sábado, 14 de abril de 2018

Averroes - La destrucción de la destrucción (Cuarta discusión: Negación de la resucitación).

Quizás esto pueda ser lo más difícil de defender para Averroes, pues los filósofos al ser muy racionales no admitirían tal fenómeno que va en contra de la naturaleza. De todas maneras, es fantástico que la discusión se mantenga para que podamos abrir nuestra mente a ciertas posibilidades que parecen imposibles. Bueno, vamos a ver cómo es que, en este último libro de La destrucción de la destrucción, Averroes refuta los argumentos de Al-Ghazali

Referencias:

(1) Pareciera ser que Averroes no conoció las obras de San Agustín de Hipona o de algún otro filósofo romano. 

La Destrucción de la Destrucción



Vigésima discusión: Negación de la destrucción


El concepto de resurrección

Averroes nos dice que este concepto no ha sido desarrollado por muchos filósofos(1). Lo único que se ha podido recabar de este concepto es en el Nuevo Testamento y en los libros correspondientes al islam. 

Los filósofos del islam consideran la religión como un arte político que se extrae de la inspiración y de la naturaleza. Sin embargo, Averroes nos dice que la religión es obligatoria en la filosofía pues también conduce al pensamiento y a la inteligencia. 

No podemos negar la buena influencia que la religión ha tenido entre todos los hombres de intelecto; por ejemplo, que el imperio  romano de ser pagano pasó a ser cristiano; que Alejandría se haya vuelto musulmana.

Finalmente, Averroes concierta con Al-Ghazali en que los filósofos que nieguen la existencia de la resurrección deben ser castigados, al no poder creer en lo que fue evidente para las mentes más brillantes de la historia. 

Conclusión

Brevísimo tratado que nos da Averroes, además de una pequeña concesión a Al-Ghazali con respecto a lo de la resurrección. La parte que no podremos en este último libro son los agradecimientos de Averroes con respecto a los lectores y a Dios, porque eso se puede ver en el mismo libro. Me quedo con todas las argumentaciones de Averroes contra Al-Ghazali, pero en realidad quiero decir que me veo convencido de sus argumentos. En el futuro puede que cambie de opinión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario