domingo, 19 de junio de 2016

Marco Tulio Cicerón - Partitionibus Oratorie (Particiones oratorias) (54 a.C.).

Aquí nos encontramos con otro ''manual'' de oratoria perfecto para su hijo menor Marcus. Digo que está perfecto para su hijo, pues también está escrito en diálogo (donde por cierto él mismo participa) porque entre un tratado y un diálogo, la forma más agradable de leer un manual es de esta forma. De esta forma, es obvio que Marco Tulio Cicerón prefiere la oratoria proveniente de la Academia, más que del Liceo u otros lugares educativos. En este libro veremos la típica conversación padre e hijo, pero a un nivel filosófico oratorio más allá de toda enseñanza.

Definición:

(1) Peroración: conclusión
(2) Lugar: Tópico, fuente de los argumentos. 

Referencias:

(1) Cuando habla de la oración se refiere a ensayo, actualmente la oración tiene sujeto, verbo y predicado. 
(2) Cuando se refiere a cosa, también se refiere a ''caso''. 
(3) Técnica muy usada por Cicerón en la mayoría de sus causas. 




Partitionibus Oratorie
Particiones oratorias


Cicerón y Marcus

Este es un diálogo socrático entre padre e hijo donde el hijo pregunta y el padre responde. Marcus está interesado en la oratoria y en las partes que tiene a lo que Cicerón corresponde con su hijo y comienza a contarle. 

Partes de la oratoria

Los dos comienzan hablando sobre las partes de la retórica las cuales se dividen en tres. 

  1. Facultad del orador
  2. Doctrina 
  3. Cuestión

Luego su hijo le pregunta cuántas son las partes de la oración(1)(que corresponde a la doctrina), a lo que Cicerón responde que son cuatro. 


  1. Exordio
  2. Narración
  3. Argumentación
  4. Peroración(1)

Finalmente tenemos la cuestión que se divide en dos partes:

  1. Infinita (llamada consulta)
  2. Finita (llamada causa)

Estas serían las 3 partes de la retórica dividida a su vez con sus subunidades. 

Invención

Esta parte que en realidad corresponde a la facultad del orador consiste en encontrar pruebas que apoyen la veracidad de lo que se defiende, y convencer a su audiencia. 

A su hijo le viene inmediatamente la pregunta ¿cómo convencer a la audiencia? a lo que Cicerón le responde que se debe tomar los argumentos desde los ''lugares''(2) adecuados. Los argumentos se dividen en dos

Argumentos intrínsecos: que surgen de la causa misma.
Argumentos extrínsecos: que surgen fuera de la causa (por ejemplo, el testimonio). 

Los testimonios se dividen en dos:

Divinos: oráculos, auspicios o vaticinios
Humanos: autoridad, palabras tácitas o expresas, juramentos, etc.

Estos conceptos solo competen a lo que llamamos ''invención'' dentro de la retórica. 

Colocación

Es el fin y propósito de la causa, que además se encuentra en la facultad del orador. Por otro lado, las causas están relacionadas con los tipos de retórica que existen, es decir:


  1. Judicial (forense)
  2. Deliberativa (política)
  3. Demostrativa (epidíctico)


Si son tres tipos de causas, entonces se deduce que hay tres géneros de audiencia, los jueces (judicial), los ciudadanos (deliberativa) y ciudadanos con conocimiento del pasado (demostrativa). 

Colocación en cada género

En el género demostrativo, la colocación debe tener en cuenta el pasado, el tiempo y la comparación de los períodos pasados con los actuales.  

El género deliberativo tiene la particularidad de tener un exordio corto que incluso puede suprimirse. No debe narrarse mucho, aunque la narración debe ser de cosas pasadas o presentes. 

Finalmente, en el género judicial quien expone lo hace con vehemencia así como si tuviera el arma en la mano. Su propósito es designar al juez. 


Elocución

La elocución tiene dos géneros: espontáneo y artificioso. Uno se trata de las palabras y el otro de la composición.

Palabras simples: quiere decir el modo de utilizar cada palabra, ya que estas pueden ser largas o breves. La manera de utilizarlas es haciendo uso de la metáfor, la metonimia y la hipérbole.

Palabras compuestas: quiere decir que toma las palabras en su conjunto. Evalúa su concordancia y la armonía que tiene el discurso. Normalmente se evalúa su claridad, brevedad, probabilidad, viveza y suavidad.

La oración (discurso o ensayo) también puede ser convertida o mudada. Estas dos palabras dan origen a una nueva que es conmutación; es decir, dilatación (cuando se añaden palabras) o brevedad (cuando se acortan) del discurso. 


Partes de la oración

Ya habíamos visto en las partes de la oratoria que hay un orden que seguir:

Exordio

Este puede comenzar desde las personas o de las cosas. El exordio tiene tres objetivos que dependen de lo que se quiere obtener. 

Ser escuchado amistosamente: cuando se habla sobre uno mismo y sus propios méritos.

Ser escuchado atentamente: cuando se habla de los contrincantes.

Ser escuchado y entendido: cuando se habla de las cosas en sí mismas, ya sea definiendolas o dividiéndolas. Los asuntos deben ser grandes y necesarios.

Narración

Es la exposición de los hechos y es la base de la argumentación, que a su vez tiene tres preceptos: Intrínseco (necesario), Extrínseco y Ornato. 

Esto tres conceptos no se deben tomar por separado, pues siempre es imprescindible que la narración sea necesaria, pero también debe tener cierto ornato. 

Argumentación

Esta parte del discurso está dividida en confirmación (probar nuestra causa) y refutación (destruir la argumentación del adversario). 

La argumentación comienza postulando tres ideas principales sobre el caso:


  • Conjetura (si la cosa(2) existe): consiste en toda verosimilitud de la existencia de una cosa. Para que una cosa sea inverosímil se necesita que posea una característica verdadera o que generalmente sea verdad; por ejemplo, ''el humo indica fuego''.
    En las personas buscamos verosimilitud en su salud, figura, edad y sexo.
  • Definición (qué es la cosa): consiste en dos géneros, uno de propiedad común y otra de propiedad específica. Luego estos se deben definir por su semejanza, su igualdad o su diferencia. Finalmente viene la descripción y la explicación de la cosa. 
  • Razón (cómo es la cosa): las razones tienen que ver con defender, atribuir a la venganza, a la piedad, a la honestidad, a la religiosidad, al amor a la patria, a la necesidad.

Junto con esto, la argumentación debe ser llevada a través de la convicción, o a través del movimiento de los afectos. La diferencia entre estos dos es que el primero propone lo que va a probar y luego lo confirm, mientras que en el segundo se confirma y luego se presenta lo que se va a probar.

Epílogo (o peroración)

Esta dividido en dos conceptos fundamentales:

  • Amplificación: una afirmación grave que mueve los ánimos y da crédito al orador. Esta parte está muy relacionada con la confirmación que hablábamos en la argumentación. Una forma de amplificar será describir cómo pasa un defendido de ser dichoso a desdichado(3)
  • Enumeración: consiste en hacer recordar a la audiencia las fechas y las cosas que pasaron en un evento particular. Esto ocurre cuando el orador no confía en la memoria de su propia audiencia. 

Esto es todo en cuanto a las partes de la oración (o doctrina). 


Cuestiones

Las cuestiones tienen dos géneros; uno definido llamado causa y otro indefinido llamado proposición o consulta. No hace falta explicar la definida, pues en ella siempre está la indefinida por lo que se empezará a desarrollar la proposición. 

Proposición

También se divide en otros dos géneros: conocimiento centrado en la ciencia y acción centrado en la práctica. Por ejemplo, en el conocimiento, decir la ciencia es conocimiento; mientras que en la acción se dice el ''cómo'' de las cosas. 

La proposición de conocimiento se puede preguntar diciendo si existe la causa o cosa, mientras que por otro lado se puede preguntar su posibilidad.

La acción tiene que ver con lo preceptivo, es decir, que debe ser obligatorio. Por ejemplo, cómo han de ser venerados los padres.

Causas

Las causas también se dividen en dos géneros: una esa la exornación (o alabanza) y la otra que se vuelve a dividir en otras dos categorías: deliberativa y judicial

Exornación

Se debe alabar todo lo que proviene de la virtud y despreciar todo lo que viene del vicio. Es obvio que de la virtud proviene el bien y del vicio el mal, ahora, cada uno de ellos tiene tres especies: Cuerpo, Alma y Extrínsecos (basados en el linaje). 

Deliberación 

Tiene que ver con todo lo referente a la persuasión y la disuasión. Se debe considerar lo que debe hacerse o lo que se hace, lo necesario y lo que debería ser necesario. 

Quien persuade propone lo siguiente: ''Si puede hacerse y es útil hacerlo, hágase''; mientras que quien disuade propone lo siguiente: ''Si no es útil, que no se haga''. En otras palabras, quien persuade trata de convencer a alguien de algo; por otro lado, quien disuade trata de quitar la convicción para que no se haga algo. 

Utilidad

Es todo lo que tiene que ver con la facilidad y la posibilidad, que además se infieren de la misma causa. A su vez, las causas se dividen en dos géneros: completas e incompletas.

Judicial

Su base fundamental es la equidad. Como lo habíamos visto en el diálogo de Sobre el orador, el conocimiento del derecho civil es necesario para entender el término de justicia y con él, el de equidad.

El estado y conflicto que sucede en un juicio contra el adversario se funda en la conjetura (negación del hecho), la segunda en la definición o palabra (el hecho no debe llamarse como el adversario lo llama) y la tercera en la controversia (se defienda lo justo y lo bueno). 


Efectos de las causas

Los efectos de las causas son aquellos que están inherentes a ella, como la sospecha, las pruebas (evidencias) y los indicios. 

Ejemplos

Los testigos siempre deben ser de confianza y que relaten las cosas tan claras como el hecho mismo. De ser oscuros y confusos se desestimarán todos sus testimonios.  

Aquí resumimos un poco lo dicho por Cicerón



Conclusión

Un manual completo sobre las partes de la oración, aunque también un resumen de cómo debe llevarse a cabo un juicio. Las definiciones dadas aquí por Cicerón cambiarán a través del tiempo y otros hombres las tomarán para estructurarlas de otra forma. Está más que claro que las argumentaciones que rescata Cicerón son similares, (sino las mismas) que Aristóteles utilizaba en la retórica; por ejemplo, cuando se habla de los tres géneros de la retórica. En todo caso, esto no termina acá. Cicerón se extenderá en el concepto de la oratoria en dos o tres libros más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada