sábado, 19 de mayo de 2018

San Anselmo de Canterbury - Monologion (Capítulos XII - XX) (1076)

Nos introducimos cada vez más en las características del Ser Supremo que hemos visto en los capítulos precedentes. En todo caso, también seguiremos hablando de aquellas cosas que rodean al Ser Supremos como sus creaciones, a las que San Anselmo de Canterbury busca la causa de su existencia. Este es un trabajo que no pocos filósofos se han encargado de realizar pues la tarea llama muchísimo la atención. Debemos analizar esta información con todo el raciocinio de los filósofos precedentes. 

Referencias:

(1) Una clara interpretación plotiniana de la cual nada puede predicarse de lo Uno. 

MONOLOGION
(Capítulos XII - xX)

Capítulo XII y XIII: La expresión del Ser Supremo es el Ser Supremo

Más allá de cómo pudo haber el Ser Supremo creado todas las cosas, la substancia de la cual las hizo provendría de él mismo. 

De modo que todo lo que no es idéntico al Ser Supremo fue hecho por el Ser Supremo. Es irracional pensar, de acuerdo a Anselmo, que todas las cosas guardan una continuidad que es la misma que la del Ser Supremo. 

Todas las cosas existen a través de él por lo cual las cosas no tienen la misma propiedad de él.

Capítulo XIV: El Ser Supremo existe en todas las cosas y vive a través de todas las cosas

Considerando el planteamiento anterior, podríamos decir que donde no haya existencia de alguna cosa, entonces tampoco podrá estar el Ser Supremo, o donde quiera que el Ser Supremo no exista nada existirá.

Sin embargo, el Ser Supremo abarca toda la existencia de las cosas por lo que no habría nada que no pudiera abarcar. Por lo tanto, nada puede sobrepasar esta naturaleza, muchos menos un ser creado por la misma. 

Capítulo XV: Lo que no puede ser predicado del Ser Supremo

Anselmo reconoce lo difícil de la tarea diciendo que él no sería capaz de definir al Ser Supremo, y que no cree que exista una palabra que pueda definirlo (ni siquiera ''Ser Supremo'')(1). Lo que sí cree Anselmo, es que este ser puede ser relacionado con alguna otra palabra. 

Por ejemplo, podríamos decir que el Ser Supremo es grande, pero solo de manera relacional y no de manera substancial. Podría preguntarse que lo negativo podría predicarse del Ser Supremo; por ejemplo, que no es grande (porque nada se puede predicar). Sin embargo ¿qué podría ser mejor? ¿ser o no ser? Algunas veces puede ser mejor no-ser (por ejemplo, no-desgracia que la palabra desgracia) y a veces el ser (por ejemplo, ser bueno a ser no-bueno).

No obstante dicho lo anterior, siempre será mejor que un ser exista, y, como no podemos hablar de algo a menos que exista, entonces el Ser Supremo debe ser relacionado con la existencia.

Capítulo XVI: La justicia en el Ser Supremo

Cuando hablamos de este Ser Supremo no hablamos de él como sustancia, sino que hablamos de él como tipo de ser, ya que su substancia es impredicable. 

Si añadimos el concepto de ''justicia'' tendríamos que decir que el Ser Supremo está relacionado con la justicia, ya que de él no puede predicarse algún concepto. Sin embargo, esto nos llevaría a decir que el Ser Supremo no es justo por sí mismo sino que a través de otra cosa, lo cual es contrario a lo anterior. Pero debemos ahondar un poco más. 

Del hombre se dice que es justo, es decir, que obtiene justicia pero que no es la justicia misma. ¿Dónde está la justicia entonces? Siendo la justicia algo bueno y existente, entonces esta debe ser parte del Ser Supremo, pero como este no puede ser algo a través de algo, entonces deberíamos decir que el Ser Supremo es la justicia misma

El Ser Supremo no puede ser justo a través de algo, sino que es Justo por sí mismo que sería lo mismo que decir que él es la justicia misma. 

Capítulo XVII: Simplicidad del Ser Supremo

Si el Ser Supremo es Justicia ¿Podríamos decir que el Ser Supremo abarca todas las cosas buenas que comprende la justicia? si decimos que el Ser Supremo está compuesto de muchas cosas, entonces caeríamos en un error porque acabaríamos con la singularidad del mismo. 

Y sin embargo, el Ser Supremo sería justicia considerando que es lo bueno. Por lo tanto, Anselmo establece que todas las cosas buenas que representarán al Ser Supremo, no solo están en él sino que todas juntas son una. Así como el hombre es racional y animal y no estas cosas por separado, el Ser Supremo es todas las cosas buenas y existentes que representan la justicia. 

Capítulo XVIII: El Ser Supremo no tiene comienzo ni fin

¿Puede este ser crearse de sí mismo? ¿crearse de algo más? ¿crearse a través de algo más? la respuesta a todas estas preguntas es no, ya que el Ser Supremo no tiene fin ni comienzo. Que tenga comienzo significaría que fue creado desde un punto y el Ser Supremo no fue creado. 

Si el Ser Supremo tuviera fin, eso significaría que tiene término y corruptibilidad lo cual es absurdo por lo ya mencionado. Ahora, supongamos que el Ser Supremo siendo verdad tenga un fin. Eso nos haría pensar que la verdad, algo que es inamovible, tendría un fin esperable lo cual no tendría sentido con las características del Ser Supremo. Así el Ser Supremo no tiene ni principio ni final. 

Capítulo XIX: Nada existió antes y nada existirá después del Ser Supremo

Puede haber una insistencia en que antes del Ser Supremo existió algo, o que nada existía antes de él. Sin embargo, ¿cómo podemos decir que algo que existió siempre empezó a existir en algún momento después de la nada? Como esto es ridículo, debemos decir que el Ser Supremo existió siempre. 

De ahí que el mismo Anselmo use la frase:

''Nada existió antes del Ser Supremo''

Esta frase tiene dos significados: uno es que la nada existía antes del Ser Supremo y la otra es decir que ninguna cosa estaba antes del del ser, ya que el Ser Supremo es infinito. Esto quiere decir que se sostiene la aseveración de Anselmo por la cual el Ser Supremo es infinito.

Capítulo XX: El Ser Supremo existe en todos los lugares y en todos los tiempos

Sería realmente contradictorio que el Ser Supremo no exista en ninguna parte, ya que dejamos establecido que es eterno. Al ser eterno, su substancia estaría en todas partes porque si no estuviera en todas partes no podría estar en ninguna. 

Además, todas las cosas que existen ahora son gracias al Ser Supremo, por lo que sin la existencia del Ser Supremo no podría existir nada en absoluto. 

Conclusión

Al fin vemos algo más característico del Ser Supremo en cuanto a su substancia. Es importante notar el hecho de que Anselmo responde a las difíciles preguntas de Plotino sobre la imposibilidad de predicar algo sobre Dios. Aquí tenemos la solución que va desde su omnipotencia hasta su ser que lo hace existir. Si puede predicarse algo de Dios, eso sería todo aquello que conlleva la justicia y sus bondades, que a la vez son una. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario