sábado, 27 de enero de 2018

Ocasionalismo

Ocasionalismo

Esta es una de las doctrinas religiosas que originalmente se puede identificar en los textos de Al-Ghazali, filósofo árabe comparable con Al-Farabi y Avicena. 

Teoría

La teoría explica que Dios y sólo Dios es la causa de todas las cosas que existen en este mundo. Todas las demás ''causas'' son secundarias y responden a la gran causa que sería Dios mismo  a través de sus acciones y decretos.

El primero en establecer los indicios de esta teoría (sin llamarla como tal) fue Al-Ghazali. En su texto llamado ''La incoherencia de los filósofos (Libro XVII)'' critica a los demás filósofos neoplatonistas que dicen que existen leyes naturales independientes de Dios. 

Una de las discusiones del libro de Al-Ghazali es la propuesta de los filósofos al decir que Dios no conoce los particulares pero sí los universales. Los filósofos decían que Dios sólo se conocía a sí mismo al ser un ser superior, sin embargo, esto significaría anular toda la omnipotencia de Dios frente a los seres inferiores. ¿Cómo es que Dios siendo todopoderoso y omnipresente no podría identificar a los particulares? ¿qué puede prevenir al todopoderoso de conocer a los particulares? La respuesta es: nada.

Así como nada previene a Dios de conocer los particulares e interferir en ellos, entonces se puede decir que Dios es causa de todas las cosas que existen. Si no fuera así se tendría que preguntar ¿qué previene que Dios no fuera la causa de todas las cosas incluyendo las particulares? Nada. Y como es nada, entonces Dios es causa de todas las cosas. 

Ejemplo

En su mismo libro, Al-Ghazali propone un ejemplo para probar la omnipotencia de Dios. Este ejemplo se da en una discusión con los filósofos:

Los filósofos dicen: cuando el fuego quema el algodón, el fuego no tiene ninguna voluntad de quemar pues su naturaleza obliga a quemar las cosas. Por otro lado, el algodón comienza a consumirse al contacto del fuego porque esta también es su naturaleza. 
Al-Ghazali dice: Dios es quien hace que el algodon obtenga su negrura, pero no es el fuego. El fuego no puede emprender acción alguna pues el fuego es algo inanimado. 
Podríamos emprender esto de otra forma: ¿es el pan la causa de la satisfacción del hambre? ¿es el fuego la causa de la quemadura? como estos objetos no tienen propósito ni voluntad, entonces no podemos decir que ellos fueron la causa. 

Otro ejemplo que pone Al-Ghazali es cuando se ponen dos motas de algodón frente al fuego de la misma manera. ¿Acaso un algodón se quema y el otro no? Por supuesto que no, si el fuego tuviera voluntad o ''quemara'' el algodón entonces alguna vez el fuego tendría que quemar uno u otro. Sin embargo, esto no es así. El fuego no discrimina entre qué quemar y qué no. 

Esto deja entre ver que todo lo que ocurre, ocurre por la voluntad racional de Dios. De alguna manera, las leyes naturales no existirían para aquellos que afirman el ocasionalismo porque la única ley que se sobrepone siempre es la de Dios. 

Crítica

Una de las críticas a esta teoría las trae el filósofo musulmán Averroes, quien en su libro llamado ''La destrucción de la destrucción (o la incoherencia de la incoherencia)'', presenta la misma teoría de Al-Ghazali para rebatirla. 

Recordemos que el libro de Averroes es justamente una crítica al libro de Al-Ghazali llamado ''La incoherencia de los filósofos (o La destrucción de los filósofos )''. En esta teoría, Averroes dice que lo objetos sí tienen voluntad, pero no como la de los humanos sino que una natural.  

Para Averroes, todo aquello que actualice la potencia se convierte en agente inmediatamente. En efecto, cuando un hombre quema a otro se dice que el hombre mató al otro hombre y no el fuego al hombre, pues el fuego no tiene voluntad. Sin embargo, ¿qué pasa cuando el hombre se quema con el fuego sin que nadie manipulase el fuego? nadie podría decir que el fuego no lo quemo ni tampoco podría decir que lo quemó metafóricamente. El fuego sería el agente del daño en el hombre. 

Averroes culpa Al-Ghazali de cometer la famosa falacia ''secundum quid'' que consta en ignorar las excepciones para abrir paso a una generalización. Por ejemplo: si el fuego no es agente en una situación, entonces no es en ninguna otra.

Conclusión

Esta teoría surge justamente en los tiempos en que se empezaba a dejar de lado la filosofía por la religión. Me parece un poco extremo llegar a la conclusión de que no existen las leyes naturales, aunque también hay que tener en cuenta lo que Immanuel Kant había dicho siglos atrás: ''La razón le da leyes a la naturaleza''. Si esto es así, ¿cómo sabemos que esas son las leyes de la naturaleza? si no se puede probar que son realmente las leyes, entonces dejaríamos espacio para aceptar la teoría del ocasionalismo. Una teoría para seguir pensando. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario