lunes, 10 de octubre de 2016

Nerón - Vida y obra (37 d. C. - 68 d. C.).

De acuerdo con muchas fuentes, Nerón Claudio César Augusto Germánico, más conocido como Nerón fue uno de los emperadores más despreciables del Imperio Romano. Comparable con Calígula, este emperador es un personaje interesantísimo en la historia de Roma. No sólo ordenó la muerte de uno de los filósofos más brillantes de toda Roma, sino que también mató a su propia madre por orden de su esposa. Sí, era un personaje demasiado influenciable y quizás esto también le molestaba de alguna manera. Veamos a este gran personaje de la historia, antes de pasar a nuestra sección filosófica. 

NERÓN


Infancia y juventud

Nombre original: Lucio Domicio Ahenobarbo
Nombre imperial: Nerón Claudio César Augusto Germánico
Nombre de adopción: Nerón Claudio César Druso Germánico

Sus padres

Hijo de Cneo Domicio Enobarbo y Julia Agripina más conocida como Agripina la menor. Nació el año 37 d. C., en la localidad de Anzio. Su padre fue un político romano que llegó a ser Cónsul el año 32 d. C., fue condenado a muerte por el emperador Tiberio por cometer adulterio con la hermana del emperador. Afortunadamente, Tiberio murió antes de que se cumpliera la sentencia, librando así a Domicio de la muerte. 

Se casó con su prima segunda llamada Julia Agripina en el cumpleaños número 13 de ésta. Se hizo un gran matrimonio, pues Domicio tenía mucha influencia y dinero en Roma. En el año 37 d.C., la pareja tuvo a su hijo Lucio Domicio Ahenobarbo (Nerón). Cabe destacar que Domicio nunca tuvo mucha fe a su hijo, pues decía que ''Nada bueno puede salir de la unión entre Agripina y yo''. 

Desgraciadamente, en Enero del año 40 d. C. Cneo Domicio Enobarbo muere a causa de un edema, quedando a la crianza de su madre Julia Agripina. Lucio (Nerón) heredó toda la riqueza de su padre, mientras que su madre se casó con el emperador de ese tiempo Claudio César Augusto Germánico (quien por lo demás era su tío). Esto significó un primer cambio de nombre y por lo tanto,  de llamarse Lucio Domicio Ahenobarbo pasó a llamarse Nerón Claudio César Druso Germánico, a causa de la adopción de su padrastro Claudio. 

Agripina trató de convencer a Claudio de que haga a su hijo Lucio (Nerón) el próximo emperador. Esto era complicado porque Britannicus que era el hijo de Claudio tendría que recibir dicha herencia, pero Agripina insistió con que su hijo fuera emperador. Debemos aclarar que la ex esposa de Claudio fue muerta por la misma Agripina, por medio de un veneno suministrado. En todo caso, Agripina ayudó enormemente a Claudio a deshacerse de sus contrincantes en el palacio. De hecho, fue tanto así, que para lograr sus objetivos de que Nerón fuera el próximo emperador, en el año 55 d. C., Agripina ordenó que se envenenase a su marido. Agripina utilizó a su hijo Nerón para gobernar indirectamente y para asegurarse su estadía en el trono, Agripina mantenía relaciones sexuales con su hijo. Inmediatamente, Nerón fue casado con su hermanastra Octavia.

Con el paso del tiempo, Nerón se cansó de la presencia de su madre amenazandola con abdicar del trono. Cuando le dijo esto, Agripina le advirtió que de hacer eso, ella apoyaría al hijo biológico de su difunto esposo, Britannicus. Sin embargo, Britannicus fue asesinado a través de un veneno, haciendo que la popularidad de Agripina decayera notablemente. Tuvo que dejar el palacio imperial. 

Período Imperial (54 d. C. - 68 d. C.)

Primer período (sus políticas públicas)

Nerón se convirtió en emperador a la prematura edad de 16 años. Se esperaba que su mandato fuese increíblemente malo y sanguinario, pero resultó ser todo lo contrario en su partida. Los historiadores están de acuerdo con que no fue un mal gobierno y que ayudó mucho al imperio.La única persona que se quejaba de Nerón era su madre Agripina, quien lo censuraba y promovía una mala imagen de su propio hijo. 

Hasta el año 59 d. C., los historiadores describen a Nerón como alguien generoso y clemente. Estas fueron algunas de sus medidas

  • Prohibió los circos donde se derramara sangre
  • Prohibió el castigo capital
  • Redujo los impuestos
  • Perdonó a los escritores que lo atacaban
  • Garantizo más independencia al Senado
  • Brindó ayuda a los judíos
  • Dio a los esclavos la posibilidad de ser ciudadanos
  • Inauguró competencias en poesía, en el teatro y en la gimnasia

Todo esto se llevó a cabo gracias a la ayuda del filósofo romano Lucio Anneo Séneca, quien era consejero político del emperador. 

Segundo período (sus amores)

Nerón era un fanático del arte. Muchas veces se le veía bailando y cantando en las calles de Roma. Podríamos decir que poco a poco Nerón se iba convirtiendo en un ser despreciable, sobre todo cuando se le asocia con la muerte de su madre en el año 59 d. C., y luego se deshizo de su primera esposa Octavia quien fue asesinada el año 62 d. C. por el cargo de adulterio (acusada falsamente).

Nerón se había enamorado de Popea Sabina y se casó el mismo año que Octavia fue asesinada. Popea fue quien le dio la idea a Nerón de asesinar a su madre y a su esposa, e incluso se dice que también fue de la idea de asesinar a Séneca; por otro lado, contribuyó a algunas cosas a favor de las mujeres en el imperio, pero murió en el año 65 d. C., por una patada que el mismo Nerón le propinó en el vientre porque estaba borracho. En ese momento Popea estaba embarazada por lo que murió con el mismo aborto. Al año siguiente, Nerón se casó inmediatamente con  Estatilia Mesalina, pero nunca pudo olvidar a Popea. De hecho, uno de sus esclavos se parecía tanto a ella, que Nerón mandó a castrarlo y le obligó a vestirse como mujer: lo llamaba mi Popeíta.

Tercer período (su religión)

Desde el año 63 o 64, nerón es atraído por las religiones tanto de occidente como de oriente. Desde Zoroastro hasta San Pablo. 

Exactamente en el año 64 d. C., ocurrió un gran incendio en Roma cerca del circo Máximo, donde se encontraban muchas cosas que era inflamables. Según el historiador Tácito, el incendio duró aproximadamente cinco días. No se conocen las causas del incendio, pero este tipo de acontecimientos no eran raros en el imperio, era frecuente que ocurrieran. 

Aprovechando este desastre, Nerón aprovechó de reconstruir la ciudad al más puro estilo griego. A consecuencia de esta reconstrucción Nerón viola posibilidad de crear el Domus Aurea, un palacio dedicado enteramente a los dioses griegos. Las técnicas arquitectónicas y de construcción ya eran bastante buenas, lo que posibilitó la construcción de grandes bóvedas en el Domus Aurea. 

Este palacio consistía de 50 hectáreas, 3 bóvedas y un patio occidental. 

Sala de la bóveda roja: se dice que era una galería de arte.
Sala de la bóveda dorada: su nombre se recibe por unos yesos dorados que se encuentran ahí. 
Sala octagonal: una habitación abierta al cielo decorada con mármol. 

En general, los arquitectos se aseguraron de tener el Domus Aurea con mucha iluminación. 

Por otro lado, Nerón mandó a edificar una estatua a semejanza de el mismo, con ciertas características del dios griego Helio, dios del sol. Este se encontraba en la entrada del Domus Aurea y medía aproximadamente 31,4 metros; dos metros menos que la estatua de la libertad. En el año 127, el emperador Trajano mandó a mover la estatua hasta el anfiteatro (conocido después como El Coliseo). Hicieron falta 24 elefantes para mover la estatua. 

Años antes de construir el Domus Aurea, Cicerón construyó el Gymnasium Neronis, para inspirar el ideal griego de la educación física. Otra obra de esos años fue el proyecto de un puente que conectara Nápoles con Ostia, el cual no se concretó. 

Cuarto período (sus guerras)

Nerón disfrutaba de sus victorias en el este, teniendo como general a Cneo Domicio Corbulo. Gracias a él se debe la victoria y el asentamiento en Armenia y al mismo tiempo representaba una amenaza para el peor enemigo de Roma en ese tiempo: Partia

La amenaza Parta:

Quien estaba encargado del territorio armenio era Tiridates, un parto que hacía la contraofensiva a los romanos. Sin embargo, no fue tarea difícil derrotarlos bajo el mando de Domicio Corbulo, quien los derrotó rápidamente. 

Nerón fue aclamado por todo el imperio cuando la noticia de la victoria se esparció. No obstante, Tigranes IV quien era otro rey parto decidió atacar a provincia de Adiabene. Corbulo trató de convencer a Nerón de que continuara la guerra, pero Nerón lo arregló con un tratado de paz. Esto aumentó muchísimo más la popularidad de Nerón. 

La rebelión de Britannia:

La revuelta de Britannia también fue un hecho que marcó el período de Nerón. La reina Boudicca (reina de los celtas) convocó una revuelta en dicha región por el no cumplimiento de los romanos por el testamento de su esposo. Lo que pasa es que Boudicca heredaría la tierra de Britannia para así obtener independencia, pero como estaban aliados con los romanos, estos últimos le dijeron que le darían las tierras. Sin embargo, la ley romana prohibía que una mujer pudiera heredar la tierra; por lo tanto, Britannia quedó anexionada al imperio como territorio conquistado, lo que desató la rebelión inmediatamente. 

Esta rebelión fue muy fuerte contra el imperio romano, destruyendo tres ciudades que mucho había costado capturar al imperio. No obstante, con el reemplazo del general Suetonio al gobernador Petronio, los celtas fueron derrotados sin ninguna oportunidad. Las hijas de Boudicca fueron violadas y asesinadas, al igual que ella. 

La conspiración de Pisón:

Un senador del imperio llamado Cayo Calpurnio Pisón quería derrocar al emperador Nerón. Entre sus enemigos estaban gente del Senado, caballeros, oficiales y filósofos (entre ellos el gran Lucio Anneo Séneca). Los esclavos de Nerón lo previnieron de esta conspiración y el emperador pudo asesinar a 18 de los 41 conspiradores. 

Luego de esta conspiración, Nerón apoyó a los griegos en su culto religioso y condenó las demás formas de adoración, incluyendo ahí a los judíos quienes consideraban al emperador ''el anticristo''. 

Otras rebeliones:

La rebelión de Vindex no supuso mayor problema para Nerón que recibió la noticia mientras almorzaba. De hecho, el emperador los subestimó de manera brutal. Nerón se excusó de aparecer ante el Senado y ofreció una recompensa por Vindex (diez millones de sestercios). Vindex fue derrotado por lo que Nerón recuperó su poder imperial, pero el Senado ya tenía todo planeado para sacar a Nerón del poder proclamando a Galba, un político romano. 

Otra de las rebeliones que existieron fue la gran rebelión judía que duró del año 66 hasta el 70. Esto fue debido a la  tensión entre griegos y judíos, pues los dos trataban de adorar a sus dioses. 

Muerte

El Senado proclamó a Nerón como enemigo público y sobornaron a toda la guardia imperial para que lo dejaran solo. Nerón había predecido una actitud así y preparó un verano antes de que lo atraparan; sin embargo, los que lo traicionaron tomaron el veneno y se lo llevaron para que no lo intentara. Se dice que Nerón se suicidó acuchillándose en la garganta con una daga. Una criada lo enterró con una sábana blanca de manera piadosa, como era su último deseo. Otros dicen que ordenó a un esclavo que lo matara  y con su último aliento el emperador dijo:

''¡Qué artista muere conmigo!''

¿En qué consistía el castigo que había impuesto el Senado al enemigo público? Este consistía en pasearlo desnudo por las calles con un yugo en el cuello, lo azotarían hasta la muerte y lo arrojarían a la roca Tarpeya. 


Los sucesores de Nerón sepultaron casi todo su legado bajo la colina de Opio. Los restos de su palacio se encuentran cerrados al público.

Personalidad y apariencia

Nerón no parecía romano, tenía ojos azules, pelo rubio y una obsesión más por el arte que por la guerra. 


De acuerdo con los historiadores de la antigüedad, Nerón fue una persona que adoraba las fiestas y los bailes. El emperador fue bastante influenciable, pues siempre seguía las instrucciones de quienes estaban por encima de él (Agripina, Popea, Séneca, etc.). De hecho, el escritor Gervaso, quien escribió una biografía de Nerón nos dice que es casi seguro que el Senado tomó las decisiones de condena por él. 

Muchos lo consideraban tonto y megalómano, pero al mismo tiempo cautivador e interesante. Una actitud que todos los demagogos y populistas trataron de imitar después de Nerón. 

Legado

El emperador Trajano aprovechó sus muros y bóvedas para sus legendarias termas,pero durante los siguientes 1400 años, el palacio cayó en el olvido. 

El Domus Aurea permanece en la actualidad cerrada con un acceso restringido al público en general. Sólo hay un personal de limpieza que de vez en cuando ordenan y limpian los restos del Domus Aurea. 

En la actualidad, quizás el único vestigio que se visita en Roma y que ha permanecido hasta nuestros días es la ciudad donde vivió su infancia, Anzio. Otro lugar de referencia sería la Villa Oplontis que era la residencia de los Poppaea, familia de Popea Sabina.  Se dice que el emperador fue enterrado en la Piazza del Popolo.

Conclusión

Hay muchas discrepancias entre los historiadores en cuanto a la vida de Nerón; es decir, si fue totalmente bueno o si fue totalmente malo. Quizás, si dividimos los períodos podemos decir que en el comienzo fue un emperador benevolente y en el desarrollo y el final fue devastador. A este hombre le debemos la muerte del filósofo que analizamos anteriormente, pero también le debemos la construcción de Grecia en tiempos antiguos. Sólo nos quedará su obsesión por el arte, por la religión y sus legados que, aún siendo pocos, son importantísimos para reconocer la historia de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada