jueves, 27 de agosto de 2015

Aristóteles - Física (Libro II: El estudio de la naturaleza).

Seguimos con el análisis de la naturaleza en cuanto a sus principios y sus causas. Aquí se verá a la naturaleza como un agente de constante cambio, pero no de cualquier cambio, sino que un tipo especial de cambio. No olvidemos que Aristóteles no solo habla de la naturaleza en cuanto a sus principios. Es importante también ver la naturaleza en cuanto a biología y los conceptos que la envuelven como lo puede ser el infinito, el vacío y otros. Específicamente en este libro, veremos que el concepto principal es la causa, donde se desarrolla la conocida teoría de las cuatro causas. 

Referencias:

(1) Este tratado se llamará ''De la generación y de la corrupción''. 
(2) De estas causas no se dice nada más. Formalmente son solo cuatro y las restantes serían una variación de la causa eficiente. 
(3) La casualidad también se la puede tomar como suerte o azar.
(4) Alumno del orador Gorgias. Aparece en el del diálogo de Platón llamado Filebo.
(5) Esto se verá en el tratado Metafísica. 
(6) Quizás Aristóteles comete un error pues una casa (objeto artificial) no se genera igual que un hombre (objeto natural)


Física


LIBRO II: EL ESTUDIO DE LA NATURALEZA


Cada objeto natural tiene una naturaleza

Podría parecer redundante que un objeto natural tenga una naturaleza, pero hay que distinguir que hay cosas que existen por naturaleza y otras por causas. Los objetos naturales son entendidos como los animales y sus partes, las plantas, los cuerpos simples como la tierra, el agua, el aire y el fuego. Una de las características de estos objetos naturales es que tienen un impulso intrínseco al cambio y a la estabilidad; se mueven, se alteran, se incrementan y decrecen. 

Por otro lado, cosas como una cama o un manto no tienen un impulso intrínseco que los haga cambiar o alterarse. Es cierto que llegan a cambiar, pero es el hombre quien los hace cambiar; de esta forma, no tienen un impulso intrínseco.  

Así, el cambio pareciera estar presente directamente en los objetos naturales. Por lo tanto, estos objetos son sustancias porque también son sustratos. Además, estas tienen facultades, por ejemplo, el fuego tiende a ascender; sin embargo, esa característica es una propiedad de la naturaleza, pero no es naturaleza en sí.

La materia y la forma ¿son la naturaleza de un objeto?

La materia

Muchos afirman que la naturaleza y la sustancia son los componentes primarios de una cosa. Dicen que la materia es la naturaleza de una cosa. Por ejemplo, se dice que la madera es la naturaleza de la cama y el bronce es la naturaleza de una estatua. 

La materia primera es todo sustrato que queda a pesar del cambio de un objeto. Por ejemplo, si una cama se destruyese, lo que quería sería solo madera.  

La forma

Por otra parte, hay una posición que establece que la materia no puede tener naturaleza. Es más bien la forma la que da naturaleza a las cosas. Esto se debe a que la forma nos dice cómo son las cosas en realidad porque no sabremos el objeto de la madera(materia) hasta que sea una cama(forma). Por lo tanto, la madera sería la cama en potencia

En otras palabras, lo que está en potencia no explica lo que es un objeto natural y en ese sentido, la madera no es un objeto natural. Finalmente, es la forma lo que nos da la naturaleza de un objeto. 

Perfectamente puede objetarse que el hombre viene del hombre y es por eso que sería más razonable pensar que la cama viene de la madera, y no que la cama viene de la cama. Por esta razón, se dice que la madera (materia) sería naturaleza. No obstante, la forma sería más naturaleza que la materia porque el hombre viene del hombre porque la naturaleza del padre y del hijo es el hombre.

La naturaleza en proceso es un camino hacia la naturaleza concreta. Este proceso crece hacia algo y ese algo es lo que va a ser. Aristóteles nos advierte que de todas maneras ''forma'' y ''naturaleza'' son dos conceptos ambiguos que se verán de mejor manera en otros tratados(1). Hasta ahora entendamos que la forma también es naturaleza.

El ámbito de las ciencias naturales

Ahora que quedaron sentadas las características de la naturaleza, Aristóteles se propone investigarla diferencia entre un matemático y un científico de la naturaleza. Lo que investiga el matemático es principalmente los cuerpos que tienen superficie, solides, longitud y puntos; lo cual también concierne al científico de la naturaleza.

La diferencia radica en que los matemáticos no consideran las propiedades de los cuerpos físicos, sino más bien de su abstracción. En términos platónicos, ellos separan dos realidades; la realidad de la naturaleza, de la abstracción de la misma. De cierta forma, lo que quieren decir ellos es que la forma está separada de la materia y puede vivir independientemente de ella. 

Sin embargo, estas dos realidades se pueden reunir por medio de la definición y el atributo. Bastaría con definir las cosas matemáticas y definir sus atributos. Las matemáticas y la física pueden reunirse en el sentido de que la matemática estudia la óptica, la armonía y la superficie, es decir, en cierto sentido estudia la física. Esta es la forma en la que las dos pueden estar juntas. 

Además, lo cóncavo, lo romo, o lo chato (formas), no puede nentenderse o explicarse sin la materia

¿Se debe estudiar primero la forma o la materia?

Para los antiguos era necesario primero investigar la materia primero y luego la forma. Pero siguiendo el argumento aristotélico, se sigue que se tiene que investigar tanto la materia como la forma. Un constructor debe saber qué es una casa y cuáles son sus materiales; una no puede estudiarse sin la otra. 

El uso de la materia

El arte de la materia está dividido en dos: uno corresponde a hacer uso de la materia y el otro es su creación. La diferencia entre las dos es que la primera tiene que ver con la forma y la segunda con el conocimiento de la materia misma. Por lo demás, una diferente forma requiere una diferente materia. 


Los cuatro tipos de causas

Una vez entendida la materia y la forma, ahora se debe proceder a investigar los tipos de causas. Aquí tendremos la definición de causa.

Causa material

Esta causa se refiere a lo que está hecha una cosa y por la que sigue siendo. Por ejemplo, el bronce de una estatua y la plata de una copa.

Causa formal

Se entiende como lo que un objeto es. En otras palabras, es la definición de un objeto. Por ejemplo, tal animal es un caballo. 

Causa eficiente

Se refiera a la verdadera fuente de cambio o de reposo de un objeto. Por ejemplo, la causa eficiente de un niño es el hombre, la causa de una mesa es el carpintero.

Causa final

Esta causa se refiere a la existencia de un objeto o para lo cual llegará a ser. Por ejemplo, la causa final de una mesa es para comer sobre ella.

Las causas nombradas anteriormente se dividen en dos grupos: intrínsecas y extrínseca. La primera se refiere a la causa material y formal porque su causa es interior ; y la segunda se refiere a la causa eficiente y final porque su causa se debe a algo exterior. 

Desde otro punto de vista, las causas pueden tener aún más sentidos. Pueden verse desde la especie y el genero; por ejemplo, el hombre y el médico son causas de la salud; el doble y el número son causas de la octava.

De este modo, surgen dos causas más(2):


  • Causa desde la especie: El médico es causa de la salud
  • Causa desde el género: El hombre es causa de la salud


En todo caso, la idea de estas dos últimas causas es que las dos se refieran a lo mismo. Por ejemplo, que de causas generales surjan cosas generales (del escultor a una estatua) y de causas particulares surjan cosas particulares (un específico escultor a una específica estatua). 


Opiniones sobre la suerte y la espontaneidad(3) como causas

La opinión de las personas en general es que la casualidad y la espontaneidad son causas; de hecho, aseguran que el mundo se creó por algo espontáneo. No obstante, hay personas que niegan que la casualidad sea una causa; por ejemplo, una persona se encuentra con otra que no esperaba en una plaza. Ellos no esperaban encontrarse, pero sucedió. En efecto, ambos se encontraron debido a que en la plaza se hacen negocios y reuniones además de ser un lugar muy concurrido. 

Recordemos que para Aristóteles, las cosas siempre provienen de otras cosas; por ejemplo, el hombre viene del hombre, la estatua del bronce, etc. Veamos más a fondo esto de la casualidad. 

Explicación de cómo la suerte es una causa

Siguiendo sobre la base de la opinión pública, es posible observar que hay cosas que suceden fortuitamente y otras que suceden por necesidad.

Hay eventos (o acontecimientos) que sirven para un propósito y otros no.

Los acontecimientos que sirven a un propósito:



  • Unos son elegidos y otros no lo son, pero ambos sirven a un propósito.
  • Se encuentran el pensamiento y la naturaleza porque ambos sirven a un propósito. 

Cuando estos acontecimientos son debidos al accidente, decimos que pasaron por suerte. Por ejemplo, es claro que una casa deba ser construida por un constructor, pero esta también puede ser construida por alguien blanco o educado. Así tenemos dos tipos de causas: la determinada y la indeterminada. Por lo tanto, los hechos que sirven a un propósito pueden pasar por espontaneidad y suerte. 

La suerte es descrita como una causa indeterminada y ocurren de forma casual o por coincidencia (como en el ejemplo del constructor). Pensemos en el ejemplo anterior de las personas que se encuentran en una plaza; la persona que no esperaba encontrarse con la otra pero se encontró, pudo haber tenido infinitas causas de haber concurrido a dicha plaza. Quizás fue a la plaza para comprar, para vender y se encontró casualmente con una persona conocida. Así vemos que la suerte también es inexplicable, puesto que no es una causa determinada
Buena y mala suerte
Cuando de la suerte se saca algo beneficioso, entonces llamamos a esto buena suerte y cuando no es beneficioso se llama mala suerte. Este tipo de suerte es inconsistente, ya que no siempre se da la buena y mala suerte, sólo se da en ciertos períodos de tiempo. En otras palabras, la buena y mala suerte son causas accidentales.

La diferencia entre la espontaneidad y la suerte

La primera diferencia es que la espontaneidad es general y la suerte específica; de hecho, la suerte es un evento específico de la espontaneidad. 

La suerte

La suerte por un lado siempre se debe a una acción realizada. Sin acción no puede existir la suerte. Así, los objetos inanimados no tienen ni buena ni mala suerte porque no pueden ejercer acción. Aunque por un lado, sí pueden tener suerte en el sentido metafórico que describía Protarco(4) cuando decía que unas piedras eran afortunadas por recibir respeto en un templo.
La espontaneidad

La espontaneidad se da en los animales que no son humanos y también puede darse en los objetos inanimados. Por ejemplo,  que un caballo se salve por llegar a un establo, sin saber que está siendo cazado, o que una caja también pueda servir para sentarse. De esta forma decimos que la espontaneidad ocurre por una causa que indirectamente sirve a un propósito, pero sin la intención de servir a dicho propósito. 

En otras palabras, la espontaneidad no tiene un objetivo inútil, o que carece de sentido. Por ejemplo, una piedra que cae sobre la cabeza de una persona. Sería ridículo pensar que la piedra tenía el propósito de arrojarse hacia la cabeza de una persona y sin embargo, lo hizo gracias a la acción de otra persona. Esa otra persona utiliza el objeto inanimado para algo que no está hecho. 

Espontaneidad y suerte

En lo que se diferencian estas dos es que el propósito de la suerte es un acontecimiento natural. En cambio, la espontaneidad ocurre por un hecho no-natural. Si bien son diferentes, lo que tienen en común es que a ambas se les puede llamar ''agentes de cambio''.

Como estas dos causas provienen de cosas externas, estas cosas son posteriores a la inteligencia y a la naturaleza.   

El físico debería estudiar los cuatro tipos de causas

Por lo que hemos visto, el estudio de las causas es imprescindible para hacer una investigación en las ciencias naturales. Los cuatro tipos de causas pueden responder a preguntas como ''¿Qué es esto?'', ''¿Por qué ocurrió esto?'', ''¿De dónde viene tal cosa?'', etc. 

Aristóteles nos dice que la causa formal, eficiente y final pueden ser reunidas en una sola, ya que la esencia de una cosa (causa formal) y su propósito (causa final) son una misma cosa, y quien lo mueve (causa eficiente) también es lo mismo que la mueve (el hombre viene del hombre).

Por otra parte, existen cosas que siendo inmóviles, puede mover a otras cosa sin ser movidas(5).

Las tres clases de indagación

Considerando el movimiento y sus causas, Aristóteles distingue tres tipos de investigación de las cuales se hablará en otros tratados. 
  1. El estudio de lo inmóvil

  2. El estudio de lo que es movido pero es indestructible

  3. El estudio de lo que es movido pero es destructible

Teniendo en cuesta estas tres clases podemos ver que hay dos tipos de cosas con movimiento: unas que son inmóviles, pero que mueven a las demás y otras que son móviles y son movidas. 

La causa final es crucial en la naturaleza

Antes de analizar la causa final en la naturaleza es preciso ver porqué la naturaleza es una causa con propósito, y si la necesidad esta dentro de ella. 

¿Será que el propósito de los dientes incisivos es crecer casi en forma de colmillos para triturar alimentos? ¿no será que es sólo casualidad? Pues no. Todos estos procesos tienen un fin y no son casualidad. De hecho, como dijimos la casualidad o la suerte, son cosas que no pasan con frecuencia, a diferencia de lo que pasa con frecuencia, como el crecimiento de los dientes incisivos.

Otro ejemplo sería la lluvia en invierno y el calor sofocante en verano. Una casualidad o suerte, sería que en verano lloviera y en invierno hiciera calor; esto si está sometido a la casualidad o al accidente. Así, vemos que la naturaleza es una causa con propósito; y por lo tanto, con un fin.

Aristóteles dice que tanto las cosas generadas por la naturaleza como por el arte tienen un fin.  Es decir, si una casa naciera por naturaleza, lo haría de la misma forma que por el arte(6). Ya sea de manera artificial o por la naturaleza se concluye que las dos tienen un fin. 

En los animales también pueden tener propósitos. así, la araña teje su telaraña para cazar moscas y las aves construyen nidos para proteger a sus crías. Como conclusión la naturaleza está en los acontecimientos y en los objetos naturales. 

Errores en la naturaleza

Los humanos no están exentos de cometer errores. El médico puede recetar la medicina equivocada, el escriba puede redactar mal, etc. El error parece surgir de una falla en el propósito que se quiere alcanzar; el defecto de dicho intento es debido a una falla en la causa del propósito (el nacimiento de un niño con malformación por ejemplo). Sin duda, el error pertenece mucho más a la naturaleza que a lo artificial. 

El rol de la necesidad en la naturaleza

¿Se dará la necesidad en la naturaleza? Frecuentemente, la gente dice que la construcción de una pared es algo de necesidad porque está hecho de cosas pesadas. Sin embargo, esta razón no tiene el verdadero significado. La pared se hace para protegerse ya sea e ataques o para resguardar las cosas personales; y este sería su fin y propósito. Así, la necesidad al tener fin y propósito, entonces también existe en la naturaleza. 

Cuadro de resumen

La priemra teória que se nos aparece es la teoría del Hilemorfismo; es decir, la combinación de la materia (hyle) con la forma (morphé).
Hilemorfismo
Materia (hyle)
Forma (morphé)
Es el sustrato de una cosa que está en potencia. Puesto que está potencia, no revela su naturaleza.
Es la definición de cada cosa, la que nos dice cómo es una cosa y nos revela su naturaleza
Bronce
Estatua
La materia y la forma están al mismo tiempo en una misma cosa. No están separadas como la teoría platónica lo sugiere.

Luego tenemos la teoría de las cuatro causas: 


Teoría de las cuatro causas

Causa material
Causa formal
Causa eficiente
Causa final



Explicación
Esta causa se refiere a lo que está hecha una cosa.

Se entiende como lo que un objeto es. En otras palabras, es la definición de un objeto.
Se refiera a la verdadera fuente de cambio o de reposo de un objeto.
Esta causa se refiere a la existencia de un objeto o para lo cual llegará a ser.



Ejemplo
Por ejemplo, el bronce de una estatua y la plata de una copa.
Por ejemplo, tal animal es un caballo.
Por ejemplo, la causa eficiente de un niño es el hombre, la causa eficiente de una mesa es el carpintero.
Por ejemplo, la causa final de una mesa es para comer sobre ella.


Lugar de acción






Intrínseco



Intrínseco



Extrínseco



Extrínseco



Conclusión

En este libro se encuentran unas de las más importantes teorías del filósofo: la causalidad y el hilemorfismo. Pueden surgir un montón de preguntas existenciales frente a este tratado tan interesante. ¿Es acaso la creación del universo algo espontaneo? ¿o en realidad puede acotarse a la teoría de la causalidad de Aristóteles? Pues sería muy difícil, aunque por otro lado, esto inmediatamente daría pie para la otra gran teoría de Aristóteles que veremos en otras entregas: ''el primer motor''. Sin duda, otro libro base para comprender las idas claves del filósofo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario