lunes, 14 de diciembre de 2015

Aristóteles - La Política (Libro IV: Clases sociales y poderes del Estado).

La descripción de los gobiernos y sus desviaciones nos darán la facilidad de lo que se nos viene a colación, pues los poderes del Estado están dentro de estos gobiernos. ¿Cómo deben juzgar los hombres en estos tipos de poderes de los cuales son responsables? Los magistrados, evidentemente, deben ser ciudadanos con una virtud que sea destacada frente a otros para hacer un buen trabajo, pero además de hacer un buen trabajo, que dicha labor sea ética y conforme a un buen fin. Por supuesto, este no es un trabajo que excluya los conceptos de los libros posteriores como gobierno, Estado, constitución, ciudadanía, monarquía, aristocracia o república; al contrario, son términos que se emplearán a lo largo de lo que queda de tratado.

Referencias:

(1) Este tipo de oligarquía también se llama dinastía o oligarquía por la fuerza.
(2) De acuerdo con Aristóteles, Solón pertenecía a la clase media.
(3) Licurgo fue un legislador espartano del cual su fecha de nacimiento está en disputa.

(4) Carondas fue un legislador que vivió en el siglo IV a.C. y fue discípulo de Pitágoras.
(5) Desde ahí se pueden hacer múltiples combinaciones; por votos y por algunos ciudadanos, por sorteo y por algunos ciudadanos; por voto y por todos los ciudadanos, por sorteo y por todos los ciudadanos, etc. Los que involucran a todos los ciudadanos son democráticos y los de algunos oligarcas.

La Política


LIBRO CUARTO: LOS PODERES DEL ESTADO

Capítulo I: La ciencia política


El deber de la ciencia política es averiguar cuál es la mejor forma de gobierno, y la que mejor se adapta a las aspiraciones de los ciudadanos. Evidentemente, el cientista político debe tener en consideración el contexto del exterior para poder trabajar mejor dentro de la Nación. 

La constitución que se construya en una Nación debe atender a las necesidades de los ciudadanos que habitan en ella. Se debe hacer de tal modo que las leyes se deban a la constitución y no la constitución a las leyes. 

El objeto de la constitución concierne a las magistraturas, la distribución de los poderes y las atribuciones de la soberanía; en otras palabras, la determinación de la asociación social y política de una Nación. Las leyes son distintas de la esencia de la constitución, el magistrado debe administrar las leyes ejerciendo la justicia distributiva. Está más que claro que en cada constitución de cada forma de gobierno tiene distintas leyes.


Capítulo II: Formas desviadas de gobierno

En el libro anterior vimos tanto las formas correctas como desviadas de gobierno. Sabemos que la monarquía es ejercida por una persona que es el rey, quien además es el hombre más virtuoso de su gobierno. La tiranía es la desviación de la monarquía y considerada la peor forma de gobierno; es la forma de gobierno más alejada a una constitución bien establecida. Luego de esto está la oligarquía, pues es menos desviada que la tiranía y por último la democracia que es la desviación más tolerada. 

Ninguna de estas formas de gobierno desviadas pueden ser consideradas buenas, sin importar la situación en la que se encuentre el país. Son malas en sí mismas.

Capítulo III: Constitución de la oligarquía y la democracia

Antes de hablar de la constitución de la oligarquía y la democracia, veamos cuales son los componente del Estado. Una vez visto esto podemos proceder como se comportan dichos elementos en el régimen correspondiente. 

Lo primero que tenemos en un Estado es la familia y luego los individuos que son divididos en ricos, pobres y medianamente pobres; unos con armas y otros que no. Entre los ricos hay grados de riqueza y propiedad, mientras que otros hombres son labradores, artesanos y mercaderes. 

Luego vendría la constitución que vendría siendo la repartición legal que se divide entre los asociados de una Nación; puede conceder derechos a los ricos, a los pobres o a todos. 

La ciudad es otro de los elementos de una Nación.
  1. Los campesinos que se preocupan de los alimentos
  2. La clase trabajadora preocupada de sus oficios particulares
  3. Los comerciantes que se dedican a la compra y venta en la ciudad
  4. Los siervos o jornaleros
  5. Los guerreros que se dedican a cuidar la ciudad de los ataques internos y externos.
  6. Los esclavos
  7. Los ricos
  8. Los magistrados

Hay ciudadanos que ostentan algún cargo cree que puede ejercer uno aparte del cual está desempeñando, pero esto no es posible así como un pobre no puede ser rico ni un rico pobre. Esta primacía del rico y el pobre va a dar origen a la oligarquía o a la democracia según quien gane.

Características de la oligarquía

Antiguamente los ricos eran los únicos que podían tener caballos. Esta es una clara evidencia de oligarquía, pues dichos Estados oligárquicos estaban constituidos por una caballería. La constitución oligarca es más despótica que la democrática. En la oligarquía los ricos que ejercen la soberanía deben ser pocos pero virtuosos.

Características de la democracia

La democracia está necesariamente fundada cuando una mayoría de hombres libres ejerce la soberanía, sin importar si son pobres. En las democracias, unas están compuestas estrictamente de igualdad, donde el rico no ejerce poder por sobre el pobre pero se consideran a los dos como iguales. 

Tenemos otra forma de democracia donde los magistrados son elegidos por cierta calificación de la propiedad en el cual el monto no es elevado. Quien acredite dicha calificación podrá participar en el gobierno, en caso contrario no podrá.

Luego hay otra forma de democracia donde no es necesaria la calificación de propiedad y pueden participar todos los ciudadanos. Sin embargo, aquí la ley es la soberana. 

Otra forma de democracia es la que concede la posición de magistrado con la sola condición de ser ciudadano. También la ley es soberana.

Finalmente, tenemos una quinta forma de democracia que es igual a la anterior, pero los ciudadanos son soberanos y no la ley. 

Está claro que todas las formas de democracia aquí descritas se desviarán en demagogia si se corrompen. 


Capítulo IV: Especies de democracia

Las bases fundamentales de la democracia son la libertad y la igualdad. Mientras más se imponga la igualdad de derechos, más estable será la democracia. El peligro de caer en demagogia será cuando la democracia de la soberanía a los ciudadanos y no a las leyes, en efecto como dijimos en el libro anterior, los gobernantes son susceptibles de placer y poder, las leyes no.

Capítulo V: Especies de oligarquía


Así como hay especies de democracia, la oligarquía también tiene las suyas. 

La primera tiene como característica esencial mantener al pobre (aunque sean mayoría en la ciudad) mantenerlos al margen del gobierno para que manden los ricos. 

Luego tenemos una oligarquía que para entrar a las magistraturas es necesaria tener una renta muy alta; por otro lado, los magistrados eligen a sus propios miembros. 

La tercera se comprende en una sucesión hereditaria en los cargos públicos de la ciudad. 

La cuarta tiene que ver con la soberanía ejercida sólo por los magistrados y no por la ley. Es igualmente hereditaria(1)

Capítulo VI: Cosas finales de la democracia y la oligarquía

De lo anterior se infiere que las distintas formas de gobierno concede la soberanía a ciertas clases y a otras no.

Cuando los agricultores u otros que posean una propiedad moderada poseen el poder soberano, entonces el gobierno se administra conforme a la ley. Esto sucede porque debido al tiempo que implica trabajo de los agricultores, estos no podrán ejercer su soberanía como ciudadanos y participar de las asambleas. 

Esta es una de las características de la democracia, pero cuando al ciudadanos se le impide por todos los medios participar del gobierno, entonces tenemos un gobierno oligárquico. 


Capítulo VII: La aristocracia

Este tipo de gobierno, como dijimos en libros anteriores está compuesto de hombres que poseen una virtud absoluta y no común a todos; el aristócrata se destaca por sus virtudes y por ser un ciudadano de bien. Los magistrados son elegido conforme con la virtud que tengan y no por sus riquezas

Aunque los gobernantes de la ciudad sean virtuosos, esto no significa que esta forma de gobierno tenga el objetivo de hacer virtuosos a los ciudadanos. 

El gobierno de Cartago debe ser considerado como una ciudad aristocrática, pues la importancia del mando recae en la riqueza, en la virtud y la mayoría. El gobierno de Lacedemonia también es considerado aristocrático, pero sólo considera la virtud y la riqueza en el mando. 


Capítulo VIII: La república

De acuerdo con Aristóteles, la república es una combinación de oligarquía y democracia. En libros anteriores dijimos que la democracia y la demagogia son desviaciones de la república, pero ¿en qué se parece a la oligarquía si es una combinación de oligarquía y democracia? Cuando en la republica la educación y el linaje son asociados con la riqueza. Por otro lado, en la república los ricos tienen riqueza y propiedades y son llamados hombres de bien. 

Ahora, ¿podrá gobernar bien la república si no está gobernada por hombres de bien? Evidentemente no, pero más allá de quien gobierne (rico o pobre) es necesario que exista una buena legislación. Para esto, Aristóteles postula dos preceptos a seguir en un buen gobierno conforme a las leyes.

  1. La obediencia de los ciudadanos a las leyes.
  2. Bondad y racionalidad a las leyes que se obedecen.

La segunda podría parecer obvia, pero se debe tener en cuenta que también existen leyes malas. En este caso hay que velar por la bondad y la racionalidad. 

Finalmente, la república es la combinación de ricos y pobres en una ciudad, aunque los ricos serán considerados virtuosos y nobles.

Capítulo IX: La república (continuación)

En el capítulo anterior se dijo que la república es la combinación de la oligarquía y la democracia. ¿Cómo es esto posible? 

Un modo es hacerlo por medio de la combinación de legislaciones de ambos gobiernos en una materia determinada. Por ejemplo, en el poder judicial. 

En términos legales, la oligarquía multa al rico si no concurre al tribunal y ningún subsidio al pobre cuando no concurre. En la democracia no se establece una multa al rico, pero si se indemniza al pobre. ¿Qué haría en este caso la república? combina las dos: multa para el rico e indemnización para el pobre. 

Existe otro modo de llegar a la república combinando el derecho civil de participación en asambleas. En la democracia, la asistencia a las asambleas no tiene ninguna condición de riqueza ni renta que aleje al pobre de participar. En la oligarquía, la renta es extremadamente elevada que no permite a los pobres participar de las asambleas. La república no considerará ninguna de estas posiciones e intentará llegar a una adecuada proporción entre los dos. 

En cuanto a la designación de magistrados, tenemos que en la democracia pueden elegirse por suerte y sin exigir renta alguna; por el contrario, en la oligarquía los magistrados son seleccionados por elección además de necesitar una renta elevada. La república (así como también la aristocracia) tomarán las dos características tomando la elección de la oligarquía y la suspensión del censo en la democracia. 

La idea de tener una república es que se dé la sensación que es una oligarquía, que es una democracia y que a la vez no sea ni la una ni la otra.   

Capítulo X: La tiranía

Habíamos dicho que había dos tipos de tiranía que surgían de la monarquía misma. Es considerada la peor forma de gobierno,ya que el ejercicio del poder recae en el interés personal de dicho monarca, y no en interés del pueblo. 

Hay una tercera especie de tiranía de la que no ha hablado Aristóteles. Dicha tiranía consiste en ignorar de manera absoluta el interés de los ciudadanos sean considerados iguales o desiguales. 

Capítulo XI: El gobierno de la clase media

Postulamos ahora qué tipo de gobierno tiene la mejor constitución para el desarrollo de una ciudad. Una forma muy fácil de establecer cuál será la mejor es guiarse a través de los escritos de la Ética a Nicómaco (sobre todo el libro II de dicho tratado), donde la virtud es alcanzada gracias al término medio. 

Es claro que en una ciudad tenemos tres tipos de clase sociales: lso ricos, los pobres y los intermedios. Siguiendo con la filosofía y ética aristotélica, llegaremos a saber que la mejor clase social será la clase media. Quien tenga bienes y riquezas en exceso se encontrará en un exceso y podría corromperse por poder y el placer, mientras que los que tengan bienes y riquezas en escasez podrían volverse criminales y violentos. 

Las clases altas no saben obedecer y sólo mandarán a los demás, mientras que las clases bajas están sometidas a la obediencia absoluta. 

Ciudadanos de la clase media

La mejor constitución es la que tenga elementos iguales y semejantes en la ciudad. La clase media tiene esto que necesita la constitución porque no codician la fortuna como lo hacen los ricos y los pobres. Nunca incurren en peleas o en altercados, pues son la clase más alejada de cualquier violencia. 

Los ciudadanos poseen una propiedad moderada y suficiente para su subsistencia. Lo bueno de esto es que la ciudada se verá exenta de revueltas y enfrentamientos, pues nadie codiciará nada del otro. Es por esto que las democracias son más estables que las oligarquías porque las oligarquías dividen a las clases sociales y los enfrentamientos no tardan en aparecer. Algunos legisladores con este mismo parecer son Solón(2), Licurgo(3) y Carondas(4).

Finalmente, la clase media será la mejor de las clases junto con su constitución, ya que está cerca del término medio. Mientras la constitución se acerca a los excesos, peor será el gobierno que tenga. 

Capítulo XII: Principios de un buen gobierno

Toda ciudad tiene componentes cuantitativos y cualitativos; los cuantitativos tienen que ver con el número de ciudadanos en una ciudad, y el cualitativo con la libertad, la riqueza, la educación y el linaje. 

Cuando los ciudadanos pobres son muy numerosos en la ciudad se tendrá un gobierno democrático.  Pero para que un gobierno esté bien constituido el gobernador necesita dar lugar a la existencia de una clase media. Las clases medias deben ser la mayoría de ciudadanos para que se tenga una buena constitución. De hecho, las clases medias son los árbitros de las otras clases. 

Capítulo XIII: Las falacias que aseguran permanencia de la oligarquía

La oligarquía puede engañar a los ciudadanos en cinco puntos. 

  1. La asamblea: está abierta a todos y en caso de ausencia los ricos son multados.
  2. Las magistraturas: sólo acceden quienes tienen propiedades, los pobres pueden abstenerse
  3. Los tribunales: los ricos son multados cuando no cumplen cargos y los pobres gozan de impunidad.
  4. El uso de las armas: los ricos son multados si no tienen armas, los pobres no tienen obligación de tenerlas.
  5. La práctica de la gimnasia: los ricos son multados si no asisten al gimnasio a practicar, los pobres no tienen obligación de ir. 

Estas son las razones por las que una oligarquía permanece sin cambios, es decir, ofrecer al pobre una especie de libertad mientras los ricos deben pagar. Pero dicha libertad no siempre es tal porque los pobres estarán sometidos a los deseos de los oligarcas, aparte de no tratarlos muy bien como sucede regularmente en las oligarquías. 

Capítulo XIV: El poder legislativo

Toda constitución posee tres elementos que es necesario mantener y ordenar para lograr un buen gobierno. 

  • El primero tiene que ver con las decisiones públicas de una ciudad (Poder legislativo).
  • El segundo concierne a las magistraturas (Poder ejecutivo).
  • El tercero a los jurídico (Poder judicial).


Estos elementos se refiere a asuntos de guerra y paz, como también a la necesidad de establecer alianzas o disolverlas. Pueden estar aplicados a todos los ciudadanos y también pueden ser aplicados a sólo algunos. 

Democracia y legislación

Cuando en un gobierno todos deliberan en las asambleas públicas, entonces nos referimos a un gobierno democrático. Pero estas no son las únicas formas de poder legislativo que tiene la democracia, veamos algunas más.

Otra forma de legislación en la democracia consiste en que los ciudadanos participan en las asambleas, pero sólo para elegir a los magistrados de la ciudad. 

Una tercera forma de legislación en la democracia consiste en que los magistrados son elegidos por votos y ellos son los que deliberan sobre la guerra y la paz.  

La cuarta forma de legislación consiste en que los ciudadanos asisten y deliberan en las asambleas públicas sobre todos los aspectos de la Nación, mientras que los magistrados sólo deben presentar un informe preliminar. 

Oligarquía y legislación

Cuando sólo algunos deliberan los asuntos del gobierno se transforma en una oligarquía. 

La clase deliberativa que es elegida por sus propiedades y riquezas representa la oligarquía, aunque se acerca también a la república. Otro tipo de legislación en una oligarquía ocurre cuando los que deliberan manejan absolutamente todos los asuntos de la ciudad; a esto llamamos oligarquía pura. Finalmente tenemos un último tipo de oligarquía basado en la herencia y el rechazo a las leyes. 

Aristocracia y legislación

Cuando sólo algunas personas tienen autoridad de deliberar sobre asuntos como la guerra, la paz, la elección de los magistrados, y que éstos últimos regulen las demás cosas, entonces hablamos de un gobierno aristocrático. También pertenece a una aristocracia la elección y sorteo de magistrados. 

Finalmente, el poder legislativo tiene que ver con las decisiones que tiene que tomar cada gobernador o colectivo en las asambleas, dependiendo del gobierno que esté establecido. 

Capítulo XV: El poder ejecutivo

Para Aristóteles, el poder ejecutivo corresponde a los magistrados y por lo que hemos visto, el magistrado puede ser seleccionado ya sea por sorteo o por elección. En cuanto a la selección por sorteo ¿deberá ser considerado magistrado alguien elegido por sorteo? Realmente es difícil que sea así, pero la realidad es que así sucede en ciertos regímenes. 

El magistrado, quien ejerce el poder ejecutivo, delibera sobre ciertas cuestiones que conciernen a la ciudad; en general, debe impartir órdenes. Para que haya un buen ejercicio de la magistratura, estas deben ser impartidas de forma específica, pues pocos ciudadanos no tendrán la capacidad para ejercer en todo. 

Magistraturas y consejos según formas de gobierno

En las aristocracias se necesitará un magistrado con educación, en las oligarquías un magistrado rico y en las democracias por condición de hombre libre. 

En la democracia existe un cargo especial donde se preparaba la asamblea del pueblo, dicho cargo era ejercido por un Consejo.  Por otra parte, en las democracias extremas el consejo desaparecerá, pues el pueblo es soberano y delibera en todas las cosas. También existen en las oligarquías cuando los miembros del consejo son poco numerosos. 

Magistraturas en general

Veamos algunas características de los magistrados en general. 

  • Los magistrados pueden ser elegidos tanto por todos los ciudadanos como por algunos (ya sea en caso de herencia, calificación propietaria, méritos).
  • El método de elección puede ser por voto o por sorteo según la forma de gobierno(5)

En fin, pareciera ser que la labor de los magistrados implica tomar decisiones tanto en las cosas judiciales como en las públicas. 

Capítulo XVI: El poder judicial

Este poder se ejerce especialmente en los tribunales. Veremos tres puntos fundamentales en este capítulo. a)Quiénes integran los tribunales b)Qué tipo de asuntos son los que les conciernen c)Cómo son nombrados. 

A)Quiénes integran los tribunales

Dependerá del tipo de gobierno que esté establecido; similar a los tribunales (oligárquicos o democráticos). 


B) Qué tipo de asuntos son los que les conciernen

Según Aristóteles hay un total de ocho tribunales:

  1. Rendición de cuentas.
  2. Daños contra la ciudad.
  3. Asuntos de la constitución.
  4. Querellas por indemnizaciones (ya sean magistrados o personas).
  5. Asuntos privados.
  6. Casos de homicidios: premeditados, involuntarios, confesión e investigación de causas.
  7. Disputas contra extranjeros y ciudadanos contra extranjeros.
  8. Contratos. 

Estas son las cosas que conciernen a los jueces en el poder judicial.

C)Cómo son nombrados. 

Pueden ser nombrados de cuatro formas posibles muy parecidas a los magistrados. 

  1. Por todos los ciudadanos mediante voto
  2. Por todos los ciudadanos mediante sorteo
  3. Por algunos ciudadanos mediante voto
  4. Por algunos ciudadanos mediante sorteo

Aquí terminamos lo que concierne a los poderes del Estado y las clases sociales.

Conclusión

La ética y la política tienen una relación muy cercana. Sólo basta ver cómo Aristóteles vincula las clases sociales con el concepto de término medio como virtud. Hoy en día las clases sociales quieren ser más de lo que son. Cada una quiere aspirar a ser más y por eso mismo, aquellas caen en la codicia o en la ambición y pueden hacer de todo para conseguirlo. Es increíble que incluso las personas que ostentan los cargos donde más se necesita virtud se vuelven terriblemente viciosas. Quizás, son las formas de gobierno las que alteran las convicciones del hombre y lo hacen desviarse ¿o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada