lunes, 5 de octubre de 2015

Aristóteles - Meteorológicos (Libro IV: Estados del mundo sublunar).

Este libro del presente tratado hace una excepción con los temas anteriores, pues no habla de algo estrictamente meteorológico. De hecho, ya hemos hablado de los temas que se hablarán aquí; lo solido y lo líquido; lo caliente y lo seco; lo húmedo y lo seco; lo blando y lo duro, etc. Pareciera ser un complemento perfecto de los tratados de ''Acerca de la generación y de la corrupción'' y también con ''Acerca del cielo'', con la diferencia de una profundización específica y con algunos temas diferentes como la cocción. Seguiremos con los elementos de la naturaleza, aunque el tratado que sigue es Acerca del alma, posteriormente, ''Breves tratados sobre la naturaleza''.

Definiciones:

(1) Escaldadura: Irritación en el cuerpo debida a los líquidos, sobre todo si estos están calientes. 
(2) Licuefacción: Cuando un gas se transforma en líquido. 
(3) Impresionable: Aquí también se debe entender como ''susceptible''.

Referencias:

(1) Si bien la escaldadura y el abrasamiento se dan por un calor excesivo, Aristóteles los atribuye al frío. Quizás, sería mejor que se pensaran estos dos términos en cuanto a la no-cocción. 
(2) De todas formas, también puede ser que una cosa seca pase a solidificarse, sin necesariamente ser húmeda. 



Meteorológicos

LIBRO IV: ESTADOS DEL MUNDO SUBLUNAR

Lo caliente y lo frío

Estos dos conceptos se encargan de cosas fundamentales en los objetos, pues tienen la característica de endurecer y ablandar las cosas. Los estados ''caliente'' y ''frío'' se reconocen también por ser activos, mientras que lo húmedo y seco son pasivos. 

Como sabemos, la generación y la corrupción se dan a través de contrarios, pero también se dan en estos estados, es decir, se da a través de las potencias activas (lo caliente y el frío) y las potencias pasivas (húmedo y seco). ¿Por qué ambas son pasivas? porque cualquiera de estos estados están sometidos a la generación y a la destrucción.

Destrucción


Una de las formas en que se da la destrucción es cuando lo delimitado domina sobre lo delimitante. También se da por la ausencia de calor en los objetos, como también el remplazo de un calor ajeno. Es así como todas las cosas que degeneran, finalmente se vuelven secas porque al salir el calor se va con él la humedad. 


Efectos del calor y del frío

Uno de los efectos que tiene el calor son la cocción, la ebullición y el asado. Los efectos del frío tienen que ver con la crudeza, escaldadura(1) y el abrasamiento(1). Empecemos por describir lo que más caracteriza al fuego, la cocción. 

Esta se da a partir de la consumación del calor propio y natural de un objeto. La cocción también lleva a que las cosas se transformen en otras en dicha ''consumación'', por ejemplo, cuando la lagrima se convierte el lagaña. Otra característica es que la cocción vuelve más densas, más calientes y más compactas. La no-cocción (o el frío) son imperfecciones debido que no hay calor. 

Especies de cocción y no cocción

Maduración y crudeza 

Considerando que la cocción es una especie de calor, entonces la maduración también es un tipo de cocción. Otro modo de entenderlo es ver que la maduración es un tipo de consumación de un fruto, que los hace comestibles.  

Lo contrario de la maduración debe ser algo que pertenezca a la no-cocción, por lo tanto, lo contrario a la maduración es la crudeza. Este tipo de no-cocción puede ser aéreo acuoso o ambos. Por otro lado, también al ser imperfectas también son imbebibles e incomestibles.

Ebullición y escaldadura

La ebullición se da por el exceso de calor de una cosa húmeda. Generalmente se designa este concepto a las cosas que fueron hervidas. Al igual que la crudeza, la ebullición se da de forma aérea y acuosa; por ejemplo, cuando se asa en una sartén se debe ocupar tanto el fuego como el agua para que exista ebullición.

Hay algunos cuerpos que no son susceptibles a la ebullición, por ejemplo, las piedras; en general, en todos los cuerpos en que no exista le humedad. 

La escaldadura, como se puede inferir, es todo lo contrario a la ebullición. Esta se produce simplemente por falta de cocción en un líquido envolvente. 

Lo húmedo y lo seco

Vimos anteriormente que lo húmedo y lo seco eran potencias pasivas, mientras que lo caliente y lo frío eran potencias activas. Estas potencias pueden estar mezcladas y separadas, es decir, siempre hablamos de los húmedo con respecto a lo seco y viceversa. También se considera lo húmedo como algo deformable y lo seco como no deformable.

La representación material que más caracteriza a lo seco es a tierra y en lo húmedo es el agua. Por otro lado, podemos ver que todo cuerpo determinado está formado por agua y tierra. Además, los seres vivos solo pueden existir en la tierra o en el agua (seres terrestres y seres acuáticos).

Lo duro y lo blando

Luego de determinar lo seco y lo húmedo, es evidente que lo que sigue analizar es lo duro y lo blando. Estos dos conceptos están muy relacionados con los dos anteriores, puesto que los cuerpos húmedos y secos también son duros y blandos. 

Lo duro se define como lo que no deja que su superficie ceda, mientras que lo blando si deja que su superficie ceda. 

Los cuerpos que están bien constituidos y bien delimitados, necesariamente son blandos o duros. Al mismo tiempo, si están delimitados entonces también serán sólidos, puesto que lo que tiene plena existencia se puede tocar.

Para que un cuerpo se solidifique, primero tiene que secarse; lo que demuestra que un cuerpo primeramente debe ser húmedo, luego seco y finalmente solido(2). En cuanto a lo húmedo, podemos decir que las cosas líquidas como el agua se encuentra en muchos cuerpos y de dos formas distintas: adquirida (agua contenida en una lana) y connatural (la leche).

Licuefacción(2) y solidificación

Hay dos maneras en que la licuefacción puede ocurrir: que lo condensado se transforme en agua, o que lo helado se funda. La solidificación puede ocurrir cuando cosas que son hechas de agua (o de tierra y agua) se secan ya sea por calor sexo o húmedo. 

Sin embargo, las cosas solidificadas por el calor seco pueden disolverse por el agua que es húmeda y fría, y las solidificadas por el frío son disueltas por el fuego. Quedaría a entender que el agua no se vuelve solida por el calor, de hecho, este más bien la disuelve. La única forma en que puede solidificarse es gracias al frío. 

Tipos de líquidos 

Según Aristóteles, hay un líquido en especial que representa un problema, debido a su complejidad, el aceite. La dificultad radica en que el aceite debería solidificarse por medio del frío, pero esto no pasa por más que se enfríe. Tampoco puede solidificarse por el fuego. 

La explicación que nos da Aristóteles es que el aceite está hecho también de aire, es decir, el aire hace que el agua se espese. Por eso el aceite flota sobre el agua porque éste (el aire) se dirige hacia arriba. 

Otros líquidos están compuestos de tierra y agua; por ejemplo, la sangre, la leche y la miel. La sequedad de estos líquidos se deberá exclusivamente al escape del agua que poseen y son solidificados por el frío. Estos líquidos están más hechos de tierra que de agua.

Tipos de sólidos

Muchos cuerpos se solidifican gracias al frío; por ejemplo, el hierro fundido. Estos son enteramente hechos de tierra al igual que la arcilla.  Por otra parte, hay sólidos que están compuestos de tierra y aire como por ejemplo, la madera


Propiedades de los cuerpos

Queda claro por todas las cosas antes expuestas, que los cuerpos pueden contener tanto frío como calor. Si decimos esto, también estaríamos afirmando que los cuerpos pueden ser tanto secos como húmedos. 

En general, los cuerpos tienen y pueden tener las siguientes características:


  • Solidificable - insolidificable 
  • Fundible - no fundible
  • Ablandable - no ablandable
  • Reblandecible - no reblandecible
  • Doblegable - indoblegable
  • Quebradizo - no quebradizo
  • Fragmentable - no fragmentable
  • Impresionable(3) - no impresionable
  • Moldeable - no moldeable 
  • Estrujable - no estrujable
  • Estirable - no estirable
  • Maleable - no maleable
  • Desgarrable - no desgarrable
  • Escindible - no escindible
  • Viscoso - endeble
  • Comprimible - incomprimible
  • Combustible - incombustible
  • Fumante - no fumante

Todas estas son afecciones que cada cuerpo puede sufrir. Hablemos sobre algunas de ellas:

Solidificable - insolidificable: los cuerpos pueden solidificarse ya sea por medio del frío o del calor. Los insolidificables son los que contienen en ellos más parte de tierra o de aire que de agua;por ejemplo, el aceite, el mosto, la leche o la miel. 

Fundible - no fundible y reblandecible - no reblandecible: de lo fundible y lo no fundible puede surgir lo reblandecible y lo no reblandecible. Por ejemplo, el bronce es no reblandecible y a la vez es fundible. Otros que son reblandecibles no son fundibles, como por ejemplo, la lana y los frutos. 

Ablandable - no ablandable: lo ablandable se refiere a todos los cuerpos solidificados que no son de agua, por ejemplo, el hierro que se ablanda por el fuego. Los no ablandables son los que siendo sólidos no pueden hundirse, por ejemplo, la piedra.

Doblegables - indoblegables: doblegar quiere decir que un cuerpo derecho puede pasar a la circularidad. Los cuerpos indoblegables son aquellos que no cambian su longitud a una forma circular.

Quebradizo - no quebradizo: lo quebradizo tiene que ver con la división de grandes trozos de un objeto por ejemplo, la madera. Lo no quebradizo evidentemente, tiene que ver con lo que no puede dividirse en grandes trozos. 

Fragmentable - no fragmentable: la fragmentación se da en la división de trozos de un objeto, pero, a la vez, estos trozos se dividen en más. Lo no fragmentable es todo lo contrario, de hecho, podemos decir que hay cosas quebradizas pero que no son fragmentables; por ejemplo, la madera

Impresionable - no impresionable: lo impresionable es definido como el desplazamiento parcial de una superficie hacia dentro, ya sea por contacto, por presión o por impacto (por ejemplo, el bronce o la cera). Lo no impresionable no puede tener desplazamiento parcial hacia dentro (por ejemplo, arcilla o agua).

Moldeable - no moldeable: las cosas que son fácilmente impresionables por la mano, son moldeables. Lo no moldeable es todo lo contrario.

Estrujable - no estrujable: las cosas que son moldeables pero que no dejan huellas (por ejemplo, la lana o la esponja) son estrujables. Además, estos cuerpos no pueden destruirse, pueden ser movidos y desplazados pero no destruidos. Lo no estrujable corresponde a los cuerpos que no se contraen por presión (por ejemplo, el agua o la piedra). 

Estirable - no estirable: los cuerpos estirables son aquellos que pueden ser ''desplazados'' por medio de su superficie (por ejemplo, el nervio, el pelo). Dentro de lo no estirable se encuentran cuerpos como la piedra y el agua. 

Maleable - no maleable: todas las cosas que tienen una superficie que puede desplazarse en anchura y en profundidad son maleables. Estas también pueden ser impresionables a excepción de la madera. Lo no maleable es todo lo contrario. 

Desgarrable - no desgarrable: es desgarrable lo que puede dividirse más allá de lo que se divide. Por ejemplo, cuando la madera se corta con un hacha esta también corta otras partes de las que ya se han cortado sin haberlas cortado. 

Escindible - no escindible: lo escindible se refiere a las cosas duras y blandas, donde la cortadura de la herramienta en ellas se desplaza.  

Viscoso - endeble: Un cuerpo es viscoso cuando es húmedo, blando y estirable. Lo endeble es todo lo contrario. 

Comprimible - incomprimible: lo comprimible son las cosas que siendo estrujables permanecen así de manera permanente. Lo incomprimible es todo lo contrario. 

Combustible - incombustible: los cuerpos son combustibles cuando tienen poros que reciben al fuego, o poros que tengan una humedad más débil que el fuego. 

Fumante - no fumante: todos los cuerpos que tienen humedad, pero que esta no se evapora con el fuego son fumantes. 


Las diferentes combinaciones de lo seco y lo húmedo

Todos los cuerpos homogéneos pueden diferir entre sí por todas las propiedades intrínsecas, que se ven representadas en los tópicos anteriores. Puede resultar confuso que los cuerpos homogéneos difieran, pero Aristóteles lo ve aquí al modo como vemos su género y especie; por ejemplo, el bronce, el oro, la plata, etc. Estos cuerpos difieren en especie pero son homogéneos en cuanto a su género. 

Cuerpos húmedos

Los cuerpos que se pueden humedecer deben ser necesariamente de agua. Otros son de la combinación de la tierra, el aire y el agua.

Por ejemplo:

Tierra y agua: la leche
Aire y agua: aceite

Solidificación fría y caliente

Los cuerpos que se solidifican por efectos del frío también son de agua. Por ejemplo, el hielo, la escarcha, la nieve y el granizo. La solidificación caliente de los cuerpos se da por la tierra; por ejemplo, arcilla, queso, natrón y sales. 


El calor y el frío en los cuerpos

Se puede pensar que todos los líquidos son fríos, a menos que tengan un calor externo que los haga cambiar. Y bueno, los de tierra se consideran calientes muchas veces. 

Sin embargo, para Aristóteles, la materia en su estado natural es más bien fría. Todos los cuerpos comienzan siendo fríos, a menos que reciban calor por algún agente exterior; sobre todo, los cuerpos que están más hechos de agua que de tierra o aire. 

Conclusión

Dijimos en un principio que el libro no tenía mucho de aspectos meteorológicos. Pareciera ser más bien un apéndice al libro ''Acerca de la generación y de la corrupción'' que habíamos visto hace algunos análisis atrás. Sin duda este tratado puede parecernos fácilmente entendible, pues no nos dice nada que no sepamos gracias al sentido común; sin embargo, debemos pensar que quizás estas sean las primeras definiciones de los estados de la materia dentro de la biosfera. La especulación y la idea de interpretar los fenómenos de la naturaleza a través de mitos, no es suficiente para explicar de manera eficiente dichos fenómenos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada