lunes, 14 de septiembre de 2015

Aristóteles - Acerca del cielo (Libro I: El universo).

Este es un texto que ha traído muchas discusiones entre los que se han dedicado a analizar la obra Aristotélica. Este no es un libro que se separa de los libros de Física que hemos analizado previamente, al contrario, este libro será un perfecto complemento para entender más la cosmovisión del filósofo. Encontraremos algunas respuestas a los libros anteriores de Física y algunas descripciones adicionales a lo que siempre existe, lo que no siempre existe, lo corruptible, lo incorruptible e incluido lo que no existe. Debo admitir que este libro me ha costado mucho más analizarlo que los otros.

Definiciones:

(1) Radio: son las líneas que se forman a partir del centro de un círculo hacia su superficie.

Referencia:

(1) Es importante revisar el último libro de Física.
(2) Esta no es la gravedad que nosotros entendemos actualmente. Representa la gravedad del movimiento natural de un objeto; por ejemplo, la tierra naturalmente se mueve hacia abajo, no hay fuerza que la impulse. 
(3) Insisto, se debe visitar el último libro de Física.
(4) Lo que responde a lo planteado en cuanto a los que se oponen a al circunferencia. 
(5) Porque no se puede recorrer un espacio finito siendo un movimiento infinito y viceversa.  
(6) Tesis de Aristóteles. Hoy en día no es aceptada.
(7) Lo contrario a Platón en el Timeo: ''El universo fue generado y es eterno''. 

Acerca del cielo

LIBRO I

La perfección del universo

Dentro de la naturaleza están los cuerpos y las magnitudes que a su vez tienen distintas dimensiones:

  1. La línea
  2. La superficie
  3. El cuerpo
Estas son las conocidas tres dimensiones. No pueden existir más de las que se nombraron anteriormente. 

Así el cuerpo puede dividirse en estas tres dimensiones, y si puede hacerlo, entonces el cuerpo es perfecto puesto que cuando hablamos de un ''todo'' hablamos de perfección. 

El cuerpo dotado de movimiento circular 

En el libro VIII de la física habíamos visto que hay dos movimientos que pueden ser eternos: el circular y el rectilíneo (sobre todo el circular).  

Tipos de cuerpos

Ante esta explicación traída desde los libros anteriores, Aristóteles pasa a explicar el cuerpo simple y el compuesto:

Cuerpo simple: El fuego, el aire, el agua y la tierra. Tienen movimiento rectilíneo (por ejemplo, arriba y abajo).

Cuerpo compuesto: se mueve por la naturaleza del simple. Tienen movimiento mixto. 

El movimiento de un objeto dependerá del cuerpo que este tenga (sea simple o compuesto). Por otro lado, el movimiento, como vimos en libros anteriores, puede darse de manera tanto natural como antinatural (forzada). 

Vimos también que el movimiento circular es el primero de todos frente al movimiento rectilíneo(1). El movimiento rectilíneo pertenece a los cuerpos simples: el fuego, que se mueve arriba y abajo; y la tierra que se mueve hacia abajo. ¿En qué objeto se encuentra el movimiento circular? Sigamos investigando.



Propiedades del cuerpo en movimiento circular

Antes de comenzar con el movimiento de lo circular, describamos lo que pasa con los movimientos simples. 

Movimiento hacia abajo o gravedad(2): lo que se mueve hacia el centro (de la tierra).

Movimiento hacia arriba o levedad: lo que se mueve apartándose del centro (de la tierra).

Algunos ejemplos de estos tipos de cuerpos son el aire (leve) y el agua (grave) y también pueden ser graves o leves según su relación; el agua (leve) con respecto a la tierra (grave).

El movimiento circular no posee ni gravedad ni levedad porque si así fuera, tendría que ser un elemento como el fuego o el aire. Tampoco se le podría forzar a moverse arriba o hacia abajo, pues lo circular no puede girar hacia otra dirección que no sea la de su naturaleza. 

Por otra parte, no debemos olvidar que el movimiento circular es ingenerableincorruptible, ni tampoco sufre de alteración o aumento. Todas estas características las tienen los cuerpos finitos y simples. 

Lo divino

Pareciera ser que el movimiento circular al ser eterno se puede vincular con lo divino, pero sigue existiendo la duda de si algún cuerpo es circular. 

Los dioses se consideran divinos y por este razonamiento, decimos que el movimiento circular también lo es. Y si lo es, entonces podemos decir que más allá del fuego, de la tierra, del agua y del aire, el cielo (o éter) es el cuerpo circular que andábamos buscando.

Ausencia de contrario para el movimiento circular

Hasta ahora tenemos cinco cuerpos simples: el fuego, el aire, el agua, la tierra y el cielo. Sin embargo, estos difieren en cuanto al tipo de movimiento porque lo rectilíneo se opone a lo circular.

De hecho, dentro de lo rectilíneo podremos encontrar más contrarios: e.g. arriba y abajo. Mientras que en el movimiento circular no hay contrarios que se presenten(3)

Podría pensarse que una circunferencia puede recorrerse de forma recta y limitada (y por lo tanto tendría contrarios), pero los movimientos de su circunferencia no dejaría de ser eterno(4).




Tampoco sería contrario si pusiéramos un punto C en la circunferencia, puesto que los puntos B y C tendrían un mismo destino, A


Finitud del universo

Este es el tema que más controversia ha tenido a lo largo de la historia ¿es finito o infinito el universo? en el libro Física habíamos visto que sí lo era, pero veamos que nos dice ahora Aristóteles.

No es difícil pensar en la posibilidad de que existan cuerpos infinitos o finitos. En todo caso, hasta por lo que sabemos, todos los cuerpos o son simples o son compuestos. 

Ahora, si los cuerpos simples son limitados, es obvio que todo lo que haya dentro de ellos lo será también. 

El movimiento circular

Aristóteles nos dice que no es posible que un cuerpo finito pueda moverse de forma circular. Si fuera posible que un cuerpo infinito se desplazara en círculo, sus radios(1) tendrían que ser infinitos también, lo cual lleva a considerar que existen intervalos infinitos en estos radios. Sin embargo, esto lleva a un error puesto que el infinito no se puede recorrer. Pensar que un movimiento se mueve infinitamente es pensar que el lugar de desplazamiento también lo es(5).

No obstante, el cielo se mueve de manera circular ¿podríamos decir que el cielo es infinito? No hasta ahora, porque si decimos que el cielo es infinito, éste habrá recorrido una distancia en un tiempo finito. Si el cielo fuera infinito, tendría que recorrer una distancia igual a él, pero esto sería imposible porque dijimos que el infinito no se puede recorrer. 

Gravedad y ligereza

Es obvio suponer que si ni el movimiento circular es infinito, tampoco lo será el movimiento rectilíneo: de arriba o hacia abajo, alejándose del centro o acercándose al centro. 

Tampoco puede ser que exista una gravedad infinita o una ligereza infinita en cuerpos finitos. Si existe, sólo será en cuerpos infinitos. 

Infinito: ¿heterogéneo o homogéneo?

Los cuerpos infinitos están constituidos por partes heterogéneas o homogéneas.

El problema está en que si son heterogéneas y limitadas en especie, entonces no podría ser infinito. Otro problema con la heterogeneidad es que no es posible que sean múltiples y formen todas ellas una suma y luego ser infinitas.  

En cuanto a la homogeneidad, si el infinito fuera así, solo podría tener un sólo movimiento (arriba o abajo). Lo cual no es correcto porque ya dijimos que los movimientos rectilíneos no son infinitos. Además, las direcciones ''arriba'' y ''abajo'' tienen relación con la gravedad y levedad, lo cual tampoco es infinito. 

Por otro lado, es imposible que el infinito se mueva porque necesitaría un lugar (o una extensión) igual de infinita, lo cual no es posible porque dos infinitos se solaparían y, posteriormente, se excluirían debido a que deben ocupar un espacio infinito. ¡El infinito no es proporcional a una magnitud finita!

Otras de las cosas que se pregunta Aristóteles es si el infinito existe en sí mismo. Si es así, entones el infinito es animado ¿pero puede haber algo animado que sea infinito? pareciera ser que no. 

Teniendo en cuenta todo esto, podemos afirmar que el universo no es infinito. 


La unicidad del cielo 

Todos los objetos se encuentran ya sea en movimiento o en reposo de manera natural o forzada. ¿Cómo sería la naturaleza o el movimiento en otro cielo (o mundo)? Pues todos los cuerpos de un mundo deben tener la misma naturaleza. 

Ahora, si la naturaleza de dicho mundo (o mundos) es igual a la de nuestro mundo (movimientos de arriba, abajo, natural o antinatural), entonces el fuego de nuestro mundo se dirigiría al centro en vez de alejarse; la tierra se elevaría ya que se dirigiría al centro del otro mundo. 

El desplazamiento de los cuerpos

Aristóteles pensaba que las cosas tiene un desplazamiento natural hacia un lugar. Y no solo eso, sino que también se desplazan a un lugar en específico; por ejemplo, lo que sana se desplaza de la salud a la enfermedad; lo que crece de la pequeñez a la grandeza. 

El desplazamiento de estos cuerpos no puede ser infinito ni en peso ni en velocidad. Si lo fueran, tendrían que detenerse una vez que lleguen al centro (porque es ahí donde se dirigen) lo que demostraría que no son infinitas porque tienen un detenimiento (o límite). Además la velocidad de la caída de un cuerpo es proporcional a su peso(6), es decir, una piedra de gran tamaño cae más rápido que una de menor tamaño. 

Si existiera otros mundos, tendrían que existir otro tipo de movimientos para que se diferenciara del nuestro. De otra manera, no podríamos decir que es ''otro'' mundo. 

Imposibilidad de otros cielos (o mundos)

A pesar que se ha demostrado que no pueden existir múltiples mundos, alguien puede cuestionarlo diciendo de que la materia y la forma pueden existir múltiples cosas. 

De hecho, puede pensarse que la materia y la forma pueden existir de separadamente. Por ejemplo, una cosa es decir la forma de la esfera y otra es decir la esfera de bronce. La primera nombra el ser de la esfera, mientras que la otra nombra el conjunto entre materia y forma que a la vez representa la sensibilidad de dicho objeto. 

Puesto que esto se da, es factible pensar que hay dos cielos. Uno como forma (simplemente cielo) y otro donde la materia y la forma existen (el cielo sensible). 

Pero veamos en qué sentido podemos describir el cielo y como se podría aplicar a la imposibilidad de la existencia de otros. Podemos reconocer el cielo en dos sentidos


  • El cielo es lo que está a un extremo del universo y a lo más alto que se puede encontrar. 
  • También llamamos cielo a la periferia donde se ubican la luna, el sol y las estrellas. 
  • Por último, llamamos cielo a la totalidad del mundo.

Las cosas que están dentro de este orbe extremo debieran ser todas de cuerpo natural y sensible. Nada fuera del podría existir. El fuego, por más que se le extienda, llegará solamente al orbe extremos del cielo. Si llegará a existir un cuerpo fuera del cielo, tendría que ser de forma simple o compuesta, lo que significa que en realidad pertenecen a algo dentro del cielo, pues todos los cuerpos simples y compuestos pertenecen a él. Es obvio que si no existe masa fuera del universo,  tampoco puede generarse fuera de el.

Esto demuestra que el cielo nunca ha sido múltiple, sino más bien sólo es uno.



Ingenerabilidad e incorruptibilidad del mundo

Queda ahora hablar sobre la generación y perfección del universo (si es que la tiene). Para hablar sobre esto, Aristóteles establece las cosas que normalmente se dicen sobre esto.

  • El universo fue engendrado y desde ahí es eterno.
  • El universo fue engendrado y es corruptible.
  • El universo fue engendrado y puede destruirse.

La primera de estas es imposible. En efecto, lo que es eterno no tiene ni principio ni final ¿cómo puede ser engendrado entonces? Pues no lo es. 

La segunda sólo habla sobre las cosas opuestas que se originan en el universo, es decir, el cambio perpetuo que tiene el universo, pero este cambio no quiere decir que el universo no sea eterno porque lo que se destruye (o corrompe) es su forma y no su materia. 

La tercera es imposible puesto que si lo uno existe antes de haber sido engendrado, sus componentes quedarán a pesar de la destrucción que ocurra. Es decir, si el universo se destruye, quedará lo que engendró al universo. 

Ingenerado, generado, corruptible e incorruptible

Estos conceptos son fundamentales para comprender los libros que vienen y Aristóteles nos presenta la definición de cada uno. 

Ingenerado: lo que existe actualmente, pero que no ha existido antes. También se le puede llamar a las cosas que pueden generarse o no ha sido generadas. 

Generado: lo que previamente no existe, pero luego existe. Pasar de lo inexistente a lo existente. 

Corruptible: cuando una cosa existente ya no existe o puede no existir. lo que se destruye o cambia es corruptible. 

Incorruptible: lo que no se corrompe y que unas veces existe y otra no. También se define como lo que existe y que es imposible que no exista.

En realidad es bastante fácil de entender, puede complicarse al hablar de posibilidades e imposibilidades pero ahora lo veremos. 

El universo generable e incorruptible

Para hablar de lo posible e imposible debemos tomar en cuenta el factor tiempo, ya que la posibilidad de existencia se da en un tramo de tiempo.

Imposible y falso

Estos dos conceptos no quieren decir lo mismo, en efecto, decir que estoy parado cuando en verdad estoy sentado es falso, pero no imposible. En cambio, si digo que estoy parado y sentado al mismo tiempo, entonces esto sí es imposible. 

Generación y corrupción

Si hay algo que existe de manera corruptible durante un tiempo infinito, tendrá la potencia de no existir. En efecto, todo lo que existe tiene la característica de ser corruptible; esto trae a la imposibilidad de que algo que exista siempre sea corruptible (pues llegaría a cesar un día). Tampoco lo que ''existe siempre'' y es corruptible es generado porque lo corruptible proviene de lo que es generado. El universo no cae en la denominación generado o corruptible si es eterno, debe existir necesariamente siempre y sin generación(7)


Conclusión

Me parece que Aristóteles no quedo satisfecho con toda la explicación de la física hecha en su tratado anterior, sino que además tuvo que hacer un compendio relatando lo que entiende por ''el cielo''. Ideas como que el fuego y la tierra tengan movimientos simples son fundamentales para entender el texto sobre el cielo y todas son sacadas del libro anterior. Creo que al igual que Epinomis, Acerca del cielo es un apéndice del libro Física. Pero bueno, todos tenemos pareceres distintos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario