lunes, 7 de mayo de 2018

Imperio Parto (247 a. C. - 224 d. C.).

Este podría ser uno de los imperios que le dio más problemas al Imperio Romano que cualquier otro. Sus batallas dieron duras bajas al Imperio por lo que su posición en la historia no se puede desestimar. Debemos decir que el Imperio Parto vio el proceso de Roma cuando pasó de ser República a Imperio, vio las victorias de Alejandro Magno, el inicio del cristianismo y tantas otras cosas históricas que veremos aquí en los siguientes apuntes de filosofía. 

Imperio Parto


Orígenes

Arsaces I

De sus orígenes no muchas cosas son conocidas, más allá de que su primer gobernador fue Arsaces I. Este había sido gobernador bajo Diodoto I que era un rey griego, pero Arsaces se reveló contra este rey y decidió hacer su propia ley escapando del reino.

Arsaces era el caudillo de unos hombres llamados parni que estaban en contra del Imperio Seléucida gobernado en ese tiempo por Andrágoras en el año 247a. C. Los partos pudieron quedarse con el territorio de Hircania, y luego Arsaces mejoró las relaciones con Diodoto II por lo que se produjo un período de paz. 

Creación del Imperio Parto

Reyes de Partia

Los sucesores de Arsaces I pudieron establecer el dominio del Mar Caspio. Con la conquista de los reyes partos como Mitrídates I (171 a. C. - 138 a. C.) y Artabanus II (128 a. C. - 124 a. C.) toda la meseta de iraní y los Valles del río Tigris y Eufrates estuvieron en control de los partos. 

Mitrídates II el Grande (123 a. C. - 88 a. C.) derrotó a los escitas y restauró el poder después de muchas batallas con el mismo pueblo. Luego, en el año 92 a. C. Mitrídates II consigue el primer tratado entre Roma y el Imperio Parto. 

A la muerte de Mitrídates II hubo mucha confusión, ya que las tribus que rodeaban el Imperio Parto no dejaron de atacar. Sin embargo, con la llegada del rey Sanatruces la confusión llegó a su fin en el año 75 a. C. A pesar de esto, no fue hasta el sucesor de Sanatruces, llamado Fraates IV de Partia que el Imperio consiguió estabilidad. 

Sin embargo, en el mandato de Fraates IV surgió una revuelta el año 32 a. C. donde un tal Tiridates era el líder. Al principio esta funcionó muy bien, pero luego fue sofocada el año 25 a. C.

Fin del Imperio Parto

Las relaciones con el Imperio Romano y con los otros imperios se fue debilitando cada vez más. Los emperadores romanos Trajano y Séptimo Severo entraron en territorio Parto de manera profunda, lo que dejó el Imperio Parto en una gran crisis. Quien tomó la iniciativa de atacar el Imperio Parto por primera vez por Marco Licinio Craso, el mismo que detuvo a Espartaco

Finalmente, en el sur de Irán, el Imperio Sasánida bajo el liderazgo de Ardashir I (224 d. C. - 241 d. C.) derrocó a los partos y así terminaba a historia de Partia. 




Conclusión

Una vida realmente prematura tuvo el Imperio Parto, que a pesar de tener un largo período de paz tuvo que ceder ante los ataques de los otros imperios beligerantes. Ni el Imperio Romano duró  toda la vida y es que pareciera ser que la lección que nos da la historia, es que el poder concentrado en una sola parte tarde o temprano llega a desmoronarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario