigue que el mundo debió tener una causa en tanto efecto. 

Ahora, antes de la existencia del mundo existía un creador con una voluntad, pero la voluntad va antes de la creación del mundo. 

Creador → voluntad → mundo

Un ejemplo de esto es de una pareja de casados que se separa. La intención de separarse se pronuncia primero que el efecto de separarse. El efecto de la declaración se pospone hasta que se haga realidad, y por lo tanto el efecto es algo ininteligible hasta ese momento. En otras palabras, todo efecto que es pronunciado es ininteligible hasta que se cumpla en el futuro.

Otro factor que precede a la acción es la intención y esta misma estará antes de la voluntad, puesto que al voluntad es la disposición a iniciar una intención. 

Creador → intención → voluntad → mundo

Entonces, para crear un objeto se necesitaría la intención, que sin obstáculos pueda realizar a libre voluntad el mundo. Sin embargo, el problema sigue siendo el mismo porque la palabra ''cuando'' ya establecería complicaciones. La intención y la voluntad la tenemos clara (?) pero nos falta el lugar en el tiempo.

Los filósofos dicen finalmente que es imposible saber el comienzo del mundo, siendo que el creador está a millones de años que son incalculables. Como son incalculables, son infinitos y lo infinito es imposible de pensar en el ser humano. 

Finito e infinito

Siendo esto así, entonces el creador no podría conocer a sus criaturas puesto que está muy lejos de ellas. Pero esto es absurdo, pues el creador siempre conoce a sus criaturas puesto que las creó. 

En lo eterno no se concede que las cosas tengan un par o impar, es decir, el universo (si es eterno) no podría ser par o impar porque todo lo que es finito es par e impar. De este modo, todas las cosas existentes que son finitas son par o impar. 

¿Qué cosas no son par e impar? el infinito no es par ni impar, pero si consideramos al infinito como un total, entonces este sí sería par o impar. De acuerdo con Aristóteles y Avicena, las almas son incontables en el mundo y por lo tanto estos seres no podrían caer en la denominación de par e impar. Todo lo que es eterno no es ni para ni impar. 

Voluntades humanas y divinas

Los filósofos han examinado la voluntad de Dios como las voluntades humanas. Preguntarse ¿cuándo Dios hizo el mundo y por qué? no es una pregunta que pueda conocerse a través de los conceptos humanos de ''voluntad'' y ''propósito''. 

Semejanza y desemejanza

Una pregunta recurrente es decir ¿cómo es que se creó el tiempo y el movimiento siendo que son cosas distintas? De estos dos conceptos uno se debió crear primero que el otro, y por lo tanto existe una diferencia entre ellos. 

Los filósofos decían que la semejanza y la desemejanza se puede dar en el mundo, tanto así como la rotación de algunos seres celestes. Hay unos que giran de Este a Oeste y otros de Oeste a Este, y los filósofos dicen que estos movimientos son contrarios y por lo tanto, diferentes. 

Sin embargo, Al-Ghazali dice que estos no se distinguen: son similares. Para aclarar esto deberíamos preguntarnos ¿hay alguna similitud en que un cuerpo exista con posterioridad o anterioridad? ¿o la existencia de algo anteriormente es diferente a algo que existe posteriormente? Los filósofos ven esto de la siguiente manera, si existe antes tiene una prioridad y un propósito distinto que un ser que existe después, porque somos todos diferentes. 

No obstante, Al-Ghazali dice que siendo seres humanos, todas las etapas que tienen que pasar los seres humanos son iguales (pubertad, adolescencia, adultez, etc.) y por lo tanto no habría distinción entre ellas. 

Temporalidad y atemporalidad

Al-Ghazali decía que nada que fuera temporal podía venir de algo atemporal (o eterno), pero la pos entonces ¿cómo vino a existir el mundo que es temporal? Tampoco podemos decir que las cosas temporales vienen de otras cosas temporales porque así iríamos ad infinitum sin ninguna solución. Por lo tanto, debe haber un límite entre la cosa creada y ese límite (e inicio al mismo tiempo) es lo eterno.

Además los filósofos dicen que todas las cosas vienen del concepto de rotación y la rotación es un movimiento perfecto e infinito. Todo aquello que perdura tiene rotación, y como las estrellas y los otros astros tienen rotación, su existencia será más duradera. Si esto es así, entonces debemos decir que el mundo ha sido increado porque todo lo que proviene de lo eterno es increado. 

Sin embargo, Al-Ghazali dice que hay que remitirse al creador de aquello que es infinito y ese es Dios. Por lo tanto, lo temporal viene de lo atemporal y el mundo proviene de algo increado, y también se concluye que no es eterno. 

Preexistencia y existencia

Los filósofos dicen: Si el mundo fue creado, entonces Dios estaba antes del mundo y por lo tanto el mundo estaba en una condición de no-existencia (hasta que Dios se propuso crearlo). Esto implicaría una tremenda paradoja porque deberíamos decir que existía ''un tiempo antes del tiempo''(1). Como esto no puede entenderse, entonces se debe decir que el mundo es coexistente con Dios, es decir, los dos son igualmente eternos.

Al Ghazali dice: el tiempo no tiene un comienzo, pero al mismo tiempo fue creado. Para entender esto debemos comprender lo que Al-Ghazali entiende como presencia. 

Por ejemplo, una cosa es decir:


''Cuando Dios estaba, el mundo no estaba''

Y


''Cuando Dios estaba, el mundo estaba''

La primera oración significa que frente a un ser estaba la ausencia de otro, mientras que la segunda significa la presencia de dos seres. No hay lugar para una tercera entidad en ninguna de estas oraciones, es decir, uno va primero que el otro y no puede existir un tercero. 

Los filósofos dicen: en realidad sí hay un tercer ser que sería el pasado, es decir, tendríamos a Dios, al mundo y el pasado en el que existen. 

Al-Ghazali dice: el tiempo pasado, presente o futuro es algo inherente a los seres por lo que no podría contarse como algo que este separado. 

Antes y después

Los filósofos dicen: el mundo no tiene direcciones, es decir, no tiene arriba o abajo, izquierda o derecha. ¿Por qué? simplemente porque es un cuerpo redondo y estos no tienen direcciones. Lo que si tiene el mundo es su existencia que no es relativa al ser humano. Si el mundo vino a la existencia entonces debió tener un antes y un después que además son tiempos distintos. Pero, además de esto, deberemos decir que el mundo, si tiene un antes y un depusés, entonces su destrucción sería inminente y ya no podríamos decir que es eterno, lo cual no es cierto. Por lo tanto, el mundo no tiene antes ni después porque es eterno. 

Al-Ghazali dice: el problema se debe analizar desde otro punto de vista preguntándose ¿tiene un ''exterior'' el mundo? si el mundo ocupara la totalidad de todo el universo, entonces no tendría un exterior, pero sabemos que esto no es así. El mundo tiene un exterior y si tiene un exterior, entonces sí tiene un antes donde fue creado. Si ocupara la totalidad no podría ser posible tener un antes y un después.

Cantidad antes del tiempo

Los filósofos dicen: antes de la existencia del mundo debió haber cantidad y números que desarrollaban el comienzo del mismo. Por lo tanto, debió existir tiempo antes de la creación del mundo, puesto que en toda existencia se necesita cantidad. 

Al-Ghazali dice: admitiendo que el mundo tiene un exterior y que este exterior es diferente a él, entonces bien podríamos decir que antes del mundo había espacio vacío. ¿Puede el espacio vacío ser medido? si es vacío no podría serlo, y por lo tanto la cantidad ni siquiera podría haber existido. Es así que Dios tiene el poder de crear el mundo sin necesidad de tener un plenum, pues si no tuviera la capacidad, entonces tendríamos que decir que Dios no puede hacer ciertas cosas, lo cual es ridículo. 

Creación del mundo como imposibilidad

Los filósofos dicen: es inconcebible que alguien pudiera crear algo de la nada, pues de la nada nada se puede sacar. La creación del mundo esta más allá de cualquier creador. 

Al-Ghazali dice: se insiste en que el poder de Dios es inconmensurable y que si no tuviere la habilidad para serlo, entonces no podría ser omnipotente que es la característica principal de Dios. 

Posibilidad e imposibilidad

Los filósofos dicen: el mundo siempre debió haber sido posible. Es imposible que algo que no-existe se vuelva algo existente. Lo que es posible existe siempre, mientras que lo que no existe, no existe de forma perpetua(2). Si siempre hubo posibilidad de que el mundo existiera, entonces se deduce simplemente que el mundo existió siempre. 

Por otro lado, si fuera falso decir que siempre existió, entonces sería falso decir que la posibilidad nunca cesó. 

Al-Ghazali dice: el mundo nunca cesó de ser posible. Lo que quizás no es posible de determinar son sus especificaciones, pero ya con las especificaciones conocidas podemos determinar que todo de él tuvo un comienzo. 

Los filósofos dicen: antes del origen del mundo debió existir tres clases de existencia:
  1. Posible
  2. Imposible
  3. Necesaria
Por supuesto, el origen del mundo no podría haber sido imposible por lo que esto se descarta. Su existencia tampoco pudo ser necesaria porque el mundo no existe por sí mismo, y por lo tanto quedaría decir su existencia fue posible. 

Como Avicena hubiera dicho, la posibilidad precede a la esencia. Si la posibilidad del mundo siempre estuvo, entonces siempre debió existir un substrato pues la posibilidad no se da por sí sola. ¿Cómo se da el substrato? por medio de la materia y la materia es indeterminada, infinita y por lo tanto, existió siempre.  

Al-Ghazali dice: primero que la materia está la existencia del intelecto. ¿Por qué? lo primero que debemos tener en cuenta es qué existió primero ¿el alma o el cuerpo? siendo que la respuesta correcta es el alma, entonces es el intelecto el que existió antes de la materia. 

Los filósofos dicen: la posibilidad no es un juicio intelectual, ya que esto es sólo el conocimiento de la posibilidad, pero no la posibilidad misma. De hecho, las cosas posibles pasan independientemente del intelecto que las conciba. 

Además, filósofos como Galeno dijeron que el alma estaba impresa en la materia, es decir, que el alma necesita de la materia. Por otro lado, también tenemos a Aristóteles quien decía que el alma (intelección) y el cuerpo (materia) estaban unidos. 

Al-Ghazali dice: en primera instancia, es correcto que ciertas intelecciones pertenezcan al mundo inteligible y no pertenezcan a la vida real. Sin embargo, si decimos que las almas existen, debemos decir también que tienen una esencia que por supuesto está primero que la materia. 

Conclusión

La creencia de que el mundo es eterno e increado ha sido sostenida por los filósofos durante mucho tiempo. Al-Ghazali viene a traer el absurdo de que el mundo no puede ser coeterno con Dios, pues Dios es el creador de todo lo existente. Un razonamiento un tanto obvio si nos remitimos a los textos de San Agustín, pero puede ser que Al-Ghazali no haya conocido las obras del filósofo romano. De todas formas, la forma de verlo que tiene Al-Ghazali es mucho más diferente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario