miércoles, 26 de octubre de 2016

Plotino - Las Enéadas (Libro III: La providencia) (270)

Otros de los temas más discutidos de la antigüedad: ''la providencia'' (o Dios como quieran llamarle). ¿Y cómo no sería si incluso hasta nuestros días es una interrogante que quita el sueño? Nadie puede responder afirmativamente, pero tampoco negativamente frente al argumento de la existencia de dios.¿Podrá Plotino explicar las múltiples interrogantes sobre la providencia? me parece que la respuesta es totalmente afirmativa, pues Plotino si creía en una entidad que pudiera haberlo creado todo. Veamos lo que nos muestra Plotino.

Definiciones:

(1) Demon: el ente que unía el mundo de los dioses con el mundo de los humanos. 

Referencias:

(1) Aquí vemos que Plotino sigue la tradición aristotélica de que los átomos no existen. 
(2) Plotino no creía que se podían heredar las cosas buenas. 
(3) Sé que es una redundancia, pero quería especificar a qué se refería Plotino con que sea eterno.
(4) Visto en el diálogo de Gorgias.
(5) Por ''casto'' Plotino entiende las personas que no ven el amor como una cosa carnal, sino más bien esencial.
(6) Problema postulado por Aristóteles.
(7) El tiempo tiene extensión en cuanto que podemos dividirlo en segundo, minutos, etc., mientras que la eternidad no tiene nada de esto puesto que es solo eternidad. 
(8) Bastará ver los apuntes del tercer libro de Física de Aristóteles.
LAS ENÉADAS

ENÉADA III: LA PROVIDENCIA


SOBRE LA CAUSALIDAD

Ya sabemos que la filosofía plotiniana postula tres hipóstasis:El Uno, la inteligencia y el alma. Por otro lado, Plotino también cuenta la materia como un modo de realidad, pero que no está dentro de las tres hipóstasis anteriores. Estas cuatro ''realidades'' tienen sus propias formas de causa y devenir. 

El Uno: sin causa (sin devenir)
Inteligencia: con causa (sin devenir)
Alma: con causa (sin devenir)

Materia: con causa y con devenir

Cada realidad superior da origen a la más baja; el Uno a la inteligencia, la inteligencia al alma; y el alma a la materia. 

A lo largo de las ideas filosóficas de la antigüedad, la causalidad se ha vuelto un tema intrigante, pues vemos que la materia tiene causalidad por todos lados. Teníamos a Aristóteles que decía que el niño viene del hombre, a Platón que las cosas provenían de las ideas o a Demóstenes quien decía que todo provenía de los átomos. Sin embargo, si todo proviene de los átomos, entonces tendríamos que decir que el hombre y todos los seres están sometidos a la existencia de dichos cuerpos (los átomos)(1). Así como los átomos, ningún cuerpo posible puede ser la causa de la materia en general. 

Teoría de los átomos

Los átomos, según los autores que defienden estas estructuras, son estructuras mínimas que se mueven en todas direcciones (especialmente hacia abajo, oblicuamente y en otras direcciones). Si fuera que lso átomos existiesen, entonces no podría existir predicción alguna, pues todos estaríamos condicionados por estos pequeños cuerpos. 

Esto nos llevará a decir que no tenemos voluntad ni libertad para hacer alguna cosa. Cuando levantemos el brazo, en realidad no será el nuestro, sino que estamos moviendo algo nuestro que es movido por otro cuerpo (los átomos). También esto nos llevaría a pensar que nuestras decisiones no son nuestra responsabilidad, sino que son del universo y de la materia misma, lo cual es ridículo para Plotino

Contra la astrología 

Plotino sigue argumentando en contra de la astrología, diciendo que nuestro comportamiento lo debemos sólo a nosotros mismos y no a los astros. De ser así, entonces tendremos que decir que son las piedras las que nos condicionan a seguir ciertas acciones (el mismo tema de la responsabilidad). Además, Plotino añade el factor biológico hereditario, es decir, los seres humanos heredamos el aspecto físico y las actitudes irracionales del alma de nuestros padres(2)


Contra la universalidad

Hay quienes dicen que el alma del universo fue la causante de todo lo presente; sin embargo, Plotino no deja al alma fuera de esta discusión pues también es creadora, aunque sea de la particularidad. Finalmente, es esta la que origina todo lo que se conoce.

Causas plotinianas

Luego de toda esta discusión, Plotino advierte que pueden existir sólo dos causas:

El alma
El entorno

El alma por supuesto que supone una causalidad voluntaria, mientras que el entorno hace que el alma emprenda acciones involuntarias (la ira, la cólera, el enojo, etc.).

SOBRE LA PROVIDENCIA
(PRIMERA PARTE)

Plotino rechaza de fondo la teoría de que el universo no existía hasta la aparición de cierto ser que originó todo. El universo se creó por un ser eterno que siempre existió y que no perecerá jamás(3). 

Sin embargo, antes de hablar del Uno, hablemos de la inteligencia y de ahí hacia abajo. 

La creación

Esta fue la responsable de crear tanto a las almas como la materia con una impasibilidad propia. Ahora, la razón e inteligencia del mundo sensible no es la misma que la del mundo ininteligible. El movimiento de la inteligencia es circular y siempre busca lo que está dentro, pues no tiene necesidad de mirar lo que está afuera. 

Las distintas agresiones que los animales tienen entre sí son necesarias porque estos no nacieron eternos. Esto no es sólo en el aspecto físico, sino que también en el psicológico; por ejemplo, cuando los hombres tienen su propia concepción del bien y por eso atropellan a otros hombres para conseguirlo. 

La creación hizo posible que todos los hombres fueran felices ¿qué pasa con aquellos que no lo son? pues no lo son por causa de la divinidad, ellos no son felices porque no han tenido la suficiente voluntad de serlo. Como habíamos dicho en el libro anterior, el mal es falta (insuficiencia) de bien y por eso lo tenemos como pegado al cuerpo¿por qué? porque es un mundo susceptible al mal. 

El mal en el mundo y en el hombre

La providencia debe mirar todo en su conjunto y como el cuerpo es el mal (materia), la providencia debe mirar también el mal. Si comprendemos que el mundo está hecho de cosas inteligibles y cosas sensibles, entonces comprenderemos el mal. 

Ahora bien, ¿cómo puede existir mal si existe la providencia? Esta está en el mundo inteligible ¿no se extiende hasta la tierra (mundo sensible)? En efecto, pareciera ser que a veces los malos gobiernan países, mientras que los buenos obedecen a estos malos. Sin embargo, ¿es realmente culpa de la providencia? ¿la providencia no ve esto? La verdad es que sí lo ve. Si el hombre bueno es gobernado por el malo, es porque este hombre bueno no fue lo suficientemente entrenado en el cuerpo (o en el alma) para vencer al malo. Esta es la razón de la que el malo puede gobernar y el bueno no. 

Pareciera ser que Plotino deja la consecución del bien y del mal exclusivamente al hombre. En efecto, la inteligencia nos dirá que en una batalla será necesaria la ejercitación del cuerpo y no los rezos a la providencia. Lo mismo pasaría si estudiaramos para una prueba, obviamente nos irá bien si estudiamos, no si nos encomendamos a la providencia.  Por otro lado, Plotino considera acertada la aseveración de Platón cuando dice que el mal es involuntario(4), pero eso no quita la responsabilidad del hombre. Si tal hombre comete la acción, entonces dicho hombre tiene la culpa. 

La misma razón es la que da la maldad en los hombres porque no quiere que todo sea bondad. Si hubiera sido así, entonces solo existirían dioses. Para hacer más clara esta precisión, Plotino nos habla del pintor quien, cuando quiere dibujar un animal no sólo dibujará los ojos en toda la hoja, sino que dibujara sus extremidades y otras cosas. 

El mal también está presente en los animales salvajes. Ellos se devoran unos a otros en una especie de intercambio; los más fuertes sobreviven y los más débiles mueren. Esto no lo debemos ver como una insensibilidad de parte de Plotino, el filósofo nos dice que el cuerpo es una especie de préstamo para el alma, y si el cuerpo no nos pertenece ¿por qué vamos a reclamar por él? Es lo mismo que las riquezas, las podemos tener, pero materialmente no nos pertenecen. Así, la muerte sólo sería un cambio de cuerpo

Entonces ¿qué? ¿no habrá mal en el mundo? Si lo hay porque la contradicción (el bien y el mal) están hechos de acuerdo a un plan racional. La lógica nos dice que existe tanto el bien como el mal. 




SOBRE LA PROVIDENCIA
(SEGUNDA PARTE)

Las malas acciones no son parte de la providencia, pero sí tiene que llevarlas consigo: las almas universales son responsables de los actos superiores, mientras que las almas inferiores son responsables de los actos inferiores. El alma del hombre es bipolar. 

La providencia se encuentra en todos los hombres, el sentido superior del alma lo tienen todos los hombres; sin embargo, no todos lo usan porque se dejan llevar por la materia. El hombre se olvida de la parte de su alma que está con la providencia y comienza a cometer los malos actos. 



SOBRE EL DEMON(1)

El alma quiere huir lo más pronto posible para acercarse a la inteligencia y después a lo Uno; quiere estar lo más lejos de la materia. No obstante, el hombre también debiera acercarse (y téngase muy en cuenta la palabra ''acercarse'') cada vez más al Uno ¿cómo? optando por seguir las virtudes cívicas. 

¿Quién lo toma hacia el mundo inteligible? el conocido demon que fue tratado en los textos de Platón. Este demon conectaba el mundo inteligible con el sensible y a cada hombre le era asignado uno. Estos por supuesto se encontraban en la parte más sagrada del hombre: en el nous

Para Plotino la explicación del demon es muy similar, pero eso sí, añade que el demon no es exterior al alma. Quizás, esta es una de las partes más difíciles de entender, pues para Plotino el demon es tanto nuestro como también no lo es. Podríamos decir de alguna manera que el demon de Plotino se encuentra en la parte racional del hombre, pero no tiene que ver con el hombre en sí (en su totalidad). 



SOBRE EL AMOR

Plotino sigue el concepto de amor de Platón, diciendo que el amor es de dos formas: carnal y casto(5). Será evidente que si comprendemos la filosofía platónica, el amor carnal será correspondiente al del cuerpo y el casto al alma. 

Hay muchas personas que se conforman con el amor del mundo sensible, es decir, solamente con las bellezas del cuerpo, a pesar de que la belleza en realidad proviene del mundo inteligible. Esta última persona siempre va a necesitar belleza más allá de lo que podrá encontrar en el mundo sensible, en cambio, la persona que comprende la belleza en el alma podrá estar satisfecho siempre. 

Amor carnal: eternamente dependiente
Amor casto: autosuficiente

Ocurre un problema cuando el amor carnal se lleva al extremo  se puede llegar a amar promiscuamente y el objetivo del amor se pierde totalmente. En pocas palabras, la pederastia, que estaba condenada por los más conservadores en el imperio, es considerada un mal por Plotino

De alguna forma, las dos categorías de amor que tenemos podemos dividirlas en dos:

Amor carnal (mixto)

  1. Heterosexual (conforme a lo natural)
  2. Homosexual (contrario a lo natural)
Amor casto (puro):
  1. Reminiscencia de la belleza (alma)
  2. Sin reminiscencia de la belleza (cuerpo)

Para Plotino, el amor más excelente es el casto porque desde ahí se puede apreciar la belleza del alma (como también la del cuerpo) , sin llegar al deseo carnal.

El amor según Platón

*Quizás, antes de leer esta sección será útil acudir a los apuntes del Banquete de Platón. 

Si recordamos el mito de Platón sobre el amor, recordaremos que el amor surgió de la combinación de Penia (dios de la pobreza) y de Poros (dios del recurso) en la fiesta del nacimiento de Afrodita. Eros nació de la combinación de Penia y Poros, por lo que Eros siempre buscará a Afrodita. 

Por otro lado, Plotino nos dice que hay dos Afroditas; una que viene de Urano (dios del cielo) y otra que viene de la unión de Zeus y Dione (diosa de la primera generación de dioses). Por supuesto, la Afrodita de Urano es la diosa del mundo inteligible y la Afrodita de Zeus y Dione del mundo sensible.

Afrodita de Urano: Belleza del mundo inteligible
Afrodita de Zeus y Dione: Belleza del mundo sensible

No obstante, Plotino nos dice que en realidad Afrodita nació de Cronos y no de Urano; por lo tanto, Afrodita sería descendiente de Urano pero hija de Cronos. Así, la extrapolación del amor a la hipóstasis sería algo como esto:

Afrodita descendiente de Urano: El Uno
Afrodita hija de Cronos: Inteligencia
Afrodita hija de Zeus y Dione: Alma y cuerpo

Sin embargo, ¿podemos decir que hay un amor divino si Eros proviene no de dioses sino de ''demones''? Veámoslo en lo sucesivo.

Dioses y demones

Los dioses habitan en el mundo inteligible y no en el mundo sensible. Existen demones ''en sí'' que en realidad serían dioses y no demones. En los seres humanos, el amor existiría en una dualidad con el alma superior y el alma inferior; en la primera, tenemos el amor inteligible; mientras que en la segunda tenemos el amor sensible. 

Alma superior: Dios (forma)
Alma inferior: Demon (materia)

En fin, podemos decir que el amor que salió de Poros y Penia es el amor que tienen los seres humanos. 


SOBRE LA IMPASIBILIDAD DE LAS COSAS CORPÓREAS


En esta parte del tratado de Plotino, antes de desarrollar el texto tenemos que comprender y diferenciar tres conceptos claves:

Percepciones: actividades y juicios sobre las afecciones
Afecciones: modificaciones del alma como las penas, enojos y alegrías.
Juicios: evaluación sobre los actos cometidos. Lo que indica si algo es malo o bueno.

Una vez entendido esto se procede a describir la impasibilidad del alma. ¿Es realmente impasible? si es impasible ¿cómo es que finalmente sí se puede corromper?No es precisamente el alma superior la que se corrompe, sino más bien al inferior que está atada al mundo de lo sensible. El alma superior es la que se encarga de las virtudes mientras que el alma inferior de los vicios. 

Las afecciones del alma aparecerán si es el alma inferior la que ''gana'' en una situación determinada. Esto sería muy parecido al mito del carro alado de Platón, aunque de este modo, Plotino nos dice que al alma no se le agrega nada, sino que más bien tiene todo incorporado. 

Materia y almas inferiores

Podemos decir de alguna manera que el alma inferior podría llamarse ''alma vegetativa''. En esta alma se encontrará la parte apetitiva-afectiva del ser humano; por ejemplo, nutrición, incremento y generación. 

La materia también sería algo impasible, considerándola una estructura que está fuera del cuerpo y así podríamos decir que es incorpórea. De hecho, el problema de concebir la materia sin forma(6) sólo se puede lograr de forma abstracta y no sensible.  

Tenemos que pensar que la materia es algo infinito (como lo decía Plotino) y por lo tanto, esta materia jamás podría ser modificada o impasible porque sería lo mismo que decir que no existió siempre. Por más que el hombre luche y discuta entre los suyos, el aire, la casa la tierra permanecerán sin cambios. 

Una pregunta trascendental viene a colación ¿cómo es que la forma entra en la materia? Plotino utiliza aquí el texto platónico llamado Timeo, donde la materia se describe como una especie de receptáculo de las cosas. A pesar de recibir las cosas, la materia y la forma quedan impasibles frente a todo lo que reciben. 

En resumen tendríamos dos tipos de materia: una es el sustrato de las ideas del mundo inteligible y la otra sería la absoluta negatividad, ya que no tiene forma ni se puede equiparar a lo sensible. ¿Qué fue primero? ¿la materia (mundo sensible) o la forma (mundo inteligible)? dijimos que la materia era eterna y por tanto da la sensación de que fuera primera, sin embargo, hay que pensar la materia como un espejo del Uno. Un espejo que refleja la belleza y bondad del uno, pero de manera falsa. Es decir, el Uno, en toda su majestad parecerá perfecto, infinito y bondadoso, pero como la materia no lo puede representar originalmente, lo hace como puede. 




SOBRE ETERNIDAD Y TIEMPO

Antes de ver estos conceptos de manera conjunta es necesario verlos cada uno por separado; por eso, veremos el concepto de eternidad y luego el concepto de tiempo. 

Eternidad

Lo primero que se pregunta Plotino en cuanto a la eternidad es si esta se basa en movimiento o reposo. Plotino nos dice primeramente que debería estar en reposo y concebirse de forma inextensa, para no parecerse al tiempo(6). Sin embargo, el reposo incluye la extensión, ahora ¿cómo puede la eternidad ser reposo? puede ser pero no lo será en sí; es decir, la eternidad sólo participará del reposo. 

¿Podría reducirse al tiempo pasado, presente o futuro? la verdad que no, Plotino nos dice que la eternidad simplemente ''es''. En efecto, si hablamos de pasado o futuro tendremos que añadirle movimiento cosa que no podríamos aseverar. Sólo puede encontrarse en el presente. Naturalmente, nada puede advenirse a la eternidad, así como tampoco nada la puede modificar. 

Por lo tanto, la eternidad es infinita, pero no infinita en el sentido continuo, sino que infinita en acto. En otras palabras la eternidad es ''ya'' por lo que no tendría límites. 

Tenemos por lo menos tres características de la eternidad:

Reposa
Infinita
Acto

Como sabemos que la eternidad siempre ''es'' y no ''será'' o ''fue'', quiere decir que no está dividida en partes. No tiene un antes y un después sino que siempre es.  


*Quiero adelantar algo. La eternidad no pertenece al mundo de lo Uno, de hecho, está después de lo uno. 


El tiempo

Ahora que explicamos la eternidad falta explicar el fenómeno diario del tiempo.

¿Podremos identificar el tiempo con el reposo? en absoluto, no podremos hacerlo. Al contrario, el tiempo se identifica con el movimiento, pues este es el que produce el cambio en todos los seres. 

Primero que todo, Plotino se pone a destruir todas las teorías del tiempo propuestas por los filósofos antiguos. Veamos con detenimiento.

Pitagóricos:



Propuesta:
Los Pitagóricos decían que el tiempo (y por lo tanto el movimiento) tiene que ver con la rotación del a tierra. 

Refutación:
Sin embargo, esta teoría no sería probable porque la rotación de la tierra tiene muchos movimientos, y por lo tanto tendría muchos tiempos. No obstante, estos tiempos de la rotación de la esfera no pertenecerían a ella, sino más bien al universo. 

Estoicos:

Propuesta: Los estoicos decían que el tiempo se representaba como un intervalo del tiempo.

Refutación:
El tiempo no sería el intervalo de todo movimiento según el filósofo. Esto se debe a que hay distintos movimientos: unos más lentos y otros más rápidos que se deberían medir de otra manera. 

El tiempo abarca todos esos intervalos ya sean lentos o rápidos ¿qué pasa si tal como las paradojas de Zenón nosotros capturaramos el intervalo de un tiempo? en realidad eso no sería tiempo, sino que más bien sería espacio. Por lo tanto, dicho intervalo será cantidad de movimiento, pero no tiempo. 


Plotino está de acuerdo con Aristóteles, cuando éste decía que el tiempo es variación y movimiento(8). También decía que el tiempo es la medida del movimiento, o, como aparecen en los apuntes marcados anteriormente, el tiempo es magnitud. 

En conclusión podemos decir que el tiempo está en todos nosotros y tiene que ver más con el movimiento que con el reposo. En otras palabras, el tiempo es una imagen de la eternidad, se mueve dentro de la eternidad. 


SOBRE EL UNO

La naturaleza

Lo primero que Plotino describe es la naturaleza, la cual necesita de una materia para hacer sus propósitos. 

Plotino va en contra de los estoicos quienes decían que en la naturaleza se encontraba la razón. Sin embargo, la razón debemos describirla como algo en reposo y no en movimiento; algo que no cambia; por ejemplo, 2+2 siempre será 1. Por otro lado, la naturaleza es algo que necesariamente tiene movimiento. Se encuentra en el tiempo y el tiempo la obliga a cambiar constantemente.

La naturaleza no tiene materia, pues no necesita de ella. Para que la materia se convierta en fuego no necesita de más materia, sino que de razón (forma). Por otra parte, Plotino nos dice que la razón preside a la acción; conviven entre sí, pero la razón siempre está primero. Por lo tanto, razón será contemplación más que acción y si es así, la naturaleza es acción y no contemplación (no razón). El único que puede razonar es el ser humano. 

El alma del ser humano

La contemplación se da en los seres humanos justamente en la razón. La acción de los hombres sólo sería una sombra de la razón de los hombres. Tomando en cuenta todo esto, tendríamos que la contemplación hace a todos los seres humanos porque, en efecto, tras traer un bebé al mundo hay una intención de traerlo (sea esta buena o mala). La acción siempre proviene de la contemplación. 

La inteligencia

Si el alma superior es la que contempla ¿quién habrá creado el alma? por supuesto, algo superior a ella que sería la inteligencia. Obviamente esta no es una inteligencia particular, sino más bien una inteligencia universal que creó a lso demás seres a través de la contemplación. 

La inteligencia sólo puede tener bien y es la más pura de las contemplaciones. No contiene materia ni tampoco se deja arrastrar por ella, es pura forma en términos aristotélicos.

El Uno

Esta estructura es la más difícil de explicar, pues no es inteligencia pero tampoco es no-inteligencia. Está en todos lados, pero al mismo tiempo no sabemos cómo identificarlo. 

Se podría pensar que sería fácil identificarlo por medio de la inteligencia, sin embargo, el Uno está más allá de la inteligencia, y por lo tanto, sólo nos quedaría la habilidad intuitiva; es decir, debemos dejar la inteligencia y dejarnos llevar por el sentido. 

El Uno es orígen de todas las cosas, pero es distinto de todas las cosas que originó. Si fuera que es idéntica, entonces todas las cosas serían iguales, lo cual es absurdo. Por otro lado, el Uno sería el bien puro, pues el bien puro no necesita absolutamente nada. No es inteligencia porque la inteligencia necesita del bien para ser inteligencia y el Uno no es dependiente de nada porque el bien no depende de nada. 

En este sentido podríamos decir que la inteligencia siempre está deseando al Uno porque es el bien. Pero el bien no puede desear nada aparte de sí mismo. 


Cada realidad va girando concéntricamente en la otra porque cada una de ellas se necesita recíprocamente. La única excepción que existe es el Uno, pues esta realidad no gira alrededor de ninguna porque no necesita a ninguna. 


Conclusión

Este puede ser el libro que inicia la complejidad de Plotino, al agregar conceptos sumamente abstractos como la providencia y la eternidad. Ahora sí se puede apreciar del todo la influencia platónica de parte de Plotino; aunque aún me queda algo dando vueltas ¿cómo podemos concebir el bien? Plotino nos dijo que con la intuición, pero no me es suficiente para explicar algo que se supone que es racional o que está emparentado con él. En fin tendremos que seguir en el análisis de estos libros.

Plotino - Las Enéadas (Libro II: El movimiento y la materia) (270)

Por supuesto, Plotino no sólo hablaba de filosofía y se ponía a discutir las cuestiones platónicas. La investigación sobre los astros no era una cuestión que estuviera alejada de la mente de Plotino, todo lo contrario. De hecho, si lo pensamos bien, ni con Platón ni con Aristóteles ni con Séneca ni Ptolomeo, los astros se han visto ignorados ¿y cómo podrían ser ignorados? su belleza y sus movimientos nos seducen y nos llevan a plantearnos muchas preguntas sobre ellos. Veamos qué nos dice el filósofo neoplatónico sobre estos fenómenos. 

Referencias:

(1) Por todas sus limitaciones, el cuerpo siempre cambia mientras que el alma no. 
(2) Si recordamos el Timeo de Platón veremos que el demiurgo estaba encargado de distribuir las almas en la tierra, mientras la naturaleza ya estaba construida. 
(3) Se recomienda leer el tercer libro de la Física de Aristóteles para entender la potencia y el acto. 
(4) Los gnósticos tenían una especie de filosofía cristiana, esta tierra nueva seguramente se refiere al cielo cristiano. 

LAS ENÉADAS

ENÉADA II: EL MOVIMIENTO Y LA MATERIA

SOBRE EL CIELO


Antes de saber sobre la esencia del cielo, para Plotino es preciso hacer algunas aclaraciones en cuanto a la materia y la forma. Para el filósofo, los astros en general pueden perecer, pero los que le quedará para siempre será la forma (el alma). Lo mismo ocurrirá tanto para los animales como para los hombres, estos perecerán pero sus almas quedarán. 

El problema es el siguiente. Si los astros permanecen imperturbables e invariables ¿cómo es que pueden ser cuerpos(1)? Por ejemplo, la luna siempre es la misma sin alterar su materialidad. Si el cuerpo de los astros es indestructible ¿para que existirá alma dentro de ellas? Plotino apuesta por la teoría de Aristóteles de que los cuerpos de los astros están hechos de una materia más duradera. 

¿Qué tipo de materia es esta? una materia creada por Dios ¿qué pasa con la materia que es atributo de los animales? esa materia está hecha por el demiurgo(2). Por lo tanto, podríamos decir que nuestra materia es inferior a la materia de los astros. 

Así deberíamos decir que el cielo y los astros están compuestos de una materia inmortal hecha por dios. 


SOBRE EL MOVIMIENTO DEL CIELO

El movimiento del cielo es circular porque en realidad la circularidad es perfecta. Además, el cielo tiene que girar alrededor de su centro como es la tierra. 

Movimiento circular de las almas
  
Podríamos decir de alguna manera, que en las hipóstasis que fueron mencionadas en el libro anterior, el Uno sería el centro de todas las cosas. El alma rodearía al Uno, pero nunca podría alcanzarlo, puesto que está en una hipóstasis de baja categoría (la inteligencia también se movería alrededor del Uno.

 SOBRE LA FLUIDEZ DE LOS ASTROS

¿Tendrán voluntad propia los astros para dirigir nuestro futuro? Plotino en este apartado quiere distinguir bien la diferencia entre astronomía y astrología. 

Para Plotino, el estudio de la astrología es vano e incorrecto porque en efecto, no porque un astro se encuentre en tal posición del cielo va a afectarnos o a hacer algo. 

De hecho, si fuera así, entonces los signos del zodíaco que no están en simpatía con el día (por pertenecer a un planeta en específico), estarían en simpatía de noche ese mismo día, pero con otras personas de otra parte (quizás en otro hemisferio). Por lo tanto, ese mismo astro tendrá que producir efectos contrarios. 

¿Cómo es que el zodíaco puede predecir algunas con orden y exactitud (entre muchas otras)? En realidad, no son los planetas o el zodíaco el que predice todas estas conductas, sino más bien son los seres humanos. Bastará con observar a un hombre y tener un registro de su comportamiento según ciertas condiciones, sin tener esto necesariamente que ver con el zodíaco. El hombre fue quien le puso comportamiento al zodíaco y no al revés. 


SOBRE LA MATERIA

Plotino no se convence de ninguna de las teorías planteadas por los aristotélicos (materia como sustrato) ni por la de los estoicos (no tiene cualidades). La conceptualización de Plotino es muy variada, así como también son variadas las cosas del alma.

Sabemos por una parte que el alma tiene una propiedad racional e irracional y que de estas derivan un alma superior, y otra de un alma inferior. 



Es necesario entender que Plotino sí acepta la teoría de que la materia no puede ser concebida sin la forma. La materia no se puede denostar del todo, pues es esta la que nos da la propiedad de los cuerpos. 

De manera metafórica, Plotino nos dice que el alma es la que da luz a la materia que está oscura y opaca. La materia es el receptáculo que recibe a los cuerpos y por eso ésta tiene magnitud. 

Materia y corporalidad

Plotino distingue entre materia y corporalidad, pues no son la misma cosa. La corporalidad está dentro de la materia, pero no es la misma en sí. ¿En que consiste esta diferencia? en que el cuerpo es determinado y la materia es indeterminada.

Materia: infinita e indeterminada
Cuerpo: finito y determinado

En efecto, el cuerpo tiene magnitud y cualidad porque son los mismos límites los que le dan estas características, mientras que la materia no tiene magnitud

Sin embargo, ¿cómo es posible que la materia y el Uno sea infinito? recordemos que la materia es una copia de todo lo demás. Por lo tanto, la materia es una copia de la infinitud del Uno.



SOBRE LA POTENCIA Y EL ACTO

No, nos estamos confundiendo. La potencia y el acto serán entendidos aquí como términos estrictamente aristotélicos(3)

Con Aristóteles entendíamos que los seres sensibles (los cuerpos) están sometidos a la potencia, ahora, según los términos plotinianos ¿se encontrará la potencia en lo inteligible? La respuesta es NO ¿Por qué? porque en lo inteligible no existe el tiempo, y la potencia para ser potencia necesita tiempo. 

Tomemos un ejemplo de Aristóteles: la estatua de bronce. 

Bronce: potencia (materia)
Estatua: acto (forma)

El bronce solo siempre será potencia de la estatua, pero cuando la estatua está hecha, entonces tendríamos que decir que tenemos una estatua en acto porque la forma de la estatua junto con el bronce hacen que ella esté en acto. 

Ahora, este acto no es meramente un acto y ya, pues no olvidemos que la estatua aún tiene su potencia (bronce). A este acto lo llamaremos ''acto-actividad'', pues se sigue sosteniendo como sustrato de la estatua, pero en el ejemplo de que el aire pasa a ser fuego, entonces tenemos un ''acto-forma''. ¿Por qué? por que el acto que es el aire, pasa a ser otro acto que es el fuego (el fuego y el aire no son lo mismo). 

¿Pero qué pasa con esa materia ''inteligible'' que es la materia que tenían los astros? Pues justamente es otro tipo de materia, pero no tiene nada que ver con la forma. Si fuera así, entonces tendríamos que decir que la inteligencia es la forma del alma, lo cual es incorrecto porque el alma no es totalmente inteligente.



SOBRE LA SUSTANCIA O LA CUALIDAD

Este es otro concepto aristotélico que Plotino quiere desarrollar en esta parte. La sustancia tendría que ser inteligible, pues los accidentes son los atributos de la sustancia; sin embargo, ¿podemos hablar de sustancias inteligibles y sustancias sensibles? es común pensar que tienen diferencias, pues las sustancias inteligibles siempre están en acto y las sensibles en potencia. Pero si las inteligibles tienen accidentes ¿en qué se diferencian de las sensibles?

Las sustancias tienen características que son sus accidentes, ahora, según Plotino, no todos las cualidades son accidentes. Por ejemplo, que un hombre sea blanco, ese color no será accidente de él; al contrario será sustancia porque es propio de su raza. Ahora, podemos comprender la cualidad de dos formas; accesoria y sustancial. Cuando la cualidad es accesoria es puramente cualidad, pero cuando esta cualidad es inmanente al sujeto, entonces es sustancia. 

SOBRE LA COMPENETRACIÓN TOTAL

En la antigüedad, las opiniones entre estoicos y peripatéticos estaban divididas por la teoría de la compenetración de los cuerpos; es decir, si dos cuerpos cuando se unen quedan separados (peripatéticos) o se juntan y forman uno solo (estoicos). 

¿Qué diremos de un cuerpo que esté empapado de agua? si un papiro se moja, ¿diremos que el agua no se compenetra en el papiro? Para los peripatéticos el papiro no se debería mojar, pues las propiedades materiales del papiro no son las mismas que las del agua. Los estoicos por su parte dicen que los cuerpos se van cortando hasta el infinito, lo que Plotino considera ridículo (si fuera así, entonces no quedaría nada de los cuerpos.

Plotino pone fin a estas discusiones entre peripatéticos y estoicos, diciendo que la compenetración se hace entre las cualidades y no entre la materia. 


SOBRE LA VISIÓN

Es cierto que hay veces en que las cosas nos parecen más pequeñas y otras más grandes. Esto se debe a que cuando vemos una cosa a lo lejos, la luz se contrae a la medida del tamaño de la pupila. También puede ser porque a medida que nos vamos acercando, vamos descubriendo cada punto de magnitud en la materia. 

En todo caso, lo primero que podemos reconocer al ver una cosa es su forma y luego, accidentalmente, su magnitud. De hecho, en el sonido pasa lo mismo, la forma es lo primero que llega, y el volumen de este es accidental. 

La magnitud se da al mismo tiempo que se da el color. Vamos descubriendo que primeramente, el color es desvaído y luego captamos la magnitud. Sin embargo, la vista puede engañarnos ¿cuándo? cuando dos objetos tienen las mismas características pero están en diferente posición. Este fenómeno nos hace pensar que los objetos son diferente, pero en el fondo no lo son. Esto se debe a que la vista no puede distinguir la totalidad de cada parte (parte por parte) de los objetos vistos. Por lo tanto, la vista no nos engañará cuando los objetos sean diferentes. 


Este es el típico ejemplo de los círculos que pareciera que son diferentes pero que en realidad no lo son. 


CONTRA LOS GNÓSTICOS

Ha quedado claro en el libro anterior que las tres fases de realidad en el sistema de Plotino son inamovibles a excepción del alma, que puede estar más cerca al uno o a la materia. 

La caída del alma

Bien es conocida la historia del mundo de las ideas donde hay un alma que cae a la tierra olvidándose de toda su vida pasada. Los gnósticos argumentan que la creación de la materia se debe a una caída del alma, pero esto no es cierto (que sea por una caída). 

La verdad es que la caída del alma se debe a una inclinación de esta a vivir en el mundo de los mortales ¿Por qué si en el mundo inteligible estará mejor? porque en el mundo inteligible no podrá crear, pues ¿para qué necesita creaciones el mundo inteligible? más lo necesita el sensible. 

Creación del cosmos

Justamente eran los gnósticos los que creían que el cosmos se hizo de mala manera, ya que en el mundo existe mucho mal. Esta opinión es refutada diciendo que el cosmos no representa la verdadera imagen de su creador, el cosmos es sólo una imagen del mundo inteligible, pero no el mundo inteligible. 

Los gnósticos rechazan las características terrenales, diciendo que cuando mueran los estará esperando una ''tierra nueva'' donde no sufrirán(4). Ahora, ¿qué necesidad tiene el dios de los gnósticos de tener una ''nueva tierra'', siendo que ya tienen el mundo inteligible? No hay ninguna necesidad para una nueva tierra. 

Desprecio a la tierra

Otra cosa que critican los gnósticos (en ese tiempo) era el origen del universo, es decir, si fue creado, o si en realidad nunca tuvo comienzo. Ellos creen que si el demiurgo hizo este mundo, entonces el demiurgo tuvo que cambiar de forma para crearlo. Para Plotino, este demiurgo no es nada más ni nada menos que la inteligencia (segunda hipóstasis), pero recordemos que nada puede modificar la inteligencia porque es todo bien. 

La crítica hacia la tierra es una constante entre los gnósticos, pero Plotino los refuta diciendo que, si bien es una imagen del mundo perfecto, la tierra nos da todo para quererla y para escapar de ella cuando sea necesario (suicidio). 

Por otro lado, está bien, en este mundo existe pobreza y delincuencia entre los ciudadanos. No obstante, nadie te está forzando a ser ciudadano de este mundo. Para Plotino, al igual que para los estoicos, el suicidio es una opción si la vida se vuelve insoportable. Si uno quiere que las cosas sean mejores, entonces bastará ser bueno en cada ocasión, la vida nos da la oportunidad de ser buenos. 

El problema del mal

Ya habíamos visto que la materia era infinita y que no pertenecía al mundo inteligible. Es necesario agregar que si la materia es infinita, entonces el mal también, sin embargo, ¿de dónde proviene el mal? proviene de la falta de bien. Entonces, en cada decrecimiento del alma estará presente el mal; por ejemplo, el alma es mala cuando falta de inteligencia. 


Conclusión

Este libro servirá para refutar algunas teorías planteadas por otras escuelas filosóficas, así como también filosofías venideras. Aquí con Plotino podremos evidenciar una buena dosis de cristianismo, sobre todo cuando hablamos de que el mal es ''falta de bien''. No obstante, hay algunas cosas que no cuadran totalmente con la teoría cristiana cuando Plotino habla sobre un mundo inteligible que no es una ''nueva tierra'', como diría en el Apocalipsis. Una vez más Plotino refuerza la poderosa teoría del Uno. 

viernes, 21 de octubre de 2016

Plotino - Las Enéadas (Libro I: El bien y el mal) (270).

Este problema se extiende a lo largo de todas las otras filosofías. Todo filósofo se ha preguntado por el hombre y su diferencia con los animales y Plotino no iba a estar ajeno a esta explicación y diferencia. Por supuesto, estos temas involucran también el conocimiento del alma y del cuerpo, a saber si ellos son compatibles coexistiendo, o si ellos existen de forma separada en un mismo ser. Es una pregunta compleja ¿no? Veamos si el filósofo es capaz de resolverla.

Referencias:

(1) Para ver más información véase la biografía de Plotino.
(2) Las virtudes cardinales fueron propuestas por Platón en el libro IV de la República
(3) Rememorar para hacer referencia a la reminiscencia en Platón. 
(4) Nótese que para Plotino la dialéctica no tiene relación con la lógica, sino más bien con la metafísica. 
(5) Todo lo contrario a Epicuro, quien consideraba la memoria como algo fundamental. 
(6) En la religión se usa para designar a caad compuesto de la Trinidad: padre, hijo y espíritu santo. 


Definiciones:

(1) Simple: recordemos que simple quiere decir algo indestructible. 
(2) Compuesto: lo que puede destruirse, dividirse, construirse, etc. 

LAS ENÉADAS

ENÉADA I 

SOBRE QUÉ ES EL ANIMAL Y QUÉ ES EL HOMBRE


Distinciones sobre el alma y el cuerpo

Una pregunta esencial en el pensamiento de Plotino es clave: ¿qué es el sujeto? Veamos las alternativas que pueden surgir

  1. El alma
  2. El alma que se vale del cuerpo
  3. Compuesto del alma y el cuerpo
  4. Una imagen que el alma y el cuerpo proyectan en conjunto

Comencemos entonces por analizar el primero de los elementos que resultan de la pregunta sobre el sujeto:

Alma


¿Qué diferencia existe entre el alma y la esencia? ¿acaso son distintas? si lo fueran, entonces el alma es la que recibe todas las emociones y si son diferentes, entonces el alma no recibirá ninguna de las emociones. 

Esta segunda propuesta hace que pensemos que el alma es inmortal (como debiera ser). ¿Por qué? porque si es un elemento inmortal ¿de qué va a temer? sólo se puede temer a lo que se puede padecer y lo inmortal no padece nada. Si el alma es simple(1) por esencia, entonces el alma es autosuficiente y no puede tener ninguna afección.

El alma que se vale del cuerpo:

Si el alma se vale del cuerpo como un instrumento, entonces el alma no puede ser afectada por nada que el cuerpo sea afectado. Sin embargo, Plotino nos dice que es posible que el alma sea forzada a utilizar los sentidos del cuerpo. Pero si esto es así, entonces el alma puede ser afectada por el cuerpo.  Ahora, el alma va a ver lo que quiera ver incluso forzosamente, el alma no puede ser controlada por el cuerpo,sino que siempre es al revés. 

Compuesto del alma y el cuerpo:

Si estas dos cosas están mezcladas, entonces el alma pierde porque participará de la mortalidad e irracionalidad. Ahora ¿es imposible que sea así? Plotino nos dice que sí al modo de la ''unión confusa'' que Amonio le había enseñado(1)

Plotino dice que el alma permanece impasible en el cuerpo y que ninguna afección de este último podrá afectarla. 

Una imagen que el alma y el cuerpo proyectan en conjunto:

Existe una pregunta clave, cuando nos entristecemos, ¿quien es el sujeto de la tristeza? ¿el alma o el cuerpo? Plotino nos dice que la tristeza es parte del cuerpo y no del alma, porque, la opinión (o el punto de vista de un acontecimiento) es la que luego produce la pena, pero la opinión está separada de la pena. 

Alma: genera la opinión
Cuerpo: produce la pena

Es el compuesto (el cuerpo) el que siente por el alma. El alma es como una luz que hace mostrar al cuerpo tal cual es; por lo tanto, una no tiene que ver con la otra. 

El hombre y el yo hombre

¿Cómo es que tenemos alma pero podemos sentir las afecciones? porque el hombre no se ha salido de ser animal; es decir, de tener cuerpo. 

El alma no percibe las sensaciones las cuales el cuerpo tiene susceptibilidad. Al contrario, tiene impresiones de las sensaciones que al cuerpo llegan, a causa de que estas ya son inteligibles. Por lo tanto, el alma contempla impasiblemente las sensaciones que son recibidas por los órganos, lo que nos hace pensar en dos facultades:

Alma: percepción
Cuerpo: sensación exterior

Es en el alma donde se encuentra el ''yo'' del hombre y no en el cuerpo. 

La inteligencia y Dios

¿Cómo poseemos la inteligencia? el alma la posee como algo propio de lo que podemos participar. 

¿Cómo poseemos a dios? Está montado en el alma como en el cuerpo y en todos los animales individualmente. 

Sin embargo, si dios está en nosotros ¿porque obramos mal? ¿no es acaso la opinión la que nos lleva a cometer el mal? cometemos el mal porque cedemos a las partes inferiores de nuestro ser. Cedemos a los impulsos del cuerpo y nos dejamos dominar. 


SOBRE LAS VIRTUDES

Los males existen en el mundo y el alma debe escapar de ellos inmediatamente. La huída que emprende el alma frente a estos males es perseguir a dios; alcanzarlo. 

La virtud cívica y cardinal

El alma debe conducirse por medio de la virtud para alcanzar a dios, pero no se deben olvidar las virtudes cívicas. Estas virtudes son las que controlan las pasiones que tenemos dentro, que también eran conocidas como las virtudes cardinales(2).

Virtudes cardinales y cívicas

  • Valor
  • Moderación
  • Prudencia
  • Justicia

Sin embargo, hay un cuestionamiento a estas, porque, ¿será que solamente con las virtudes del alma estamos más cerca de dios? Pensemos en Heracles (Hércules) quien solamente tenía virtudes cívicas ¿no se asemejaba a un dios?

Plotino nos ayuda a resolver esto con el símil de la semejanza. Es decir, cuando un trozo de madera se acerca al fuego este se vuelve caliente. Así mismo, las virtudes cardinales hacen que las virtudes cívicas se asemejen a las virtudes superiores. 

Virtudes superiores

¿Cómo se llega al tipo de virtudes superiores? la única forma es ''purificando'' las acciones. ¿Cómo se logra dicha purificación? cuando cumplimos exactamente todas las virtudes cívicas. Ahí ocurrirá el ''asemejamiento'' a dios. 

Una cosa interesante que nos dice Plotino es que lo divino no está en la disposición del alma; en otras palabras, el alma sería otra cosa aparte de lo divino. Por lo tanto, lo divino no necesita virtud. Y eso no es todo porque no sólo lo divino no necesita virtud, sino que tampoco la inteligencia. 

Esto se debe a que la bondad de la divinidad es absoluta y la del alma no. La del alma tiene límites, pero la divinidad es permanentemente buena. La inteligencia tampoco necesita virtud y no está ligada al alma, porque de ser así, el alma entonces no cometería ningún error. 

La separación del alma con el cuerpo

Plotino nos asegura que el alma sí se separa del cuerpo y lo hace concentrándose en sí misma. El alma observa impasiblemente el cuerpo mientras puede estar concentrada en sí misma. 

Por otro lado, tenemos dos tipos de alma:

En sí misma: perfecta
Irascible: imperfecta

El alma en sí misma siempre tratará de tranquilizar a la irascible y si no lo puede del todo, entonces tratará de disminuir el impacto de aquella. 


SOBRE LA DIALÉCTICA

¿Quienes son los que pueden dirigirse a la contemplación del bien supremo? De acuerdo con Plotino son tres:

El filósofo
El músico
El enamorado

¿Les suena parecido esto de contemplar el bien? Exacto, la alegoría de la caverna, es decir, para llegar al bien necesitamos subir a través de la cueva. Si es así, entonces todos tenemos dos partes por las que transitar: el mundo sensible y el mundo inteligible. 

Guía para los tres personajes

Veamos cómo es que estos tres personajes pueden ir subiendo a la contemplación del bien. 

El músico: impresionable, pero no presto a impresionarse por cualquier cosa, a menos que sea una melodía o algo por el estilo. 

La forma de guiar al músico hacia dicha contemplación es mostrándole que las figuras musicales tienen una belleza propia. Son ordenadas por que son bellas y están bien ellas; por lo tanto, mostremosle al músico lo que va más allá de escuchar una melodía. 

El enamorado: el mismo músico puede pasarse a ser un enamorado, porque, además, el enamorado es un buen rememorador(3) de belleza. 

El problema con el enamorado es que se queda embelesado con los cuerpos y le cuesta salir de ahí. La forma para sacarlo de ahí es mostrarle que todos los cuerpos comparten una misma belleza universal, y que ésta belleza no se encuentra en los cuerpos sino que en la inteligencia (nous). 

El filósofo: este personaje ya está casi listo para comprender las cosas del bien. Si en el camino se perdiese, entonces será necesario seguir la ruta de la caverna; se le enseñará matemáticas y finalmente se le enseñará la dialéctica para que por fin pueda contemplar las cosas últimas. 

No es que el filósofo posea la dialéctica, de hecho, la dialéctica está con nosotros a través del trabajo metafísico(4) del alma y la inteligencia. 

SOBRE LA FELICIDAD


El mismo Aristóteles en su Ética a Nicómaco hablaba del fin que tiene el hombre, así como el fin de los animales. Por otro lado, en algunas teorías helenísticas teníamos que el placer es el fin del buen vivir; es decir, que vivir bien consiste en satisfacer el placer. Si este fuera el fin, entonces lo animales son los seres más felices del mundo. Por lo tanto, esto llevará a que todo ser humano quiera ser un animal. 

Sin embargo, para que el placer sea un bien, quien postule al placer como lo máximo tendría que conocer primero el bien antes de decir que el placer es el bien. De esto se saca que el placer no será la causa del buen vivir, porque la persona que piense esto tendrá que explicar por qué el placer es un bien.

Plotino pone la facultad de juzgar (bien) por encima de la experiencia (placer):

Juzgar: el bien
Experimentar: el placer

No obstante, para Plotino el apego a la razón tampoco sería la felicidad completa; sirve para la felicidad, pero quizás faltaría algo más. En todo caso, si decimos que la razón es la felicidad, entonces ni los animales ni las plantas son felices. 

Vida racional, vida irracional y vida perfecta

Si reflexionamos esto, podríamos decir que tenemos una paradoja, pues si la vida es racional, entonces ni las plantas ni los animales son felices, pero si decimos que la vida es irracional, entonces los humanos nunca serán felices. 

Entonces, la felicidad no es apoya en sólo un estilo de vida, sino que estará en la inteligencia; es decir, el sabio (una persona inteligente) será el más feliz de todos, mientras que el hombre común y silvestre será feliz en potencia. 

Lo que propone Plotino es un tercer modo de vida distinto a la vida racional e irracional: la vida perfecta. Esta vida está vinculada con la inteligencia; en consecuencia, quien alcance la inteligencia en acto será feliz. Para Plotino la felicidad consiste en bastarse así mismo. 

Con esto concluimos que es imposible que el animal así como las plantas puedan ser felices. La felicidad, dice Plotino, no consiste en sólo tener buenas sensaciones o buena formación corporal. 

Las cosas necesarias, superfluas, y el bien

Es típico pensar que en la vida preferible necesitemos las cosas superfluas. Estas cosas son aquellas que se extinguen y que no son necesarias para seguir existiendo. Por otro lado, tenemos las cosas necesarias para la existencia como el alimento y el refugio. Finalmente tenemos las cosas que son inmanentes al bien. 

La salud y la ausencia de dolor son cosas necesarias pero no son bienes. El estado que no necesita ni salud ni ausencia de dolor, es el estado perfecto del ser humano. 

Pensamiento e inteligencia

¿Es posible ser feliz si uno no se percata de ello? la percepción de alguna acción no tiene nada que ver con que seamos menos o más. En efecto, no porque no sepamos que somos hermosos seremos menos hermosos. 

No es necesario que la inteligencia se mezcle con el alma. La inteligencia se piensa a sí misma sin la ayuda de esta, así como el pensamiento tiene lugar sin necesitar la imaginación. De hecho, que nuestros actos sean llevados a cabo no quiere decir que seamos consciente de ello, y por eso se dice que la inteligencia puede actuar por sí sola. 

El fin del hombre con la felicidad
No importa si el hombre es esbelto o corpulento, la felicidad no necesita de esas cosas. Por lo tanto, al sabio, quien es el único que puede ser feliz, no le importará tener un buen cuerpo porque eso en nada contribuye a la felicidad. 



SOBRE SI LA FELICIDAD SE ACRECIENTA

La felicidad consiste en una disposición que no tiene nada que ver con evocar recuerdos felices(5). Es una disposición que siempre ocurre en el presente. 

Si hablamos del futuro, entonces, el hombre que desea cosas del futuro desea cosas que ya existen y sólo está esperando por ellas. Por lo tanto, en el futuro la felicidad nunca es aumentado, porque el deseo de ser feliz no es más que lo presente, nunca aumenta. 

En todo caso, sí, unos pueden decir este hombre es más feliz que otro; sin embargo, en ese sentido no hay grados de felicidad. En ese caso tendríamos que decir: ''ese hombre es feliz'' y ''este hombre no es feliz''. Lo único que es aumentado quizás es el tiempo, pero ya dijimos que la felicidad se da en el presente y sin aumento.

¿Qué pasa en el caso de la infelicidad? pues la infelicidad es la única que se puede acrecentar porque las enfermedades pueden ser crónicas. 

El tiempo y la felicidad

La felicidad no puede dividirse porque de ser así, entonces la felicidad podría no llegar a existir (y la felicidad siempre vuelve a existir). La felicidad y el tiempo no son lo mismo, así como el tiempo no puede acrecentar la felicidad porque la felicidad es o no es; en otras palabras, la felicidad no tiene grados
Además la felicidad no está en las acciones del hombre, como dijimos anteriormente, la felicidad se alcanza en la disposición de hacer esas acciones. 



SOBRE LA BELLEZA

Grados de belleza

Como es de suponer, Plotino distingue dos tipos de belleza: la sensible y la inteligible. La primera es parte de los sentidos, mientras que la segunda es parte del alma. 

Belleza de los cuerpos


Este tipo de belleza se basa fundamentalmente en la buena proporción de los cuerpos y su conjunto. Que sean uniformes, coloridos y suaves (o duros cuando convenga).

De este modo, entre lo simple y lo compuesto(2), lo compuesto cobrará importancia en la belleza de los cuerpos. ¿Qué quiere decir esto? que las partes individuales no tendrán belleza, sino que solamente el conjunto de ellas. Sin embargo, ¿podemos decir que las cosas individuales no son bellas? ¿acaso los colores de los rayos del sol no son bellos por sí mismos? claro que sí, por lo tanto, los compuestos no son realmente bellos; hay algo más allá.

Esto que va más allá de las cosas compuestas es la forma. El hombre opina que los cuerpos son bellos no por su composición, sino más bien por la forma que tienen (entendiendo que la forma es perteneciente al mundo inteligible). Por lo tanto, cuando la forma participa del cuerpo, el cuerpo se vuelve bello, pero sin forma el cuerpo será el más feo de todos. 

Ahora, puede existir una pregunta válida ¿cómo es que lo incorpóreo hace que algo corpóreo sea hermoso? fácil. Para que la materia sea vista se necesita luz, y la luz es algo incorpóreo. La virtud es algo incorpóreo y hace que los hombres sean bellos. 

Belleza de las almas

En esta parte de la belleza, lo inteligible no necesita en nada de lo sensible, solamente puede observar y enjuiciar lo sensible (o compuesto). La virtud determina si el hombre es realmente virtuoso, así como la justicia determinar si el hombre es realmente justo. 

Ahora, ¿puede el alma ser fea? Por supuesto que sí. El alma se vuelve fea cuando tiene la intención de acercarse al cuerpo. La inteligencia es la única que no es susceptible de fealdad. Por lo tanto, tenemos por ahora tres niveles de ''belleza''. 

Materia: fea
Alma: bella y fea (dependiendo su cercanía con la materia)
Inteligencia: bella

Obviamente la inteligencia nunca estará ausente de belleza porque la inteligencia tiene todo lo bueno. Así, la belleza tiene como homónimo el bien. 



*Para mejor visualización, haga clic en la imagen.

Quién puede contemplar la belleza de los cuerpos a través de la inteligencia, entonces ese hombre será el más afortunado de todos. Por otro lado, quien sólo pueda ver la fealdad de los cuerpos será el más desdichado. 

A este tipo de belleza cabe hacer una pregunta práctica ¿Cómo llegar a esa belleza de la inteligencia? Pues todo aquel que pueda alejarse de lo corpóreo y adore más a lo incorpóreo como lo es la inteligencia. Hay que hacer como hizo Odiseo al rechazar los encantos de hechicera Circe, y mejor se devolvió para navegar hasta Ítaca a ver a su amor. 



SOBRE EL BIEN PRIMARIO Y OTROS BIENES

Plotino sigue la teoría aristotélica de la República donde cada ciudadano tiene que cumplir una función específica, y no varias funciones. 

Por otro lado, el máximo bien supremo se encontrará más allá del alma e incluso más allá de la inteligencia. De hecho, de este bien dependen todas las cosas del mundo, desde lo material hasta lo más abstracto. 

En efecto, ¿qué hay más allá de lo bueno? Nada más podría existir. La inteligencia es buena, pero ¿de dónde le viene esta bondad? del principio máximo de toda realidad. Lo que Plotino llama ''El Uno''. 




Este sería el diagrama general de los ''grados'' de realidad que propone Plotino. A estos también se les puede llamar Hipóstasis(6); es decir, tres cosas que conforman un sólo concepto. 

SOBRE LOS MALES

Una forma de conocer qué son los males es saber ubicar su origen, al igual que saber su contrario: el bien. De hecho, esta última es la opción que elige Plotino para investigar a qué nos atenemos cuando hablamos de los males. 

El bien

El bien es aquello de donde todas las cosas están suspendidas y que dependen de él. Veamos algunas características:


  • No necesita bienes (pues ya es el bien)
  • Se basta a sí mismo
  • Es medida y límite de todas las cosas
  • Esta presente en todas las cosas

La inteligencia es el primer acto de lo Uno, así como el alma es el primer acto de la inteligencia y que a su vez rodea la inteligencia (como si fuera un satélite), lo mismo ocurre con la inteligencia hacia lo Uno. 

El mal

Entonces, ¿dónde está el mal? el mal no podría estar en lo Uno puesto que es el bien supremo, pero tampoco podría ser la inteligencia que es otro bien rodeando el Uno. Faltaría decir que el mal se debe encontrar en el no-ser. 

Este no-ser no tiene medida, ya que dijimos que el bien es la medida y el límite. ¿Qué significa esto? que lo bueno tiene forma(uniforme), mientras que lo malo no tiene forma (informe). Así el mal sería de la siguiente forma:

  • Inestable
  • Informe
  • Insaciado
  • Indeterminado

El mal (no-ser) no tendría medida en absoluto (sin medida), pero ¿serán los cuerpos males por no pertenecer al mundo inteligible? sí son males pero no males en sí, sino que males primarios; es decir, que no participan del mal absoluto. En todo caso, el alma tampoco se queda atrás en esta discusión del mal, pues la parte irracional del alma sería un mal. En este sentido tendríamos dos clases de mal; el mal primario, perteneciente al cuerpo y el alma; mientras que el segundo pertenece al mal en sí mismo

No obstante, si el alma es capaz de tener mal debido a su parte irracional ¿cómo es que el mal entonces entra en el mundo inteligible? el mal no está en el mundo inteligible porque cuando decimos solamente ''mal'', decimos mal supremo. Es un hecho que existen los buenos y que los buenos tengan carencias, pero no se puede ser absolutamente malo y estar en el mundo inteligible. 


SOBRE EL SUICIDIO

No es el alma el que se sale del cuerpo, sino que todo lo contrario el alma espera que el cuerpo salga. ¿Se puede recurrir al suicidio? solamente cuando es forzoso (por una situación irremediable), pero nunca así sin más. Plotino nos dice finalmente que en virtud no es bueno quitarse a la vida. 


Conclusión

Muy interesante la propuesta de Plotino frente a la dicotomía platónica aristotélica, junto con el contraste de la filosofía helenística. Me parece que es apropiado decir que lo que Plotino propone en las Enéadas es una lógica platónica. Todo lo que Platón tenía de mito, Plotino lo hace perfectamente lógico, pues ya lo decía el mismo: ''los mitos de Platón ofrecían algo más allá de su simple lectura''. La división del mundo inteligible se vuelve un propuesta a considerar nuevamente en el mundo romano, gracias a este filósofo.