domingo, 12 de febrero de 2017

San Agustín de Hipona - Comentario literal al Génesis, incompleto (393).

No contento con haber refutado en cuatro libros a los maniqueos, San Agustín de Hipona comienza otro libro sobre el análisis del Génesis; esta vez, de manera literal o como él decía: histórica. En efecto, ya sabemos a manos de San Agustín que existen variadas formas de interpretar un texto, y una de esas es la histórica. Quizás, esta forma de analizar el texto será mucho más difícil de realizar teniendo en cuenta que la interpretación siempre suele ser más flexible (aunque no en todos los textos). En fin, veamos el nuevo análisis del doctor de la Gracia al Génesis. 

Definiciones:

(1) Que no puede explicarse con palabras.

Referencias:

(1) Lo que se engendra de Dios pertenece intrínsecamente a él, y lo hecho pertenece extrínsecamente. 
(2) Para las ideas de ese tiempo, las plantas carecían de sensibilidad; sin embargo, estudios actuales aseguran que podrían tener sentido. 

Comentario literal al Génesis
(Incompleto)


ANTES DE LEER:

Quizás sea más prudente leer los primeros análisis interpretativos que San Agustín hace del Génesis en las siguientes obras:


En estos libros aparecen todas las refutaciones que Agustín hace contra los maniqueos, pues ellos tenían sus propios comentarios en contra de la Iglesia Católica.

 Capítulo I: La fe Católica

La fe Católica significa que es aceptado que Dios ha creado todas las cosas por medio del Hijo y del Espíritu Santo. Las tres entidades: Padre, Hijo y Espíritu Santo conforman la Santísima Trinidad. 

La fe también dice que Dios no tiene opuestos, es decir, no hay dos naturalezas como lo decían los maniqueos, sino que solamente un Dios que hizo todas las cosas buenas. Por lo tanto, el mal no existe de manera externa al hombre, sino que dentro de él por su libre voluntad. 

Capítulo II: Exposición

El comienzo de este análisis obviamente será como parte el Génesis, de ahí que se use la frase ''En el principio hizo Dios el cielo y la tierra''. Esta frase en realidad se podría exponer desde distintos puntos de vista y así lo veremos con San Agustín

Capítulo III: ''¿Qué significa ''En el principio hizo Dios el cielo y la tierra''?

¿Cómo es que podemos entender esta frase? ¿cómo el principio del tiempo o cómo principio de la sabiduría de Dios? Si lo entendemos por la sabiduría de Dios, entonces debemos decir que el mismo Jesús era el principio, pues recordemos cuando se le interrogó quién era él, él respondió:

''Yo soy el principio que a vos hablo''
(Juan 8:25)

De aquí se entiende que hay un principio sin principio y un principio con otro principio. ¿Quién es el primero? Dios ¿Quién es el segundo? Jesús.

Principio sin principio: Dios
Principio con otro principio: Jesús

¿Qué pasa entonces con los ángeles? los ángeles son creaciones de Dios pues Dios lo creó todo. Sin embargo, ¿nacieron antes del tiempo o después del tiempo? debieron nacer después del tiempo si son criaturas, pues toda criatura necesita de tiempo para existir. 

El cielo y la tierra fueron creadas después de la creación del tiempo por el mismo argumento de los ángeles. Sin embargo, el tiempo no puede ser coeterno a Dios, es decir, no pueden haber existido al mismo tiempo; Dios creó el tiempo, aunque en nuestra mente, es difícil comprender que una creación haya sido dada sin tiempo; por lo tanto, sólo nos queda la fe de que el tiempo fue creado. 

¿Se habrá creado el cielo y la tierra así como cuerpos? No, Agustín nos dice que cuando se dice ''cielo'', la biblia se refiere a todas las cosas invisibles e incorpóreas y por tierra quiere decir todas las cosas terrenales. 

Por último ¿con qué creó Dios el cielo y la tierra? como lo viene sosteniendo San Agustín a lo largo de sus obras, Dios hizo todas las cosas de la nada. No necesitó de ninguna materia, pues Dios no tiene necesidades al ser todopoderoso. 

Capítulo IV: ''La tierra estaba invisible y en desorden''

¿Que significa que la tierra fuera invisible? básicamente que estaba creada de materia simple e informe. Luego, Dios concedió a la tierra la susceptibilidad necesaria para que posteriormente el hombre pudiera apreciarla. 

Lo que sigue a ese versículo es lo siguiente: ''Y las tinieblas estaban sobre el abismo'' ¿Qué significa esto? ¿Acaso que las tinieblas existieron antes que la luz? No, lo que pasa es que las tinieblas, al ser ausencia de luz, son ausencia de todo. En otras palabras, las tinieblas son nada. Luego se dio la luz. 

Luego tenemos la frase ''Y el espíritu de Dios fue llevado sobre las aguas'' En este pasaje, la biblia aún no decía que el agua se había creado, por lo que se puede pensar simplemente que el agua estaba antes de Dios, pero esto no es así. Recordemos que cuando se dice Dios creó el cielo y la tierra, por tierra quiere decir todas las cosas de este mundo y el agua es una de ellas. 

De esta forma, Agustín reconoce tres disposiciones de la materia:

Materia del mundo: cielo (terrenal) y la tierra
Materia informe: tinieblas (oscuridad)
Materia fabricable: los contenedores del mundo (tierra, agua y aire)

Por lo tanto, queda claro que toda materia fue creada por Dios y no antes de Dios. 

Capítulo V: ''Hágase la luz''

Esto es lo que había dicho Dios al mundo ''Hágase la luz'', pero no debe imaginarse que se dijo como si Dios tuviera pulmones o algo así. ¿Cómo lo hizo entonces? ¿Qué significa ''hágase la luz''? San Agustín nos dice que fue de manera inefable(1). En todo caso, quien hizo todas las cosas es el Verbo y el Verbo es coeterno a Dios porque existe con él y porque conforma la Santísima Trinidad. 

¿Será una luz como la que podemos ver en el día? No, la luz a la que se refiere la biblia es una luz divina engendrada por Dios mismo; esta luz que experimentamos en el mundo terrenal está hecha por Dios(1). Por lo tanto, la luz que vemos es corpórea. 

Lo contrario a la luz son las tinieblas. De alguna manera, las tinieblas no comprenden una entidad tangible, pues la relación entre luz y tinieblas es la misma que lo lleno y lo vacío; correspondiendo ésta última a las tinieblas. Ahora, Dios no fue el artífice de las tinieblas porque Dios es sólo responsable de la creación de los seres que, valga la redundancia, existen. 

Capítulo VI: ''La luz el día y las tinieblas noche''

¿Qué significa el versículo ''Y llamó Dios a la luz día y a las tinieblas noche''? El día y la luz son lo mismo, así como las tinieblas y la noche son lo mismo. Más que todo, la relación de estas dicotomías son referenciales siendo la más importante obviamente, la luz y la tiniebla. 

Capítulo VII: ''Y fue hecha la tarde y fue hecha la mañana''

¿Qué significa el versículo ''y fue hecha la tarde y fue hecha la mañana, un día''? Significa que de esta manera se componen los días, pues la noche significamos que era la nada. En realidad, es la mañana lo que determina un día de otro, por eso no se incluye la noche en este versículo. No debe pensarse que fue primero la tarde o primero la mañana porque eso sería verlo con la razón humana, la verdad, es que esto se debe entender a través de lo inteligible y entendiendo la omnipotencia de Dios; lo que significa que fueron hechas al mismo tiempo. 

Capítulo VIII: ''Hágase el firmamento en medio del agua y divida el agua''

¿Que quería decir la biblia con este fragmento? Por supuesto, las aguas que estaban en el firmamento no son las mismas aguas que conocemos nosotros. De hecho, se dice que éstas aguas que estaban en el firmamento son las mismas en las que se dice que Dios fue llevado. Por lo tanto, estas aguas son aquellas que son llamadas invisibles. 

Capítulo IX: Continuación sobre el versículo anterior

La verdad es que Agustín demuestra cierta complicación al demostrar que todo lo dicho en la biblia es hecho por Dios. Si bien Dios hizo todas las cosas al mismo tiempo, no debemos pensar que hubo un intervalo de tiempo para hacerlas pues, lamentablemente, nuestro intelecto nos hace imaginar que cada cosa fue hecha sucesivamente, pero no es así. La obra de Dios se hizo toda a un mismo tiempo. 

Capítulo X: ''Reúnanse las aguas que están debajo del cielo en su solo conjunto, y aparezca la árida y así se hizo''

Aquí sí nos referimos a las aguas del mundo, es decir, a esas aguas corporales. Luego se habla de la árida que en realidad sería la tierra tal y como la conocemos corporalmente. 

Desde este momento, Dios comienza a hacer que las cosas sean visibles para el ser humano, con el fin de que pueda utilizarla como mejor le convenga. 

Capítulo XI: ''Germine la tierra hierba de alimento que lleve semilla según su género y semejanza''

En realidad, el versículo reza así:

''Y dijo Dios: germine la tierra hierba de alimento que lleve semilla según su género y semejanza, y árbol frutal que produzca fruto, cuya semilla sea en sí según su semejanza''

Así se completó el tercer día, es decir, luego de haber creado el cielo la tierra, el día y la noche, faltaban las cosas más terrenales. Debemos comprender que ni el cielo ni la tierra, ni ningún elemento tiene una especie de ''descendiente'' del cual podamos hablar. Esto se debe a que todas esas cosas son únicas en su especie, además de que algunas son inefables e inmortales.

De la tierra surge el alimento para el hombre. Más, ¿por qué Dios no añadió nombres a todos estos alimentos, además de añadir nombres a todas las plantas existentes? San Agustín nos dice que esto se verá más adelante en otra obra. 

Capítulo XII: El firmamento y los días

Luego nos viene el versículo ''Háganse los luminares en el firmamento para que luzcan sobre la tierra'' Estos luminares los entenderemos como todas las estrellas del espacio. Se dice que el propósito de estos luminares se habían hecho para llevar el conteo de los días y los períodos de dichos días. Por otro lado, cómo fueron creados? de la misma forma que San Agustín ha descrito: de la nada.  


Capítulo XIII: Los días y los años

Luego dice el versículo: ''Y sean en signos y tiempos, y en días y en años''. Cuando se habla de signos quiere decir justamente la eternidad, y cuando habla de tiempos quiere decir los intervalos de tiempos que conocemos como las horas y los minutos.  

Gracias a todas las estrellas y demases planetas podemos saber cómo van avanzando los días. En todo caso, sobre los planetas que no son la tierra no se dice mucho, salvo que sirven como luminares para los humano en la tierra. 

Capítulo XIV: El nacimiento del aire y de las aguas

Después viene el siguiente versículo:

''Y dijo Dios: salgan del agua reptiles de ánimas vivas y volátiles que vuelven sobre la tierra debajo del firmamento del cielo, y así fue hecho''

Parece que aquí puede haber un problema, pues ¿cómo podríamos decir que los animales volátiles salen de las aguas? Agustín nos dice que estas aguas serían realmente las nubes porque éstas están hechas de agua.  

Podría decirse ¿por qué en ningún momento se nombra el aire? ¿no sería más fácil y entendible que los animales volátiles estuvieran en el aire más que en el agua? La verdad es que no se ha dejado de nombrar ningún elemento, pues el aire de los cielos es húmedo gracias a las aguas del cielo. 

Ahora, frente a esto puede surgir otra interrogante ¿podríamos decir que el aire se formó del mar? Cuando Dios creó el cielo y la tierra, quedamos que las cosas del cielo son incorpóreas, mientras las de la tierra todas las corpóreas; por lo tanto, en el momento en que se creó la árida, se creó el aire, pues para que la tierra fuera visible se necesitaba el aire. 

De hecho, ya decía Aristóteles en el primer libro de Meteorológicos que el agua provenía de la condensación del aire. Por otro lado, no debemos olvidar el ciclo del agua donde la evaporación de esta misma se convierte en agua una vez que sube a lo alto del cielo. 

Capítulo XV: Continuación del versículo anterior

¿A qué se refiere la biblia cuando dice ánimas vivas? podríamos perfectamente pensar que antes las almas estaban muertas, pero no es así. Agustín nos dice que esto es solamente un realce al querer enfatizar a las criaturas vivientes. 

Dios bendijo a todos los animales ya sean volátiles, terrestres o aéreos; sin embargo, nada se dice sobre las plantas ¿Acaso non bendijo las plantas? La verdad es que Dios sólo le dio la bendición a los animales con sentido y no a los que no tienen sentido como a las plantas(2). En todo caso, puede pensarse que cuando Dios dice ''Creced y multiplicaos'' da una especie de bendición, aunque más de orden de que crezcan las cosas. 

Al terminar Dios con estas criaturas, hasta el momento la biblia dice ''y así se hizo'' de aquí no se debe entender ningún día, y tampoco el versículo ese de que en el sexto o quinto día se hicieron los animales porque esto sólo es tomado como referencia. Agustín insiste que todas las cosas fueron hechas al mismo tiempo, y para nosotros entender, la lectura de la biblia se hace en días y en tiempo. 

Capítulo XVI: Última cuestión frente a los animales

Finalmente, Dios creó todos los animales existentes en la tierra. ¿Qué pasa con el hombre? el hombre y los animales fueron hechos al mismo tiempo, pero el hombre fue separado de los animales al tener la razón

El hombre a imagen y semejanza

Por supuesto que lo que se hace a semejanza no es igual y aquí se justifica que el hombre no sea igual que Dios y sólamente su semejanza. Sin embargo, ¿por qué se dice ''a imagen''? con esto podríamos decir perfectamente que se refiere a la igualdad; no obstante, la ''imagen'' en este sentido es justamente la semejanza.

En efecto, una cosa es ser semejante y otra la semejanza. Lo semejante proviene de la semejanza, así como lo casto proviene de la castidad; por lo tanto, al ser la semejanza una imagen, no tiene nada de malo decir a imagen y semejanza. De hecho, sin la imagen no puede haber semejanza, así como sin la semejanza no puede haber imagen. 

Conclusión

Este es un libro que a San Agustín realmente costó mucho desarrollar. Incluso, en un libro llamado ''retractaciones'' escribe algunas correcciones sobre este libro. Ciertamente es difícil explicar lógicamente o racionalmente, o históricamente algo que es tremendamente susceptible a interpretaciones. La verdad es que, a manera personal, a cualquier podría ocurrírsele muchas cosas al leer estos fragmentos, es decir, todos podríamos subjetivizar a nuestro antojo y crear significados que no necesariamente tienen que ver. De todas formas, mucho tiempo después San Agustín volverá a estos escritos, pues recordemos que el título señala ''incompleto''. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada