martes, 6 de febrero de 2018

Historia de los Fenicios (1180 a. C. - 741 a. C.)

Un gran pueblo que fueron expertos marineros y comerciantes en el mar mediterráneo. Se habló mucho del pueblo fenicio en la antigüedad, sobre todo quienes los conocieron en persona cómo fue la civilización griega. El mismo Homero nos cuenta algunas anécdotas de este pueblo que se encontraba en la antigua región del lejano oriente. La biblia también menciona ciertas cosas de los fenicios que de hecho, eran llamados los hijos de Canaán. Veamos cuáles fueron los aportes de esta civilización tan mencionada en la antigüedad. 

Historia de los Fenicios
(1180 a. C. – 745 a. C.)


Orígenes

El nacimiento de Fenicia comienza en el siglo XII a. C. luego de que Grecia fuera invadida por los bárbaros y miembros del Estado Hitita. Tanto a los griegos como a los fenicios se les atribuye la invención de ciertos objetos de los cuales aún no se sabe quién fue realmente el inventor; uno de estos objetos fue el espolón: la parte frontal de un barco (la proa) que servía para embestir otros barcos.

Su historia abarca dos períodos: La Edad del Bronce y La Edad del Hierro. 

Fenicia constituía las ciudades de Tiro (su capital), Byblos, Tripoli, Beritos, Acre, Sarepta, Sidón, Arved y Baalbek.

Mapa de Fenicia y otros pueblos


El birreme y el trirreme

Sea como sea, los fenicios tenían embarcaciones poderosas ya sea para propósitos bélicos o comerciales. La única forma en que se podían mover los barcos fenicios era a través del uso de remos manejados por varios hombres. Sin embargo, los fenicios necesitaban aumentar la velocidad de las embarcaciones, pero para eso necesitarían alargar el barco e incluir a un mayor número de remeros. 

Otra solución sería poner dos remeros en cada uno de los lados del barco para que hubieran dos remos en un agujero. De ahí que a este tipo de barco se le llamara ''Birreme''. 

Finalmente, los fenicios fueron capaces de desarrollar el ''Trirreme'' que consta de poner tres remeros en forma paralela en los lados de un barco, es decir, tres remos que vayan impulsando el barco. 

El rey Hiram y su aporte al Mediterráneo

Las fuentes de los reyes fenicios se indican en la biblia, los asirios y un historiador romano llamado Pompeyo Trogo. La verdad es que del único rey que se sabe mucho más que los otros es del rey Hiram. Luego se sabe del último rey que fue el conocido rey Pigmalión. 

Las ayudas a los reyes de Israel

Mencionado en el Libro de Reyes de la biblia, el rey Hiram ayudó al rey David a construir su templo, al igual que ayudó al hijo de este quien era Salomón. También ayudó a construir el templo de Jehová en Jerusalén, así como también se dice que Hiram tenía escondido el tesoro de Salomón en las minas de Ofir y Tarsis. 

La ayuda a el faraón egipcio Necao

Otro de los grandes hombres de la antigüedad que necesitó de los fenicios fue el faraón Necao. La tarea era circunnavegar el continente africano desde el mar Rojo rodeando el continente por el sur y llegar al Estrecho de Gibraltar. Esta hazaña duró tres días y abrió las puertas para que otros exploradores se sintieran interesados en visitar. 

El rey Pigmalión

El mito de Pigmalión

Tenemos dos Pigmalión en la historia antigua; uno es el rey de Fenicia; y otro es un rey de Chipre. Al que nos referiremos primero es al rey de Chipre. El mito es algo así:

Había un rey llamado Pigmalión que buscaba casarse con una mujer perfecta; sin embargo, al no encontrarla decidió no casarse y dedicó su tiempo a crear esculturas.  

Creó la escultura de una virgen tan hermosa, que Pigmalión quedó enamorado de la misma. Abrazaba a la estatua, besaba a la estatua y  hablaba a la estatua pensando que a todos estos gestos él era contestado. Pasaba el tiempo y Pigmalión por fin se decide a convertir sus sueños en realidad, y en el sacrificio a los dioses, Pigmalión pide a la diosa Venus que haga a su estatua de marfil una mujer real.  

Pigmalión fue corriendo a penas supo que Venus accedería y se arrojó a la estatua y la empezó a besar. La estatua empezó a entrar en calor y finalmente se convirtió en mujer. Pigmalión y la estatua (no tenía nombre) dieron a luz a una pequeña hija llamada Paphos que se la dieron a la isla de Chipre. 

El marfil era una de las materias primas más preciadas por los fenicios., y con el oro eran los materiales de las clases pudientes no solo de estos hombres sino que de la mayoría en la antigüedad.

Colonización fenicia

Los griegos son los hombres que registraban todas las colonizaciones fenicias. Historiadores como Tucídides, Plinio, Diodoro y Heródoto escribían sobre el asentimiento en Rodas, Creta, Melos, Malta y Kythera. La más especial de ellas (y la mejor documentada) es la conquista de Útica (donde se hicieron los primeros movimientos marinos y comerciales entre los fenicios) en el año 1102 a. C. y Chipre con la ciudad de Kition. 

Cartago también estaba incluida entre los asentamientos de Fenicia, pues de hecho era el centro del comercio para los fenicios en el mar Mediterráneo. 




El caso de Chipre

Uno de los primeros países que fueron colonizados fue Chipre específicamente en Kition. Muchos países tomaron ventajas de la ubicación geográfica de Chipre y Fenicia no fue la excepción. De hecho muchos de los funcionarios de la isla de Chipre eran pertenecientes al rey de Tiro. 

El descubrimiento en Iberia

El hecho de que los fenicios estuvieran en Iberia es un descubrimiento reciente. Los restos arqueológicos en los países de Iberia (hoy península Iberia) demuestran que los fenicios estuvieron asentados mucho tiempo ahí. 

Muchos asentamientos y ajuares fueron encontrados en muchas regiones de Iberia: Cadiz, Málaga, Necrópolis y Granada.


Legado

Materia prima

Como dijimos anteriormente, el marfil era como la materia prima para los fenicios. Luego le seguía el oro que era tan apreciado como el marfil y después el aceite y el vino. Todos estos también eran objetos de intercambio que realizaban con los asirios, así como también el intercambio de esclavos. 

Religión

Si bien era una religión politeísta, cada ciudad de fenicia tenía sus propios dioses. Sin embargo, muchos de estos dioses también tienen similitud con las de otras civilizaciones. Veámos: 

  1. Baal: era adorado en muchas ciudades como Babilonia, Cartago y Canaán. Era el Dios de la lluvia, el trueno y la fertilidad.
  2. Anat: esposa de Baal era la diosa de la fertilidad.
  3. Astarté: muchas civilizaciones le tenían nombres distintos: los israelitas, Astarot; los babilonios, Ishtar; los sumerios, Inania. Representaba a la madre naturaleza.
  4. Eshmún: era el dios sanador tal como lo fue Esculapio entre los griegos.
  5. Resef: dios de la guerra que se asociaba a otros dioses homólogos de otras culturas. 
  6. Dagon: se le consideraba tanto el dios de los cereales como el dios de los peces. También era un dios adorado por los filisteos. 
  7. Melkart: fue un dios exclusivo de la ciudad de Tiro. En un principio era un dios agrícola pero con el tiempo se transformó en el dios del mar. 
  8. Moloch: dios de la destrucción y la muerte. Este dios fue exportado desde la ciudad de Cartago.

Como podemos ver, los dioses fenicios tenían muchas características de los otros dioses de las otras civilizaciones. Casi todos ellos pueden ser homologados.

Conclusión

La historia de los fenicios es paralela a la de muchos pueblos, pues la mayoría de los pueblos de la antigüedad en Europa estaban relacionadas con esta ciudad. Ya vimos la importancia que tuvo para el mismísimo rey David y a su hijo el rey Salomón, así como también de otros reyes pertenecientes a las regiones del mediterráneo. A pesar de ser un pueblo pequeño, sus maniobras y construcciones marítimas fueron fundamentales en el mundo antiguo. 

1 comentario:

  1. Interesantisimo aprender sobre el pueblo Fenicio gracias Gonzalo.

    ResponderEliminar