martes, 17 de mayo de 2016

Marco Tulio Cicerón - In Pisonem (Contra Lucio Calpurnio Pisón) (55 a. C.).

En este escrito conoceremos el concepto de ''invectiva''; un discurso agresivo en contra de una figura de autoridad. La verdad es que este discurso tiene mucha polémica entre lso expertos, pues se dice que tiene muchas imprecisiones de parte de Marco Tulio Cicerón. Puede ser que la ira en contra de este personaje haya calado en este escrito, como ya lo ha hecho en otros nombrandolo someramente en otros publicados. Específicamente, en el discurso De Provinciis Consularibus se nombra a Pisón junto a Gabinio en una larga crítica sobre sus consulados. Veamos que tiene que decir ahora el orador. 

IN PISONEM
EN CONTRA DE LUCIO CALPURNIO PISÓN


Acusación

El discurso comienza con un ferviente ataque a la persona de Pisón, tal cual lo hizo con Catilina. Sus cargos fueron conseguidos por sus influencias y no ciertamente por sus méritos. 

Pisón estuvo involucrado indirectamente en la conjura con Catilina, y Cicerón se lo dice cara a cara. En realidad, Pisón fue testigo de cómo se reunían la armas para hacerla conspiración contra la república. Fue un colaborador indirecto pues se quedó en silencio para que la conjura pudiera desarrollarse sin problemas, es por eso que Cicerón lo culpa de inmovilidad frente a estos hechos. 

Comportamiento 

Una de las cosas más terribles que se le acusan es su reprochable comportamiento, pues un pretor no puede eructar o emborracharse en las reuniones con los demás magistrados. Era bien sabido que Pisón decía tener una medicina (la cual era vino) que lo hacía emborrachar inmediatamente. 

Celebraba las fiestas de manera excesiva junto con sus secuaces e incluso festejaba cuando no había nada que celebrar. Su mala administración dentro de su consulado dejó los tesoros públicos agotados y con un ejército hecho a su capricho. 

Conclusión

Esta no fue una acusación tan grave como la de Verres o Catilina, pues no involucra un jurado o algo así. No obstante, la carga emocional y la indignación de Cicerón no tienen límites para tratar a su enemigo de la peor forma. Sabemos que los grandes enemigos del orador eran Catilina, Clodio, Gabinio, Marco Antonio (éste último lo veremos después) y Pisón, el cual, quizás, no se lleva la peor parte, pues la causa de muerte de este último no se sabe. Muchos dicen que muere en combate, pero sigue siendo un misterio su muerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada