viernes, 13 de mayo de 2016

Marco Tulio Cicerón - Pro Caelio (En defensa de Marco Celio) (56 a.C.).

Marco Celio Rufo, orador, político y caballero de la república romana. Fue discípulo de Craso y Cicerón, al cual a este último ayudó a procesar a Catilina por corrupción (la conjura). Esta vez nos encontramos con un fiel amigo de Cicerón que es culpado del asesinato a un senador de la república. Es hora para Marco Tulio Cicerón de demostrar que la amistad es un factor importantísimo para defender a un amigo en una acusación tan grave como la que veremos. 

ADVERTENCIA: Este discurso no contiene todos sus párrafos, pues no todos pudieron recuperarse.

PRO CAELIO
EN DEFENSA DE MARCO CELIO RUFO


Defensa

Uno de los métodos para defender a sus clientes era apelar a la buena vida de su protegido. Marco Celio es un caballero romano con un padre muy destacado dentro de la república. La postura y figura de Celio era objeto de críticas y perjuicios.

Celio y su relación con Catilina

Las acusaciones están inspiradas por las sospechas de que Celio estuvo involucrado con Catilina en la conjura, pero ciertamente Cicerón duda de esto. 

Lo que sí, Celio era adherente a algunas de las medidas políticas de Catilina; sin embargo, el orador enfatiza que Celio en ese tiempo era muy joven y por lo tanto, se dejaba llevar por las pasiones de otros. En todo caso, en los tiempos en que Cicerón era pretor, Celio estaba asistiendo al orador y no a Catilina (que en ese tiempo también era pretor). 

Acusación de violación (extracto mayormente perdido)

También Celio fue acusado de violación reiteradas veces. Violación hecha a esposas de algunos ciudadanos romanos que sin embargo, no presentaron ninguna acusación. 

Aquí Cicerón introduce una especie de pistas para reconocer a un culpable: primero debemos ver sus acciones, sus palabras, sus acusaciones (previas), sus intrigas y sus demandas. Todas estas pistas nos darán una conección entre el acusado y la víctima (conección que Celio no tenía con ninguna de sus víctimas).  

Asuntos con Clodio

Ya sabemos quien era Clodio y como se opuso al regreso de Cicerón. Celio se enamoró de la hermana de Clodio y tiempo después la dejó; lo que produjo la ira de Clodio y de su hermana, y posteriormente planearan acusarlo. 

Dicha acusación se basaba en un dinero que supuestamente Celio le debía a la hermana de Clodio, pero al no haber pruebas el plan no dio resultado. Además, se acusa a Celio de haber envenenado a Clodia, luego de supuestamente hacerlo con Dio de Alejandría. Cicerón nos dice que Celio era lo bastante inteligente como para disociarse de Clodia. 

Acusación de Dio de Alejandría

Dio de Alejandría era un filósofo griego quien fue asesinado por el delito de envenamiento, siendo el principal sospechoso Marco Celio. La defensa de Cicerón nos dice que en realidad Dio fue muerto por otros miembros de la oligarquía de Roma, y no por Celio. 

No obstante, nada se sabe del veneno, ni de la preparación, ni de dónde está, ni de cómo podría haberlo hecho. Esta simple observación de falta de evidencia refuta los dos casos de envenenamiento. 

Conclusión

Esta fue una de las defensas que más costó a Cicerón, si bien Celio fue absuelto, no fue fundamentalmente por su defensa sino que más bien por el pago de su fianza. Nuestro orador intenta no ofender tanto a la opinión pública como a Pompeyo, pues estaba muy complicado en la defensa por esto mismo; defender a Celio significaba en alguna medida perjudicar a Pompeyo o al partido popular. Seguiremos con las defensas de Cicerón pero ya no desde su tribuna...

No hay comentarios:

Publicar un comentario