domingo, 18 de febrero de 2018

Averroes - La destrucción de la destrucción (Libro I: La eternidad del mundo (Primera prueba)).

Como ya hemos dicho en la biografía del filósofo cordobés, este libro es una respuesta al tremendo libro religioso de Al-Ghazali llamado ''La incoherencia de los filósofos''. El análisis que Averroes da en este libro puede entregarnos muchas luces incluso para entender el tratado del mismo Al-Ghazali. En todo caso, no pensemos que por este libro Averroes es una especie de ateo científico que busca la aniquilación de la religión, pues recordemos que también tenía su libro que conciliaba tanto a la religión como a la filosofía. Veamos esta primer obra de Averroes

Sugerencia: antes de leer estos apuntes sería conveniente leer el libro ''La incoherencia de los filósofos'' de Al-Ghazali.  

Referencias:

(1) Averroes utiliza la teoría del ocasionalismo de Al-Ghazali para rebatir la propia idea del filósofo religioso. 
(2) El silogismo sería de la siguiente forma:


P1: Lo eterno no es limitado.P2: Lo temporal es limitado.C: Por lo tanto lo eterno no viene de lo temporal. 

(3) Ya en el libro X de La incoherencia de los filósofos nos habíamos preguntado en el blog si lo que decía Al-Ghazali era una falacia ad ignorantiam. Ahora sabemos que sí lo es. 
(4) Averroes critica las múltiples concesiones que Al-Ghazali otorga a Dios. 
(5) Esto podría recordarnos a los textos de Platón, donde el mismo filósofo trataba de evitar la rigidez parmenidiana del principio de no-contradicción; es decir, el ser es y el no-ser no es. 


La Destrucción de la Destrucción


Primera discusión: La eternidad del mundo

Primera prueba

La discusión entre lo eterno y lo temporal

Recordemos que en el libro Al-Ghazali, el pensador musulmán explicaba el pensamiento de los filósofos y luego lo rebatía de manera sensata frente al racionalismo filosófico. Averroes hará lo mismo pero analizando los dos puntos de vista, es decir, entre los filósofos y Al Ghazali. Comencemos.

''Los filósofos dicen: es imposible que lo temporal provenga de lo eterno. Si esto fuera así, entonces Dios estaría rebajado al mismo nivel que el mundo, pues se debe asumir que él creó el mundo. Por lo tanto, el mundo no fue creado por Dios sino que es eterno al igual que él''.

Lo dicho por los filósofos no es más demostrativo que dialéctico. Es decir, sería más una especie de sofisma más que un razonamiento dialéctico. De hecho, la discusión que arman los filósofos puede arreglarse simplemente con el concepto de movimiento; en otras palabras, la posibilidad de pasar de una cosa a otra. 

''Al-Ghazali dice: ¿por qué se niega que un ser eterno que vive en el tiempo no puedo crear algo temporal como lo es el mundo?''

Para Averroes, el argumento de Al-Ghazali es totalmente sofístico. En efecto, si la pregunta de Al-Ghazali implica que el Ser Eterno crea a otro ser, entonces el Ser Eterno cambia lo que es imposible de sostener: el Ser Eterno siempre es el mismo y no está sometido al cambio.  Además, si hubiera una voluntad en el Ser Eterno, esta voluntad debiera ser eterna y su principio también, al igual que el principio de este y así ad infinitum.

Al-Ghazali se equivoca al pensar que la voluntad eterna y la voluntad temporal son complementarias o válidas entre ellas; al contrario, son totalmente opuestas. ¿Cómo es que la voluntad eterna llega a tener un punto en su eternidad que determina la otra voluntad temporal?

Veamos ahora lo que dicen los filósofos y Al-Ghazali:


''Los filósofos dicen: es imposible que de algo eterno se produzca algo temporal. A toda causa sigue un efecto que de ser necesariamente similar. El efecto es imposible sin una causa, además que la demora del efecto también será imposible sin el comienzo de la causa. Por lo tanto, en el momento que el efecto es causado, no hay demora entre la causa y el efecto''.  

''Al-Ghazali dice: es posible que exista la demora como cuando una causa es retrasada y se debe esperar al efecto. Por ejemplo, cuando un hombre declara que se divorciara, pero antes de esto debe pasar un día. Ese paso del día sería el efecto. De hecho, el efecto depende de un evento nuevo el cual es imposible de detener; por ejemplo, el paso del día es inevitable de detener o acelerar. También existe otro ejemplo con el retraso del efecto en la escritura; por ejemplo, pensar en escribir no quiere decir escribir.  


De acuerdo con Averroes, Al-Ghazali refuerza el argumento de los filósofos. ¿Por qué? porque puede existir demora ¿cómo? con el poder de Dios. En otras palabras, si decimos que Dios es la máxima voluntad, entonces no importa que el divorcio sea al día siguiente, así como tampoco importa que el escritor quiere escribir. Todo está sujeto a la voluntad de Dios y por lo tanto, la demora puede existir sea propuesta o no(1).

Por lo demás, Averroes indica que las cosas naturales no tienen relación con las cosas artificiales; en este caso, el divorcio que es un tema artificial no tiene que ver con el paso del día. 

Al-Ghazali prosigue:


 ''Al-Ghazali dice: nada hay más poderoso que la voluntad de Dios. Dios creó las cosas siendo eterno y ustedes (los filósofos) dicen que hay una imposibilidad de crear cosas temporales a través de una eterna. ¿Lo dicen porque Dios no tiene voluntad o porque su silogismo lo dice así?(2). Sea como sea, la imposibilidad de que Dios pueda crear algo temporal es sólo una suposición arbitraria''.
''Además, recordemos que si no es posible que Dios haya creado todas las cosas temporales ¿cómo es que las conoce siendo omnipotente? No puede ser omnipotente si no conoce todas las cosas temporales, y para conocerlas, no solamente debió crearlas sino que también estuvo involucrada con ellas''. 

Pareciera ser que los filósofos cometen un error diciendo que Dios es absoluta unidad y por lo tanto no acepta pluralidad. Sin embargo, también es raro decir que es unidad y pluralidad al mismo tiempo. Cuando se tiene un objeto, en este caso Dios y además existen dos opiniones con respecto al mismo, entonces ya no se podrá encontrar la verdad sino que solo pareceres

A continuación, Averroes pone en evidencia una falacia ad ignorantiam en los argumentos de Al-Ghazali.


''Al-Ghazali dice: de todos modos, ustedes (los filósofos) no puede probar que el mundo es eterno porque deberían entrar a probar que no tiene una causa. Sin embargo, esto ya es imposible de probar, así como ellos (los filósofos) dicen que es imposible decir que el mundo no es temporal''.

Averroes pone inmediatamente en evidencia que lo dicho por Al-Ghazali es una falacia, ya que el mismo Al-Ghazali está pidiendo la no-existencia de pruebas de que el mundo es eterno; por supuesto, como los filósofos no pueden probar que no tiene causa, entonces se dice que el mundo sí tiene causa (y de acuerdo con Al-Ghazali sería Dios)(3)

Averroes señala que todo lo dicho por Al-Ghazali no hace más que dejar el problema con más dudas, justo lo que los mismos sofistas hacían en tiempos A. C. 

El problema estriba en decir que algo temporal puede ser eterno o que algo eterno puede ser temporal. Averroes nos recuerda a Aristóteles quien nos decía que si el movimiento procede de un movimiento y un elemento de un elemento, entonces ni el movimiento ni el elemento existirían. Todo lo que tiene un comienzo tiene final y lo que no tiene comienzo no tiene final; el primero es temporal mientras que el segundo es eterno. 

El alma y la voluntad eterna

Veamos lo que Al-Ghazali dice con respecto al alma


''Al-Ghazali dice: digamos que el alma de Zahir es idéntica al alma de Amr. Si esto fuera así, entonces todas las cualidades de ambos serían exactamente iguales lo cual es un absurdo pues ningún alma es idéntica a otra''.

Averroes dice que Zahir y Amr serían numericamente diferente, pero idénticos en la forma. Por ejemplo, el alma de Zahir muere tal y como moriría el alma de Amr; tienen la misma cantidad (un alma) y las mismas facultades (vegetativa, apetitiva, etc.). 

La creación

Al-Ghazali dice lo siguiente sobre la creación:


''Al-Ghazali dice: muchos filósofos se han preguntado por la actividad y la inactividad de Dios  (Cicerón y San Agustín). Yo les digo que si dicha inactividad (es decir, antes de crear el tiempo) es finita, entonces él es finito; si es infinita, entonces él es infinito''. 

Imposible decir que una cantidad de tiempo es infinita, pues lo infinito no tiene comienzo ni fin. Por medio de la razón es difícil decir que algo puede ser finito e infinito a la vez.


''Al-Ghazali dice: es perfectamente posible imaginarse que de lo eterno pueda surgir lo temporal. A veces, la razón no nos deja ver lo que está más allá y es por eso que debemos utilizar la imaginación. Además, el poder de Dios se sitúa más allá del entendimiento humano''. 

Si algo como esto existe no solo en los humano sino que también en Dios, entonces existe el riesgo de caer en un absurdo ¿Cuál? el de creer que Dios tiene la dualidad de ser y no ser, de ser voluntad y no voluntad. 

Hay algo que hace pasar a los seres desde la no-existencia a la existencia. Ese ''algo'' es la voluntad primera o ser Primero, pero como sabemos, este ser debe elegir entre la existencia o la no existencia y no las dos al mismo tiempo(4).

Los seres celestes y su movimiento

Ahora se discute sobre el movimiento de los seres celestes:


''Al-Ghazali dice: los cuerpos celestes se mueven de este a oeste. Si el universo tiene un giro en una sola dirección, entonces no habría ningun cambio en las estrellas fijas. Sin embargo, los movimientos de los seres celestes son unos de este a oeste, y aunque hubiera un planeta con un movimiento contrario, ambos serían equivalentes''.

Para Al-Ghazali, los espacios, las direcciones, las situaciones y las posiciones son equivalentes las unas con las otras; sobre todo cuando se trata de los cuerpos celestes que entre ellos tienen una relación. Así, las equivalencias pueden tomarse de cualquier ángulo; por ejemplo, la existencia y la no-existencia tienen una equivalencia, tienen una relación entre ellas(5).

No obstante, Averroes no está de acuerdo con esta equivalencia. De ser así, tengamos el ejemplo de un ojo. ¿Podrá ser la ceguera equivalente a la videncia? todo lo que es contrario es esencialmente contrario. Si la existencia y la no-existencia fueran equivalentes, entonces el sustrato sería un absurdo que dependería de algo exterior. 

Especificación de lo temporal

Al-Ghazali continúa argumentando sobre lo de lo temporal. 

''Al-Ghazali dice: los filósofos dicen que es imposible que algo temporal venga de algo eterno. Sin embargo, ellos también deben considerar que en el mundo hay muchas causas que hasta hoy están sucediendo. Es absurdo decir que estas causas se suceden a otras ad infinitum, por lo tanto, no podemos decir que algo temporal viene de otra cosa temporal porque no podríamos adscribirlo a un creador. En cambio, si tenemos que decir que hay un creador entonces este no puede ser temporal, ya que de lo contrario sería creado. 

Los filósofos consideran la repetición de seres temporales ad infinitum pero de manera accidental. Por ejemplo, uno hombre proviene de otro bajo ciertas condiciones; por ejemplo, concebir un ser nuevo por medio de la esperma. El ciclo de los seres humanos es un círculo que se va repitiendo infinitamente sin la necesidad de un ser en acto que los produzca. 

Por otro lado, si el hombre proviniera de otro hombre ad infinitum, entonces la materia de ese hombre debería ser infinita lo cual es imposible porque la materia se modifica y perece. Esto prueba que los temporales sólo pueden tener una causa temporal.

Luego Al-Ghazali dice.

''Al-Ghazali dice: los filósofos dicen no tener problema en que un ser temporal provenga de un eterno, pero si habría problema en que el primer ser temporal provenga de un eterno. Sin embargo, no habría ninguna diferencia entre el primero y los últimos si esto fuera así. 

La respuesta correcta para esto no es la que dan los filósofos, sino que es la siguiente: los temporales provienen del Primer Eterno no en cuanto son temporales, sino en que son eterna y genéricamente temporales

Conclusión

Me parece muy bien que Averroes pueda ver más allá de los pensamientos de Al-Ghazali. Ya el tema de la falacia ad-ignorantiam podría ser uno de los mayores argumentos en contra de a Al-Ghazali, además del problema de la temporalidad que se plantea en frente de la eternidad. Este problema aún no ha terminado pues solo vamos en la primera prueba; ya vamos a la segunda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario