lunes, 8 de enero de 2018

Al-Ghazali - La incoherencia de los filósofos (Libro XV: El movimiento del cielo).

Seguimos con las dificultades del movimiento del cielo. Para los antiguos, es difícil tener la información exacta que ahora tenemos sobre astrofísica. Sin embargo, estas discusiones que hemos presenciado no están vinculadas directamente con la astrofísica, sino que más bien están relacionadas con metafísica y religión. Sigamos con las interrogantes sobre el movimiento rotatorio del cielo.


Referencias:

(1) Esta definición de movimiento por parte de los filósofos se encuentra en el Libro Anterior

La incoherencia de los filosofos

PROBLEMA XV

El movimiento del cielo

Introducción

El Cielo busca a Dios a través de sus movimientos y lo obedece acercándose a lo que sea más parecido a él. Como todo movimiento tiene un deseo, todo movimiento tiene una voluntad. 

¿Qué quiere decir con que se busca lo más parecido (o lo más cercano)? que en realidad se buscan los atributos y no su esencia (pues esa es inalcanzable). Por lo tanto, los seres más cercanos a Dios son los ángeles quienes son tan poderosos como él excluyendolos de la esencia. 

El Cielo trata de alcanzar la asimilación con Dios de 2 formas:

  1. Tomando todas las posiciones que le son posibles.
  2. Los efectos que hacen todos los movimientos del cielo. 

Tenemos entonces que hay seres que van mucho más allá para poder asemejarse a Dios. 

Posibles objeciones

Los filósofos dicen: estar en todos los lugares es posible para el hombre. No puedo estar en todos ellos de una vez, pero si puedo estar en ellos por especie. Eso es lo más cercano a Dios que se puede estar. 

Al-Ghazali dice: entonces, la definición de movimiento que ellos tienen ''ir de un lado para otro''(1) sería desacertada, ya que ellos mismos dicen ''es posible para el hombre'', por lo tanto, ¿qué diferencia tendría con Dios? Además esto pondría en contradicción su proposición de que Dios hace las cosas por voluntad. 

Los filósofos dicen: el Cielo no podría tener perfección si su movimiento se dirigiera a todas partes indeterminadamente. El movimiento del Cielo tiene cierta dirección porque así es el mandato de Dios. Por otro lado, el Cielo inspira a las cosas demás baja categoría en el mundo para que sigan este movimiento. 

Al-Ghazali dice: lo anterior es falso, porque asemejarse a Dios significa (según los filósofos) no cambiar y por lo tanto no estar en movimiento. 

Conclusión

De manera muy fácil Al-Ghazali ha refutado a los filósofos sobre el movimiento del Cielo. Sin embargo, ¿qué respuesta nos tiene Al-Ghazali? es una refutación, pero una refutación sin respuesta. Supongo que al negar lo que dicen los filósofos, al mismo tiempo estaría aceptando lo contrario de los filósofos, o tendría una salida alternativa. En cualquier caso, sigue siendo interesante la mirada de Al-Ghazali

No hay comentarios:

Publicar un comentario