domingo, 29 de abril de 2018

Historia de la Antigua Grecia (1200 a. C. - 146 a. C.).

Uno de los pueblos más impresionantes de la historia, sí, al fin vemos la historia de los griegos a cuales les debemos la filosofía, la ciencia, la religión, entre otras cosas. La sabiduría de estos hombres era tal que la filosofía no podía pasar desapercibido en ninguno de los aspectos de la polis. Recordemos que en algunos apuntes atrás habíamos visto la historia de los micénicos, quienes serían la civilización anterior a los griegos que hablaremos ahora. Una civilización poderosa que sólo pudo colapsar por otro poder inmenso que era el Imperio Romano.

Referencias:

(1) Una de las islas más pequeñas de Grecia.
(2) Helenístico significa literalmente todo lo que corresponde con la cultura griega.

Historia de los griegos
(1200 a. C. - 27 a. )

Orígenes

Los micénicos habían sido invadidos por los Pueblos del Mar quienes los vencieron definitivamente. Sin embargo, más que a los Pueblos del Mar, su derrota fue adjudicada a los pueblos dorios.

La invasión doria

Los dorios eran un pueblo que tenía una sociedad militar muy fuerte. La vida de estos era muy ruda, adoraban mucho más a los dioses masculinos que los femeninos, usaban armas de hierro, y su vida fue tan dura que a estos tiempos se les llamó ''Edad oscura''. 

Luego de la invasión doria, los griegos comenzaron a retomar el desarrollo de la sociedad y comenzaron a diseñar el lenguaje, y la religión que se mezclaba con la doria. Todos comenzaron a reconoce a una familia de dioses que vivían en el Monte Olimpo y que se manifestaban en distintas formas. 

Todos los griegos les rendían cultos a través de ciertas actividades; por ejemplo, festivales, concursos atléticos y tributos. Uno de los más famosos fue aquel llamado Los Juegos Olímpicos que estaban dedicados al dios Zeus y la diosa Hera. 

Dichos juegos comenzaron en el año 776 a. C., que encima es el primer dato registrado en la historia de Grecia. 

Período arcaico
(Siglo VIII a. C. - Siglo VI)

Las ciudades-estado

Una vez que las invasiones dorias fueron olvidadas, los griegos comenzaron a formar las famosas ciudades-estado las cuales eran pequeñas naciones en Grecia. 

Desde el año 800 a. C. una ciudad amurallada se comenzó a construir con el propósito de conservar las pequeñas aldeas y los tempos de los griegos, quienes, gracias a esta, los ciudadanos griegos pudieron protegerse de los invasores. A esta ciudad se le llamó ''Acrópolis''. Esta también contenía el mercado que se llamaba el ''Ágora'' y los cuarteles residenciales. 

Cada ciudad-estado tenía un gobierno independiente de las cuales en la antigüedad se conocieron 5: Atenas, Esparta, Tebas, Corinto y Argos. 

Migraciones, expansión y cultura

Estimulados por seguir su expansión, los griegos colonizaron nuevas ciudades en Asia menor, el Mar Negro, Francia, España y el Norte de África. En estos pueblos, los ciudadanos se diferenciaban por ser bárbaros y griegos. 

Lo que fue considerado como literatura en Grecia fue la filosofía y los relatos extraordinarios de Homero como la Ilíada y la Odisea, basados en la Guerra de Troya y los viajes de Odiseo. Tenían a Safo de Lesbos como a la mejor poetisa de la época, a Tales de Mileto como el mejor matemático y a Hesíodo como el hombre que representaba la moral.  

En cuanto a las artesanías, los griegos adoptaron los modelose influencias de Egipto y Asia Menor, por lo cual su arte integró la decoración geométrica. 




Período clásico
(Siglo V a. C. - Siglo IV a. C.)

El año 500 a. C. en la Antigua Grecia se dio el período clásico que estuvo no exento de guerras y conflictos. Persia, un pueblo de origen indo-europeo, invadió Grecia dos veces por lo que los griegos se tuvieron que preparar. 

Guerras greco-persas 

Las guerras greco-persas comenzaron en el año 499 a. C. cuando las ciudades jónicas (Grecia asiática) se revelaron contra el Imperio Persa. Los persas acabaron con la rebelión y Darío I el Grande decidió castigar Atenas. 

En 490 a. C. Darío I invadió Atenas, pero la ciudad pudo repelerla gracias a su armada; sin embargo, 10 años después, el rey Jerjes de Persia lideró una enorme invasión para vengarse. Esta invasión sí fue efectiva, y luego de haber pasado las termópilas, los persas destruyeron Atenas y quemaron la Acrópolis. Sin embargo, uno de los comandantes griegos de ese tiempo llamado Temístocles lideró a los barcos derrotados, y, posteriormente, en la bahía de Salamina la armada de Persia fue derrotada en el año 479 a. C.

De aquí que Atenas se pudo recuperar y comenzaron a reconstruir la ciudad a gran escala. 

Atenas y Esparta

Estas dos ciudades eran las más grandes de Grecia, pero sus gobiernos eran muy distintos. Esparta tenía un gobierno militar liderado por dos reyes, su consulado y unos pocos miles de ciudadanos-soldados. Los espartanos enfatizaban la vida dura y una rígida adherencia a la tradición; los hombres eran entrenados para la guerra mientras que las mujeres debían crear a sus hijos (para la guerra también). 

Todo este tipo de gobierno se lo debieron a un legislador de aquel tiempo llamado Licurgo.

Por otro lado, Atenas tenía una constitución que la representaba en el gobierno. El plan de Atenas era que todos los hombres votaran por igual, ricos y pobres. El quórum era aproximadamente de 6000 personas lo cual hacía de Atenas una ciudad totalmente democrática.

Todo este tipo de gobierno se lo debieron a un legislador de aquel tiempo llamado Solón. 

La Liga de Delos

Atenas había liberado las islas del Mar Egeo y a Jonia de los persas, pero la ciudad insistió en que se creara un órgano protector para protegerse de los persas. Esta confederación, con los recaudadores que la servían, fue creada en Delos(1)La transferencia del tesoro a Atenas en el año 454 a. C. indicaba claramente que la Liga de Delos convertiría a Atenas en un Imperio. 

El Pireo se había convertido en el puerto del Mediterráneo y Atenas se había vuelto una ciudad rica en comercio y tributo. Esto ayudó a lograr las ambiciones de Pericles para hacer de Atenas ''la escuela de Grecia''. 

Guerra del Peloponeso

No obstante, Esparta no se quedaría de brazos cruzados viendo como Atenas crecía en la medida de un Imperio. Ciudades como Corinto y Tebas se unieron a Esparta para hacer una oposición que llevó a realizar la conocida Guerra del Peloponeso (431 a. C. - 404 a. C.).

Tucídides, historiador y militar ateniense, describió la guerra de manera magnífica, nombrándola como una de las guerras más importantes en la Antigua Grecia. La guerra terminó con la derrota de Atenas y junto con esto, la guerra se llevó la vida de Pericles. 

Luego, las ciudades griegas se dieron cuenta que el poderío ganado por Esparta era aún más duro que el de Atenas. Muchas ciudades comenzaron a rebelarse para agotar el poder espartano.  Atenas volvería a tener el poder que tenía antes, gracias a la alianza para derrotar la influencia espartana. 

Finalmente, Atenas se volvió a convertir en una ciudad importante y recuperada. Se volvió el centro de la cultura, ya que uno de los más importantes hombres de la historia dio la luz que sus ciudadanos necesitaban: Sócrates. De este hombre hubo mucha información y libros escritos (aunque él nunca escribió una obra), pero lamentablemente fue ejecutado por ''impiedad'' en el año 399 a. C. ya que las leyes de Atenas no permitían este tipo conductas. 

Filipo II de Macedonia

En el año 359 a. C., la poca desarrollada ciudad de Macedonia, al norte de Grecia, adquirió un nuevo rey llamado Filipo II. Este rey fue un genio militar y un hábil diplomático que vivió toda su vida en Tebas. 

De su tierra, Filipo reunió a los clanes de su propio país para organizar una armada. A través de la manipulación de estos clanes, Filipo expandió el poder de Macedonia, aprovechando al división de las ciudades en Grecia. El orador ateniense llamado Demóstenes trató de persuadir a Atenas y a Tebas para resistir a Filipo, pero lamentablemente las ciudades perdieron La Batalla de Queronea en el año 338 a. C. Con esta derrota, Filipo II hizo de Macedonia el verdadero gobernador de toda Grecia. 

Filipo II fue asesinado el año 336 a. C. en medio de la preparación para invadir Persia. Fue sucedido por su hijo Alejandro quien tenía 20 años de edad. Alejandro era un hombre despiadado que menospreciaba a las ciudades que se rebelaban contra él. 

En el año 334 a. C. cruzó Asia desafiando exitósamente a Dario III. Su poderío se expandió desde la Hélade hasta la India y luego idearía un plan para unir tanto a los persas y a los griegos para hacerlos un solo pueblo, una sola civilización. Su maestro fue el conocido filósofo Aristóteles quien lo entrenó intelectualmente, aunque el filósofo no tenía mucha paciencia con este hombre. 

Alejandro fue conocido posteriormente como Alejandro Magno, ya que lo consideraban uno de los más grandes conquistadores de la historia, una especie de semidios. 

Sin embargo, este semidios moriría en el año 323 a. C. en Babilonia debido a una fuerte fiebre.





Período helenístico(2)
(323 a. C. - 224 a. C.)

Macedonia y los griegos

Luego de la muerte de Alejandro Magno, el poder de la Antigüedad se tornó a las ciudades del Medio Oriente y Egipto. Los diácodos, que eran las familias y generales enemigos de Alejandro Magno, establecieron dinastías en Pérgamo, Antioquía, Seleucia, en el Tigris y Alejandría.

Si con Alejandro Magno se propagó la cultura y el conocimiento, con el nuevo orden se restringieron a un círculo pequeño y específico. Los de la realeza crearon bibliotecas gigantescas en Pérgamo y Alejandría, y esta última teniendo 500.000 pergaminos. 

En Egipto existió la dinastía de los Ptolomeos quienes se preocuparon de fundar un museo en conexión con la biblioteca de Alejandría, de modo que los intelectuales pudieran trabajar y vivir en él. Entre ellos estaban los matemáticos Euclides, Apolonio y Arquímedes; los astrónomos como, Eratóstenes, Aristarco y Ptolomeo; y finalmente Galeno, quien era un médico sucesor de Hipócrates. 

Arte y literatura

Se creó la nueva comedia que estaba basada en la clase media representaba una de las primeras formas de literatura. Se tenía a hombres como menandro, Teócrito, Calímaco y Apolonio de Rodas. 

También existió el arte en cuanto a bustos como la figura de la Venus de Milo o la Victoria de Samotracia que son creaciones helenísticas. El característico coloso de 100 pies hecho de bronce en el puerto de Rodas y el gran altar de Zeus en Pérgamo.

No obstante todo esto, Atenas seguía siendo el centro de la filosofía y el pensamiento, con las conocidas escuelas de los estoicos y los epicúreos. Gracias a estas escuelas, la religión fue relegada a un tipo de salvación personal más que una filosofía de vida. Los dioses del Olimpo ya no tenían la importancia de antes, y ahora se consideraban como guardianes de las ciudades. 

Antipatro y la victoria sobre los aliados griegos 

Después de la muerte de Alejandro Magno, los atenienses decidieron comenzar la guerra formando alianza con la Liga Aetolia. Esto dio como resultado la Guerra Lamiaca donde se enfrentaron Atenas y sus aliados contra Macedonia. 

Sin embargo, con la ayuda de Antipatro que era regente de Macedonia, Atenas se rindió oficialmente en Septiembre del año 322 a. C. Un año después la Liga Aetolia llegó a buenos acuerdo con Antipatro para arreglar todo e intervenir en Asia. 

Desde el año 320 a. C. al 275 a. C., las ciudades de la tierra principal estaban envueltas en las guerras de los diádocos los cuales eran los antiguos generales de Alejandro Magno. Demetrio I fue uno de los generales más conocidos en Grecia por sus intentos de revivir la Liga Corintia y hace tratos con la ciudades aliadas.  

Sin embargo, hasta el año 224 a. C. la fuerza de Macedonia fue perdiendo liderazgo por los constantes ataques de Pirro de Epiro (muerto en el año 272 a. C.), por las actividades de Ptolomeo II y otros monarcas helenicos. En ese momento, la Liga Etolia recobró importancia.

La llegada de los romanos

Entre los años 224 a. C. y 205 a. C., los gobernantes de Macedonia lucharon para ganar una posición dominante en Grecia. La figura de Arato en la corte del rey Antígono II, tomó el poder sobre Corintio y fundo otra liga griega que incluyó Tesalia, Beocia, Epiro, Acarnania, y Aquea. 

En el año 221 a. C., Filipo V sucedió en el reino de Macedonia ayudando a los miembros de la nueva liga contra la Liga Etolia, Elis y Esparta en la Guerra Social (220 a. C. - 217 a. C.). Además, Filipo V ayudó a los cartagineses en la Segunda Guerra Púnica (240 a. C. - 146 a. C.) lo que generó la beligerancia de Roma hacia Grecia. 

El período de 205 a. C. y 146 a. C., fue marcado por el avance de Roma hacia Grecia. Algunas ciudades griegas fueron sitiadas por Roma y sus aliados que eran la Liga de Etolia, Atenas, Pérgamo y Rodas. Una vez que se apoderaron de Grecia, la armada de Roma dejó suelo griego en el año 192 a. C., pero la liga Etolia puso al rey Antíoco III en el mando de Grecia. 

Sin embargo, Antíoco III fue derrotado por los romanos en el invierno del año 189 a. C. Los romanos pusieron a Perseo como sucesor de Filipo V en Macedonia, pero cuando los romanos le ordenaron desbandar su armada, este se negó y los romanos atacaron. 

Los ciudadanos griegos no pudieron hacer mucho y dividieron su poder en cuatro repúblicas de un reino en el año 168 a. C. Finalmente, Roma anexó Macedonia como provincia en el año 148 a. C. y en el año 146 a. C. Roma derrotó las fuerzas de la Liga Aquea, Beocia, Eubea Fócida y Locri poniendo estas ciudades con un gobierno oligárquico y no democrático: cualquier impedimento de la ley romana sería castigado con la muerte. Posteriormente, se ordena el disolvimiento de todas las ligas griegas; como bien hubieran dicho los romanos: divide et impera (Divide y domina).









Conclusión

Así concluye la historia de la Grecia Antigua, es decir, con la victoria de los romanos por sobre ellos. No es de sorprenderse que Grecia haya sido derrotada por este enorme monstruo que era Roma, pues por muchos años pudo sobrevivir derrotando enemigos y viviendo prosperamente hasta su derrumbamiento. Sin embargo, la influencia que tuvo la Antigua Grecia en el Imperio Romano es innegable, pues estos últimos adoptaron toda la cultura griega. claro, pudieron derrotarlos en la guerra, pero no en las ideas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario