lunes, 20 de noviembre de 2017

Paso del mito al logos.

Paso del mito al logos

Referencias:

(1) Para más información véase Hipócrates - Tratado sobre las enfermedades.

Contexto

En la antigua Grecia se dio lo que hoy llamaríamos como mitos de mano de dos escritores de la antigüedad: Homero y Hesíodo. Estos nos relataban los acontecimientos que sucedían entre los hombres y los dioses, quienes tenía una relación dicotómica entre mando y obediencia. 

Los mitos sirvieron en la antigüedad para poder explicar los fenómenos naturales que rodeaban al hombre, a falta de la información o tecnología que en esos tiempos no se desarrollaba del todo. 

La creación del mundo era incomprensible sin la presencia de los dioses o seres divinos que configuraran la complejidad que vemos en la realidad. Esta fue una mirada práctica a la realidad y de ahí que el mismo Hesíodo explicara esto en su Teogonía. Sin embargo, con el tiempo el hombre va entendiendo que hay ciertas causas que tienen explicaciones más allá de una divinidad, o mejor dicho de otra manera, que tiene mucho más sentido que el mito. 

El paso al logos

Es aquí cuando surge el surgimiento del ''logos'' que en griego antiguo se traduce como ''razón''. Un ejemplo claro de esto lo vemos en algunas obras de Hipócrates, padre de la medicina, quien intentaba de dar una explicación racional a la epilepsia, que en esos tiempos era llamada ''Enfermedad Sagrada''. 

Los magos y purificadores de la antigua Grecia decían que los hombres que padecían esta enfermedad sagrada debían usar ciertos trajes y comer ciertos alimentos para evitar la enfermedad. Por supuesto, esto se debía a la cultura mítica que tenían los griegos en esos tiempos.

No obstante, es el mismo Hipócrates quien viene a aclarar que la epilepsia tiene muy poco de ''sagrada'' porque tiene causas naturales y humanas, en vez de divinas y supersticiosas. Es así que el mismo Hipócrates da unas cuantas razones de porqué no se debe considerar a la epilepsia como enfermedad sagrada (por ejemplo que es hereditaria)(1).

Otro ejemplo pueden ser los filósofos presocráticos que daban la explicación del mundo a través del concepto de arjé, es decir, que existía un principio del cual se formaban todas las otras cosas. Tales decía que era el agua, Heráclito decía que era el fuego, Pitágoras decía que eran los números, Anaxímenes el aire, Anaximandro el apeiron, Anaxágoras las semillas y Demócrito los átomos. 

Conclusión

En fin, el paso del mito al logos quiere decir en otras palabras ''el paso de la superstición (o religión) a la razón (o la ciencia)''. Esto dió camino a que surgiera lo que hoy conocemos como filosofía. Como vemos, ambas son una necesidad, me refiero tanto al mito como al logos; el mito porque necesitamos una base con la cual partir, y el logos porque el análisis del mito nos servirá para plantear las causas de todos los seres. 

1 comentario:

  1. y la necesidadd del mito aun vigente como x ejemplo el mito del desarrollo sustentable, del nuevo orden mundial

    ResponderEliminar