miércoles, 3 de enero de 2018

Al-Ghazali - La incoherencia de los filósofos (Libro VIII: Imposibilidad de mostrar que Dios es simple).

Cada vez más desenmarañamos más los misterios que envuelven los argumentos de Al-Ghazali. Realmente no ha sido un libro fácil de comprender en el principio, pero cada vez se van esclareciendo más las cosas. Pareciera ser que los filósofos tenían muchas dificultades (lo que no es menor) de demostrar qué es y cómo se daba Dios en el entendimiento humano. Al-Ghazali viene a cerrar estos escollos por medio de la teología, y ahora es el turno de demostrar de qué forma Dios es simple (y no compuesto). 

La incoherencia de los filosofos

PROBLEMA VIII
Imposibilidad de mostrar que Dios es simple

Introducción

Recordemos que simple significa algo que no puede dividirse y compuesto algo que en efecto puede dividirse. Si esto es así, se puede pensar que Dios es simple ¿pero cómo? los filósofos hacen dan sus primeras explicaciones (algo confusas). 

También debemos entender que el concepto de quididad cambia mucho en este respecto. La quididad no sería lo mismo que la esencia, es decir, la quididad está mucho antes que la esencia porque determina la existencia (esencia de la existencia). En otras palabras, la palabra quididad respondería a la pregunta ¿qué es? 

Dios sin quididad

Los filósofos dicen: si el Ser Supremo tuviera quididad, entonces su existencia se debería a que él mismo es subordinado. La existencia es un accidente de la esencia. 

Al-Ghazali dice: la existencia está relacionada con la esencia y esto no tendría nada de malo, pues la existencia de Dios es incausada. Recordemos que la regresión para encontrar la esencia de Dios sería la quididad. 

Quididad → existencia   esencia → atributos 

Los filósofos dicen: si esto es así, entonces deberíamos decir que Dios sería un ser dependiente de una quididad si es que le añadimos la ''esencia'' o decimos que la quididad es el fin de buscar el principio de Dios. 

Al-Ghazali dice: la quididad originada no es la causa de su ser. Si Dios no existiera, entonces no podría tener esencia, y todo ser que tiene esencia existe. Por lo tanto, no es correcto negar la esencia a Dios. 

Los filósofos dice: la simplicidad no es compatible con la existencia de la  esencia. Dios tendría que ser pura quididad. 

Al-Ghazali dice:  la existencia sin quididad o esencia es ininteligible. Ningún ser se puede entender sin existencia y mucho menos sin quididad, de otra manera, tendría que ser un no-ser y por lo tanto deberiamos decir que Dios no existe. Negar la quididad es negar la existencia. 

Los filósofos dicen: Dios existe pero no en el modo de la quididad o de la esencia que el solo hecho de ser, la haría dependiente de otro ser. 

Al-Ghazali dice: decir que Dios existe sin quididad es lo mismo que decir ''Dios existe pero no existe'', lo cual es una contradicción brutal. Finalmente, negar la quididad es negar la existencia. Si es así, el único término que nos quedaría es ''existencia'' que de hecho no podría entenderse si no hay quididad. 

Los filósofos dicen: la realidad de Dios es que es necesario. Esa es su quididad. 

Al-Ghazali dice: ''Necesariedad'' sólo implica la negación de que es causado. Es una negación que no puede constituir la realidad de un ser. La existencia no es la quididad (pues está subordinada a ella) y si no está relacionada a ella, tampoco puede ser. Por lo tanto, Dios si tiene quididad porque de otra manera no existiría.



Conclusión


Importantísimo libro para comprender el concepto de quididad que luego será desarrollado más en detalle por otros pensadores medievales. A pesar de la claridad de los argumentos de Al-Ghazali, aún se puede dudar de la existencia esencia y atributos de Dios. Sin embargo, es cierto, nada puede ser concebido sin esencia o quididad. Nada se podría predicar (como diría Plotino) sin una esencia y no obstante, de Dios se debe predicar algo para decir que existe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario