miércoles, 21 de enero de 2015

Platón - Timeo (o de la cosmogonía).

Muchas posturas y teorías se han adoptado para explicar el origen del universo. Incluso, hoy es un tema de debate entre los científicos que buscan explicaciones a través de estructuras físicas que se encuentran en el universo y los religiosos que no buscan explicaciones y se contentan con el tradicional creacionismo. Ya habíamos visto en libros anteriores que el alma es inmortal, que es un principio inmóvil, que mueve al cuerpo y a los otros. Sabemos que el primer dios según la mitología griega es Caos y de ahí nacieron los demás (todo esto lo sabemos gracias a Hesíodo y su texto ''Teogonía'', pero ahora ahondaremos en algo mucho más grande como lo es, el origen del universo. A propósito, éste libro se ha vinculado directamente como la continuación de La República, al comenzar con un diálogo referente a algunos capítulos de dicho Libro.


Definiciones:

(1) Fusible: Que puede fundirse. En este caso se entiende como solidificación. Por ejemplo, el oro que es el tipo de agua más denso según Timeo, se solidifica cuando se le filtra por una piedra.

(2) Licuefacción: Proceso en que el gas se transforma en líquido. Aquí se entiende como simple reducción de un elemento.

(3) Humores: Antiguamente, se denominaba humores a todos los líquidos del cuerpo.

(4) Equidistante: Que dos puntos se encuentran a la misma distancia de un tercer punto.

(5) Tétanos: Bacteria anaerobia, es decir, que vive sin oxigeno. Se introduce a través de las heridas y genera contracciones musculares severas.

(6) Flema blanca: flema de color blanco que indica que el cuerpo sufre de una infección viral o bacteriana.

(7) Catarros: Infección ocasionada por varios tipos de virus.



Referencias:

(1) Apaturia: Fiesta dedicada a la diosa Atenea.

(2) Ciudad que se ubica en el Bajo Egipto.

(3) Neith: Diosa egipcia de la guerra y la caza.

(4) Helios: Dios griego del sol.

(5) Columnas de Hércules: Representaban el límite entre el interior y el exterior de la cuenca del mediterráneo.

(6) Esto es a lo que se denominará ''El útero errante''. Como podemos ver, la relación sexual con el hombre terminaría con esta enfermedad; enfermedad que en otras palabras se llama ''Histeria''

(7) La denominación de ''el dios'' o ''los dioses'' se relata indistintamente a lo largo de la obra.

(8) Parece ser que Platón si destina un sino a los seres humanos.





Τίμαιος


Personajes:

- Sócrates
- Timeo
- Hermócrates
- Critias



¿Resumen de La República?

Los primeros dos dialogantes son Sócrates y Timeo. Este último le pidió a Sócrates que repitiera un discurso de organización política que había hecho el día anterior. 

Una de las primeras medidas de la organización política de la que hablaba Sócrates, era de asignar a cada campesino y artesano, un trabajo apropiado con sus habilidades. Por ejemplo, a los fieros que cuiden la ciudad y a sus súbditos, que administren la justicia. 

Los guardianes de la ciudad debían ser fieros y tranquilos de modo que administren estas maneras de ser según sea la ocasión. El Libro III de La República explica mucho mejor la labor de los guardianes en la ciudad. Entre otras cosas, se abordan muchos aspectos en relación a la ciudad ideal que ya han sido abordados en La República.


El relato de Critias

Critias comienza por contar un relato muy antiguo que de hecho, pertenecía a su abuelo que también tenía el mismo nombre. En ese entonces el abuelo Critias tenía más de noventa años y el joven Critias solo diez. Se celebraban en ese tiempo las fiestas de Apaturia(1) y se hacían competencias de recitación. 

La historia de Solón en Egipto

Uno de los competidores dice que si bien Solón era sabio en todos los campos del saber, en la poesía no lo era tanto, seguramente por descuidado. Critias el abuelo intervino cuando escucho ésto y dijo que Solón podría haber superado a Homero y Hesíodo, si no hubiera dejado la poseía como una prioridad secundaria, además, si hubiera terminado el argumento que tenía en Egipto, nadie se le habría comparado en tal arte. 

Inmediatamente, todos le preguntaron al anciano Critias cual era esa historia que tuvo que pasar Solón en Egipto y Critias el abuelo se dispone a contarles la historia. 

En Egipto hubo una región llamada Saítica donde se encontraba una ciudad llamada Saís(2) que estaba protegida por la diosa Neith(3) y Atenea. Solón fue recibido con honores y agradecimientos en estas tierras, de hecho, descubrió muchas cosas que ni los griegos sabían. Solón para entablar conversación les habla sobre algunos hechos que nacieron en esa ciudad. Uno de los ancianos al escucharlo le dice que entre los griegos solamente hay niños, prácticamente no existen los viejos. Solón le pregunta a que se debe esa afirmación y el anciano le explica que ellos (los griegos) no tienen creencias antiguas transmitidas de generación en generación. Esto se debe a que en Grecia han habido muchas destrucciones por parte del fuego y del agua. 

El fuego y el agua como destructores

Un ejemplo de lo expuesto anteriormente es la historia de Faetón, hijo de Helios(4), quien tomó el carro del padre y trato de manejarlo, al no poder hacerlo, quemó toda la tierra y murió alcanzado por un rayo. Esta historia (o más bien leyenda), representa una destrucción en la tierra por parte del fuego, lo cual fue un hecho real. De este modo, todos los ciudadanos que vivían en las montañas y en  los bosques murieron sin remedio mientras que los que vivían cerca del mar se salvaron.

El Nilo salvó en muchas ocasiones a los egipcios, pero cuando los dioses tienen la intención de renovar el mundo, lanzan un diluvio interminable que mata a la gran parte de los hombres. Así, los que se salvan serían los humanos que viven en las montañas o en lugares altos.

En ésta región, explica el anciano a Solón, no hay preocupación por estos problemas, puesto que en la región nunca han sufrido este tipo de desastres, es por eso que en el bajo Egipto se conserva siempre lo más antiguo. Los egipcios siempre anotan y registran todo lo que pasa alrededor de Egipto y siempre tienen noticias de Grecia. 

La antigüedad

Lo que el anciano quiere decir, es que cuando un país sufre devastaciones, es como si empezara de nuevo debido a que se empiezan a crear fábulas de como se originaron tales desastres. En cambio, en un país donde no hay desastres, los hechos se registran con toda precisión sin la necesidad de recurrir a fábulas. Es así, que las fábulas de Solón no tengan ninguna diferencia con los relatos para niños.

Solón al escuchar todas estas explicaciones, quiso saber más sobre la antigüedad y pidió al anciano que le contara todo desde el principio. Para eso el anciano comenzará a describir las leyes de hace 8.000 años.

La Atlántida

Dichas leyes se caracterizaban por asignar a cada ciudadano, un trabajo al cual se dedicaran todo el tiempo sin hacer otro en absoluto. El anciano precisa que lo mismo se hace en Egipto. Los guerreros no se dedican a otra cosa que los asuntos de la guerra. Todas estas leyes eran disposiciones que la diosa Atenea había dado a los ciudadanos de Grecia y que los egipcios adoptaron. Los griegos superaban a todos sus enemigos cuando seguían estas disposiciones, ya que eran hijos y alumnos de los dioses.

Pero había una historia griega que los egipcios admiraban mucho más que la contada anteriormente. La historia de cómo los griegos detuvieron la marcha de un imperio que incluso habían atravesado las ''columnas de Hércules''(5) por medio de una isla. Dicha isla se llamaba ''Atlántida''. Los habitantes de esta isla quisieron esclavizar a Grecia, pero los griegos se lo impidieron y cuando estuvieron en la Atlántida, ocurrió un diluvio que sepultó la isla en agua. Esto es lo que hablo el anciano a Solón.


El relato de Timeo

Viendo la similitud de ideas entre Sócrates y las leyes de las que se hablaba hace 9.000 años, se prosigue con el relato de Timeo sobre la formación del universo. 

Lo que permanece y lo que deviene 

Timeo dice que hay que diferenciar dos cosas. Una son las cosas que permanecen por la eternidad y otras son las cosas que están sujetas a transformación. El primero solo es entendido por medio de la razón y el otro se entendido por la opinión, la sensibilidad y la transformación. Además lo que deviene lo hace por una causa y nunca por sí misma.

Cuando un artesano crea su obra inspirado por un ser inmutable, es seguro de que ese artesano creará algo bello. Si esta inspirado por algo perteneciente al mundo sensible, pues no será bello.

Timeo nos dice que el Universo fue generado, pues es sensible y tangible. Al tener estas características, debemos decir que necesariamente pertenece al mundo sensible. 

El creador del universo

Es difícil descubrir al creador del universo y además, una vez descubierto, es imposible comunicarlo. Lo otro que se debe determinar es si éste creador se basó en un modelo eterno, o generado. 
  • Si el mundo es bueno y el dios también lo es, entonces se fijó en un modelo eterno.
  • Si el mundo es malo y el dios también lo es, entonces se fijó en un modelo generado.
A todos, dice Timeo, les es obvio que el dios creador se fijó en un modelo eterno puesto que el universo es una de las cosas más bellas que se tiene en el mundo. Si es así, entonces podemos decir que éste universo es la imagen de algo.

La creación del ser vivo

El creador es bueno, dice Timeo, y en él no se alberga la mezquindad. Al no tenerla, todo será semejante a él mismo.

En un principio, el creador tomó todo lo visible y sujeto a corrupción, y lo condujo desde el desorden hasta el orden. Entre todos los seres sensibles, puso la razón en el hombre puesto que no puede poner la razón en cosas inanimadas. Este hombre será quien más se asemeje al creador y comprenderá a todos los seres del mundo en su interior. Por otro lado, es preciso destacar la existencia de sólo un universo, puesto que se tendría que crear un ser adicional y eso no seria posible, puesto que el hombre ya está emparentado con el creador.

El cuerpo del mundo 

El creador del mundo comenzó a crear este mundo a partir de crear la tierra y el fuego, es decir, empezó por las cosas sensibles. Debido a la dificultad para unir estos dos elementos, el creador puso en medio de estos dos, el agua y el aire siguiendo ésta proporción.

Fuego - Agua y aire - Tierra

El fuego y la tierra serían los extremos, el agua y el aire los que apaciguan a cada extremo. Así se consolidó el cuerpo del mundo y lo hizo de la siguiente manera:
  1. El conjunto de este ser vivo estaría conformado de partes completas.
  2. Lo hizo de tal manera que no se pueda crear uno similar.
  3. Lo creo de modo que no tenga ninguna enfermedad.
  4. Le dio una figura apropiada para que los seres vivos pudieran vivir en él.
Este mundo está sujeto a su propia corrupción. Lo generó con un movimiento circular y sin pies, se alimenta a sí mismo y nada puede salir ni entrar de él.

El alma del mundo


El alma, asegura, Timeo, no puede ser más joven que el cuerpo, puesto que el creador jamás permitiría que lo antiguo fuera dominado por lo joven. Entre el ser indivisible y divisible, el creador hizo una tercera clase de ser hecha de los dos mencionados anteriormente. A causa de la dificultad de mezclar las 3, lo hizo con violencia y después de unir los tres componentes, lo dividió en cuantas partes fuera posible. 



La división la llevo en dos potencias. A continuación, se citan las cifras:

''Primero, extrajo una parte de todo; luego, sacó una porción el doble de ésta''.

Es decir ''2'' 

''posteriormente, tomo la tercera opción, que era una vez y media la segunda y 3 veces la primera''.  

Es decir ''3'' 



En las potencias de 2 (2x2x2):


  • La cuarta era el doble de la segunda: 4
  • La sexta 8 veces la primera: 8

En las potencias de 3 (3x3x3):
  • La quinta el triple de la tercera: 9
  • La séptima 27 veces la primera: 27

La mezcla sería la siguiente: 1, 2, 3, 4, 8, 9 y 27.

Luego el creador completaría las proporciones de la siguiente manera, citada en el mismo libro. 

''Después de que entre los primeros intervalos se originaran los de tres medios(3/2), de cuatro tercios(4/3) y de nueve octavos(9/8), llenó todos los de cuatro tercios(4/3) con uno de nueve octavos(9/8) y dejó un resto en cada uno de ellos cuyos términos tenían una relación numérica de 256 a 243''
El demiurgo colocó un circulo en el exterior y en el interior, teniendo el primero la naturaleza de lo mismo y el segundo la naturaleza de lo otro. Así también se colocaron 7 círculos diferentes que rotan cada uno de manera contraria al que tiene al lado.

Finalmente, tenemos el alma del mundo, creada por los 3 tipos de elementos: la naturaleza de lo mismo, la de lo otro y la del ser. 

La creación del tiempo

Al mismo tiempo que el creador generó el mundo creó el tiempo, ya que éste no existía antes de la formación del mundo. Timeo dice que el ''es'' y el ''era'' son las únicas expresiones que participan del ser eterno e inmutable mientras que el ''será'' pertenece al movimiento cambiante y el ser inmutable, no puede cambiar, siempre se mantiene eternamente. Si bien el tiempo se hizo a la par con el universo, los dos perecerán juntos. 

La creación del tiempo supuso también la generación del sol, la luna y los planetas; consecuentemente, el girar de estos cuerpos celestes, trajo la aparición del día y la noche. El mes se produce cuando la luna, luego de recorrer toda su órbita, supera al sol. El año se produce cuando el sol completa totalmente su revolución. 

Los animales y otros seres

El demiurgo también debía de pensar en los seres que tenían que habitar la tierra y estos fueron 4.

  1. Los dioses
  2. Los alados y animales del aire
  3. Los animales acuáticos
  4. Los animales terrestres

A cada uno de ellos les corresponde uno de los cuatro elementos que se encuentran en el mundo. El fuego corresponde a los dioses, el aire a los seres alados y a los animales del aire, el agua a los animales acuáticos y la tierra a los animales terrestres.

Origen de los dioses

Timeo nos dice que en cuanto al origen de los dioses, es necesario creerle a los poetas y aceptar a los dioses e hijos de los dioses, ya que explicar de donde vienen es un asunto que es imposible llegar a conocer, está fuera de sus posibilidades. Solo se puede explicar el origen de los dioses por medio de la obra de Hesíodo, la Teogonía.

La creación del alma y el cuerpo hombre

Los dioses crearon a los hombres, pero también crearon las almas de estos. Estas fueron divididas por cada cuerpo celeste y astro que se encontrara. Luego de que estuvieran en los astros, las almas debía ser distribuidas a los animales, sobre todo, al hombre. Además, a cada hombre se le atribuiría un astro.

Esta mezcla que se suscita en el hombre, trae elementos de violencia, amor, placer, dolor, ira y temor; si alguna vez el hombre llegara a dominar estos elementos, entonces éste vivirá en justicia; pero de lo contrario, si los elementos lo dominaran a él, vivirá en injusticia.

Quien viviera correctamente, luego de morir, iría directamente al lugar donde el alma le fue atribuido su astro; de lo contrario, en la otra vida ''reencarnaría'' como mujer, si aún así no obra correctamente, se ''reencarnaría'' en un animal. 

Las mujeres tendrían cierta similitud con los animales, en el sentido de que estas son casi tan encolerizadas como los animales cuando se habla de procreación. Cuando se deja pasar mucho tiempo sin procrear, las mujeres se ponen ansiosas y sienten que su útero anda errante por el cuerpo, dando una obstrucción de la respiración provocando enfermedades. La única solución a esto, es la procreación del hombre y la mujer; así se acaba dicha enfermedad(6).

Por otro lado, son los dioses los que decidieron que las revoluciones del alma fueran encerradas en los cuerpos que a su vez eran cometidos a ''flujos y reflujos''. El alma, al verse compuesta de fuego, agua, aire y tierra, hacía al cuerpo avanzar de manera desordenada y se movía en seis movimientos posibles:

  1. Arriba
  2. Abajo
  3. Adelante
  4. Atrás
  5. Izquierda  
  6. Derecha

Y cuando en uno de estos movimientos el cuerpo chocaba con otro cuerpo donde dominara el agua, o la tierra, o el fuego, o el aire, éste choque afectaba directamente al alma. De aquí se desprende el término ''percepción''. Por supuesto, este movimiento se llevaba a cabo de manera violenta entre las dos almas.

Las partes del cuerpo

¿A qué hicieron semejanza los dioses cuando crearon el cuerpo? Timeo considera algunos puntos claves para entender cómo.

  • La cabeza: Para imitar la forma circular del universo se creó la cabeza. Las partes restantes del cuerpo son sometidas al mando de la cabeza, ya que es ésta la que da ordenes al cuerpo de moverse, en otras palabras, la cabeza es la dueña del movimiento.
  • Piernas y brazos: Para que los movimientos que ordenaba la cabeza fueran posibles, los dioses consideraron que el cuerpo debía tener las extremidades.
  • Ojos: Para que el cuerpo pueda ver los dioses, le han proporcionado ojos que reciben la luz y los ataron al rostro. Es el fuego el elemento representativo de éste órgano considerando que es el fuego interior que hace coincidir la luz que proviene del exterior. Aquí es donde se encuentra la percepción de ''visión''
  • La voz: Otorgada por las musas, se preocupa más bien de regularizar las actividades del alma. Alcanzar la armonía de aquella.

Cabe destacar que es la inteligencia lo que mueve a los órganos. Precisamente, la inteligencia se encuentra en el alma y es la que organiza los movimientos del cuerpo. Otra cosa que surge de ésta reflexión, es la necesidad.

Inteligencia, Necesidad y el Receptáculo


La Necesidad está sometida a la Inteligencia en todos los sentidos. Estos son dos principios que Timeo ya ha discutido detalladamente; sin embargo, se encuentra un tercero que se había ignorado, pero que ahora se hace necesario. Este es ''ser un receptáculo para toda generación''. Para hablar de éste principio, tendríamos que hablar nuevamente de los 4 elementos mencionados anteriormente.

Los 4 elementos

El agua cuando se solidifica, se convierte en ''piedra y tierra''. Cuando se disuelve se convierte en aire y niebla. Luego cuando la niebla se condensa, vuelve a convertirse en agua.

Cada uno de los 4 elementos tiene una denominación distinta. Timeo dice que no se le puede llamar fuego simplemente ''fuego'', sino que se le debe llamar ''algo que provisionalmente tiene fuego''. Lo mismo cuanta para el agua ¿porqué? Porque estos elementos no son estables y tarde o temprano se acaban, ninguno de esos puede permanecer, más bien perecen. 

Timeo se playa aún más con un ejemplo más claro.

  • Si alguien estuviese construyendo una figura hecha de oro y la cambiara constantemente de posición, se debería decir que la figura es oro, puesto que no se puede llamar forma a todo lo que deviene porque siempre estará en constante cambio.

De esto también se diferencian 3 formas de genero.

  1. Lo que deviene
  2. Aquello en lo que deviene
  3. Aquello a través de cuya imitación, nace lo que deviene

Timeo, de una forma comparativa, entiende que en estos 3 géneros se encuentran padre madre e hijo. El padre como ''lo que deviene''  el hijo como ''aquello en lo que deviene'' y la madre como el recipiente ''aquello a través de cuya imitación, nace lo que deviene''.


El origen de los elementos

Las 3 realidades distintas mencionadas por Timeo son: El ser, el espacio y el devenir. La nodriza del devenir es la que se quema, humedece, seca dependiendo del elemento al cual esté sujeta. Es agitada y vive en constante desequilibrio debido a la semejanza y desemejanza de los elementos entre sí. Para explicar el desequilibrio, Timeo se propone analizar el origen de los elementos.

Los 4 elementos son cuerpos y como cuerpos, todos tienen profundidad y que ésta sea rodeada por una superficie. Acorde a lo dicho por Timeo, la cara tiene una superficie hecha por triángulos. Los triángulos están hechos por un ángulo recto y dos ángulos agudos.


Al fuego le correspondería la figura geométrica compuesta de 4 triángulos equiláteros, el Tetraedro. 


El aire le correspondería la figura geométrica compuesta de 8 triángulos equiláteros, el Octaedro.


Al agua le correspondería la figura geométrica compuesta de 20 triángulos equiláteros, el Icosaedro.

A la tierra le correspondería la figura geométrica compuesta de 2 triángulos Isósceles, el Cubo.

El solido que corresponde al límite de la tierra, es el Dodecaedro.


*Es importante mencionar que tiempo más tarde, a éstos poliedros se les denominará como ''Sólidos platónicos''.


Movimiento y reposo

Terminado lo de los poliedros, Timeo analiza estos dos conceptos, movimiento y reposo. Nada que esté en equilibrio puede estar en movimiento porque es imposible que lo que se mueva por naturaleza, al mismo tiempo no se mueva. El equilibrio solo se puede llevar a cabo en el reposo. Así, al equilibrio corresponde reposo y al desequilibrio movimiento. 

Los 4 elementos mencionados anteriormente viven en movimiento y aunque estén separados, siempre uno de ellos se convierte en el otro. El movimiento de los elementos sigue la misma revolución del universo y dado a que ésta revolución es circular, los elementos también giran circularmente y no dejan espacios vacíos. 

Los elementos y sus tipos

En los elementos existen algunas variaciones de formas y características:

  • En el fuego existe la llama que nos proporciona luz. Lo que queda después de extinguida la llama, es el fuego.
  • En el aire existe el éter que es un tipo de aire brillante y otros tipos de aire llamados niebla y oscuridad.
  • En el agua existen dos tipos: una líquida y otra fusible(1).
  • En la tierra existen dos tipos: una solida y otra pesada. La tierra participaría directamente del reposo, es decir, esta constantemente en equilibrio puesto que no puede moverse.

Cada uno de estos elementos sufre una reducción de sí mismo al transformarse. Una de estas transformaciones recibe el nombre de licuefacción(2) y a su extensión sobre la tierra se le llama flujo. En el fuego, por ejemplo, tenemos que cuando se reduce, experimentamos ''enfriamiento''. 

El agua

Este elemento es uno de los más blandos y líquidos en el mundo. Se denomina ''líquida'' por causa de su movimiento y se solidifica cuando ninguno de los otros elementos están presentes. 

Los estados del agua se componen de distintas formas:


  • Si esta agua solidificada se encuentra en el cielo, se le denomina ''granizo''.  
  • Si se encuentra sobre la superficie, se le denominará ''hielo''.
  • Si no se ha solidificado del todo y se encuentra en el cielo se le llamara ''nieve''.
  • Cuando esta directamente sobre la superficie y surge del rocío , se le llamará ''escarcha''. 
  • Cuando el agua se filtra a través de las plantas, se les llama ''humores(3)''.
  • El agua que proporciona calor al cuerpo y al alma, es el ''vino''.
  • El agua que relaja los conductos bucales y les proporciona dulzura, se les denomina ''miel''.
  • El agua que disuelve la carne es llamada ''jugo ácido''.

La tierra

También existen distintas clases de tierras:

  • Cuando a la tierra le es extraída toda su humedad gracias al fuego, se le denomina ''arcilla''.
  • Cuando queda humedad después de la exposición al fuego, la tierra se convierte en ''tierra fusible''.
  • Si la ''tierra fusible'' se enfría se transforma entonces en ''piedra negra''.


Cualidades

Una vez terminadas las explicaciones de los elementos, Timeo procede a describir las cualidades de cada elemento.

El calor:

¿Porqué el fuego es caliente?

Recordemos la figura que representa el fuego ''el tetraedro''. Este poliedro tiene sus ángulos de manera muy ''puntiaguda'' y velocidad muy alta. La rapidez y la pequeñez de sus partículas producen escisiones en todo lo que se interpone en su camino.

El frío:

Cuando una parte del cuerpo no está quemada lo suficiente, el agua lucha contra el movimiento del fuego. Las grandes partículas del agua tratan de expulsar las pequeñas (las del fuego) hacia afuera, pero al no poder hacerlo, lo único que pueden hacer es ''congelar'' esas partículas y de ahí que llamemos a éste proceso ''frío''

La dureza y la blandura:


En palabras de Timeo, todo lo que cede nuestra carne y blando es lo que cede ante nuestra carne. Todo lo que tenga una base cuadrilátera, es una figura resistente por que puede alcanzar alta densidad. En cambio lo blando cede a todo.

Lo pesado y lo liviano:

Cuando se hace fuerza a un elemento, las pequeñas partículas pueden ser levantadas fácilmente hacia arriba. A éste proceso lo denominamos ''liviano'' y al proceso contrario lo denominamos ''pesado'' (grandes partículas que no pueden ser levantadas).

Aspereza y suavidad:

La falta de homogeneidad y la dureza, forman lo que conocemos como ''aspereza''. Y la homogeneidad unida con la densidad, dan lugar a la ''suavidad''.


Sustancias móviles e inmóviles


Las sustancias que tienen movimiento pueden producir daños en el cuerpo. Así es como el fuego que provoca la separación de partículas provoque escisiones y las sustancias mas estables no provoquen separación. 

Las sustancias inmóviles del cuerpo tales como el pelo o los huesos u órganos que estén constituidos por ''tierra'', en su mayor parte son inmóviles. Las sustancias móviles se encuentran en los ojos y en los oídos debido a que poseen fuego(en el caso de los ojos) y aire (en el caso de los oídos).

Los órganos de los sentidos

La lengua 

Existen sustancias que limpian la boca de forma desmesurada y cuando se introducen en la lengua nos produce un ardor. A este efecto se le llama ''picante''. Y las sustancias con un menor grado de cualidades que limpien la boca, no nos son picantes e incluso nos resultan agradables.

Las burbujas, según Timeo, se forman a partir de la humedad ahuecada pura que se aglutina. La humedad ahuecada terrea forma las burbujas de ebullición y fermentación.

Cuando una sustancia húmeda suaviza y limpia lo que se había hecho áspero en la lengua, ésta sustancia es llamada ''dulce''.

La nariz

Acorde con lo que dice Timeo, ninguna cosa tiene un olor propio, puesto que no se puede percibir el olor de un objeto por sí mismo. El olor solamente se percibe cuando dicho objeto es fundido, humedecido o podrido.

Todos los olores son humo o niebla. Y este proceso sucede por el proceso que pasa el agua para convertirse en aire y el aire en agua.

El oído

No se puede entender la audición sin hablar de la voz. La voz es un golpe de aire que pasa a través de las orejas, luego por el cerebro y por la sangre hasta llegar al alma. Cuando la voz es rápida, esta se escucha aguda; cuando esta es lenta, se escucha más grave; y cuando es regular, es uniforme y suave.

Los colores

Serían las llamas que fluyen dentro de nuestro cuerpo, que junto con las partículas nos ayudan a percibirlos.

Las partículas que proceden de otros cuerpos y que afectan nuestra visión, son unas menores, mayores e iguales. A las iguales las denominamos ''transparentes'', las menores y las mayores son las que dilatan el rayo visual (el rayo que viene desde nosotros a través de fuego). 

El color que tiene la capacidad de dilatar el rayo visual se llamara ''blanco'' y el que hace todo lo contrario ''negro''. Cuando el rayo visual es dilatado directamente al ojo, éste hace que salgan las lagrimas.


¿Existe lo superior y lo inferior en el universo? 

Según Timeo, no es posible pensar en dos fuerzas contrarias en el universo. Así, el universo al ser esférico, tiene todo a la misma distancia como todos los lados del círculo son equidistantes(4) al centro. Con respecto al mundo se dice lo mismo porque al estar en el centro, significa al mismo tiempo que el mundo no está arriba ni abajo, sino que en el centro. Por lo tanto, el universo no tiene una región superior ni inferior.

El alma y el cuerpo mortal

Al comienzo de la creación, el dios hizo todo lo más proporcionadamente y armónicamente posible. Puso a un ser viviente que además tenía que hacer vivir a todos los seres restantes. El creador del universo, creó a los seres mortales como también a los divinos. Cuando a estos seres les formó alma, al mismo tiempo les dio cuerpos para que cubrieran sus almas. En dicha formación del ser, a éste se le otorgó un ''alma mortal'' con las siguientes características. 


  • El placer
  • La incitación la mal
  • Los dolores 
  • Las fugas de las buenas acciones
  • La temeridad
  • El temor
  • El apetito
  • La esperanza 

Toda estas cosas entremezcladas, componen lo que es llamado el alma mortal. Ésta alma mortal pertenece a las extremidades del cuerpo y así, separaron las dos almas, la inmortal está en la cabeza y la inmortal en el tórax, siendo el límite entre las dos el cuello.

Sin embargo, quisieron dividir aún más el alma mortal y dividieron el tórax en lo que se llama diafragma.  La parte del alma que es la más belicosa, fue puesta entre el cuello y el diafragma para que escuche a la razón. Entre el diafragma y el límite hacia el ombligo, se encuentra la parte apetitiva del alma.

Es claro que cuando la apetencia llega a niveles desmesurados, el cuerpo podría caer en enfermedades y desproporciones. para que esto o ocurriera, el dios creó una cavidad inferior donde se recibía la comida sobrante. Enrollaron los intestinos para que los alimentos, que se dispersan rápidamente por el cuerpo, no obligara al cuerpo a pedir nuevamente comida.

La médula fue el primer elemento creado del dios y también es el que le dio el origen a los huesos. La médula esta compuesta de todos los elementos (fuego, aire, agua y tierra). Ésta se encuentra tanto en el cerebro como en los propios huesos; fue distribuida por todo el cuerpo y además, cubrió ésta de una cobertura ósea. Para construir la cobertura osea, necesitó de tierra y al mezclar ésta con la médula, calentándola y poniendo en agua para que lograra su temple, se formaron los huesos. También considero que debido a esta calentura y enfriamiento de la estructura ósea podía corromper la simiente de los huesos, ideó lo que hoy llamamos como ''tendones''. Para crear los tendones, se necesitó huesos y carnes junto con calor y sin fermentación.

Luego de poner los tendones, puso la carne para la protección contra las quemaduras y los enfriamientos excesivos. Para crear la carne necesitó agua, fuego, tierra, un fermento de ácido y sal.

Los objetos de los cuales se sirve el hombre

Una vez terminada con las generalidades del cuerpo, Timeo sigue su discurso con la construcción de los objetos que pertenecen al mundo exterior. Los dioses(7), al ver que el hombre podía verse en peligro por las inclemencias del ambiente, generaron una naturaleza similar a la humana: árboles, plantas y cosas que vienen de la agricultura. Este tipo de objetos (o de naturaleza) solo tiene una de las cualidades del alma mortal, y esa es la apetitiva. Además, se diferencia del hombre por haber sido despojada de los movimientos.

Las enfermedades del cuerpo

Como el cuerpo se compone de fuego, agua, tierra y aire, el exceso de ellos en el cuerpo provocara lo que conocemos como ''enfermedades'' y estas pueden venir tanto de dentro como de fuera. 

Hay un segundo tipo de enfermedad que guarda relación con los huesos y la carne. Cuando estos están juntos se complementan entre sí, pero cuando la carne está separada de los huesos, la carne se pudre, y ésta putrefacción llega a las venas volviendo a la sangre más amarga. Las carnes que están putrefactas se ennegrecen y cuando son ingeridas por el cuerpo, éstas atacan a las partes que aún no han sido destruidas dentro del cuerpo.

Existe un tercer tipo de enfermedad que se ocasiona por el aire, la flema y la bilis. Cuando el pulmón tiene los flujos obstruidos, el aire no puede entrar a ellos, o si entra, lo hace de una manera demasiado violenta ocasionando daños en las venas. Cuando la carne se descompone, el aire generado por el cuerpo es incapaz de salir produciendo lo que se conoció como el ''tétanos(5)''. 

Cuando la flema blanca(6) se retiene es peligrosa porque produce burbujas y cuando tiene una ventilación externa, puede provocar lepra blanca y otras enfermedades relacionadas. La flema ácida provoca todas las enfermedades relacionadas con el ''catarros(7)''. 

La bilis produce todas las inflamaciones y quemaduras que se hacen en el cuerpo. Cuando ésta alcanza una salida al exterior, provoca erupciones varias, pero cuando se queda dentro, causa la mayoría de las enfermedades inflamatorias.

Las enfermedades del alma

Éste tipo de enfermedades se da por los distintos estados del cuerpo. Existen dos tipos de enfermedades del alma: la locura y la ignorancia, así como también los placeres y dolores excesivos. Una de ellas es el desenfreno sexual, que cae en la enfermedad del alma relacionada con los placeres excesivos.

La incontinencia en los placeres, según Timeo, no representa un mal intrínseco en el ser humano. Así, volvemos a la concepción de lo voluntario y lo involuntario en el Libro IX de Las Leyes donde se dice que los delitos causados por la cólera, son involuntarios. Dice Timeo, que lo malo se hace por un mal estado del cuerpo o por una educación incorrecta.

No se debe llegar a los excesos con los medicamentos y tampoco se debe utilizarlos con enfermedades que no representan un peligro. Todo animal es creado para que viva en un tiempo determinado independiente de los sufrimientos que padezca a lo largo de ésta(8)


Conclusión

Un libro que no es fácil de leer. Es un elogio a las matemáticas sobre todo cuando se hablaba del universo y las formas geométricas del universo. No deja de llamar la atención la primera referencia al Libro La República, como si éste libro fuera una continuación a dicho libro. También es de valor señalar la mención a la isla perdida que hasta el día de hoy ha generado dudas de su existencia, la Atlántida. Finalmente, Timeo es un libro para leer con mucha paciencia y con cierto sentido de las matemáticas, la influencia que éste dejó en el campo místico-geométrico, fue contundente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada